República Argentina: 11:20:40am

Internacional

En su habitual columna semanal del diario La Nación, el periodista Joaquín Morales Solá se preguntó el domingo (02 mar 2014) qué quiso decir la Presidenta Cristina Kirchner cuando sostuvo que “vamos a estar mejor” con los militares bajo la conducción del Jefe del Ejército César Milani.
Morales Solá es el único columnista de entidad que se detiene en ese pasaje del maratónico discurso presidencial que, por su dilatada extensión terminó dispersando la atención de los analistas quienes, aparentemente en su gran mayoría, no tuvieron en cuenta la mención.
“El orden de algunos asuntos que planteó (en el discurso) fue sintomático. Empezó por quejarse del descontrol del orden público, siguió lamentándose por los disturbios opositores en Venezuela y terminó elogiando a las Fuerzas Armadas argentinas por lo que hacen al margen de su función militar. ¿Esas funciones extramilitares podrían incluir la represión de eventuales estallidos sociales? No lo dijo. Sólo señaló que "vamos a estar mejor" con los militares bajo el comando de César Milani, pero no aclaró si el plural involucraba sólo al kirchnerismo o también al resto de los argentinos”, precisó Morales Solá.

Leer más...

La Cámara Federal declaró nulo el congelamiento de los bienes de dos militares que se fugaron del Hospital Militar en 2013. El Tribunal juzgó que el hecho de que hayan sido condenados dentro de la tipificación crímenes de lesa humanidad por su actuación durante la lucha antisubversiva,  no implicaba que los que los apoyan económicamente para continuar prófugos cometan el delito de financiación del terrorismo, según lo informó (viernes 28 feb 2014) el Diario Judicial.
La decisión fue adoptada por la Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y Correccional Federal, integrada por los jueces Horacio Cattani, Martín irurzun y Eduardo Farah. El alto tribunal decidió confirmar la decisión del juez Claudio Bonadío, quien declaró nulos los congelamientos administrativos de bienes y dinero dictados por la UIF sobre Jorge Olivera y Gustavo de Marchi, actualmente prófugos de la justicia.
 

TIEMPO MILITAR, ante las reiteradas alertas de nuestros lectores del borrado masivo de comentarios, señala que persisten las interferencias y bloqueos a nuestro sitio web, al cual no podemos tener acceso salvo como ahora por canales de emergencia.

Estamos intensificando nuestros esfuerzos por lograr superar esta situación. Pedimos disculpas pero, reiteramos, no somos nosotros los que borramos o damos de baja los comentarios.

Por favor utilizar el mail  Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla. para dar cuenta de nuevas anomalías. Por lo que vemos algunos lectores pueden ingresar al sistema y dejar sus inquietudes pero desde aquí es imposible el monitoreo. Luego esas mismas inquietudes desaparecen de la web, lo que estamos investigando.

Con una severa crítica a miembros de su propio Gobierno, el ministro de Defensa uruguayo y ex guerrillero tupamaro, Eleuterio Fernández Huidobro, los acusó de llevar al hambre y a la miseria a los militares de su país y sus familias y reclamó una rectificación de la política oficial en ese sentido.
En el Frente (Amplio, el partido oficialista) hay sectores que tienen un antimilitarismo muy primitivo, producto de la violación a los derechos humanos en la década del terrorismo de Estado. ¡Es una cosa increíble! En Uruguay hay una lucha por los derechos humanos de tal fecha a tal fecha, es decir cuando me pegaron a , lo demás no interesa”, dijo

Leer más...

Camaradas y amigos del  Capitán de Navío RAÚL ENRIQUE SCHELLER, que cumple prisión en el penal de Marcos Paz, denunciaron el martes (14 enero de 2014) que el oficial fue nuevamente trasladado a ese establecimiento tras una breve internación en el Hospital Fernández de la Capital Federal, donde una extraña "Junta Médica" dictaminó que estaba en condiciones de volver a prisión.
El oficial había sido llevado al nosocomio capitalino luego de la repercusión pública provocada por su crítica situación.
En esa ocasión se señaló que el Capitán Scheller, al no podérsele brindar los servicios elementales, fue derivado a hospitales de la zona donde tras un peregrinaje en distintos nosocomios reingresó a Marcos Paz en situaciones aún más precarias. El posterior traslado al Hospital Fernández tuvo idénticos resultados.
De acuerdo al informe de la Unión de Promociones, más de 200 uniformados murieron en prisión bajo estas condiciones.
.
(en edición impresa de Febrero se brindará un nuevo y completo panorama de los encarcelados y su estado de salud)

Más Leídas