Tiempo Militar

Para el diario El Universal de México y otros analistas occidentales, Wladimir Putín está sacando ventajas del conflicto separatista ucraniano

Un documento del diario El Universal de México, y un informe de analistas occidentales, sostienen que Putín está sacando ventajas en el conflicto separatista ucraniano frente a Occidente demasiado preocupado por el avance del terrorismo islámico.

 Según el trabajo, hablar de que "Ucrania explota de nuevo" es de hecho algo impreciso. A pesar de un -débil y continuamente violado- cese al fuego, en vigor desde septiembre, la realidad es que el conflicto que se ha gestado en ese país por ya más de un año ha permanecido irresuelto. Pero más recientemente, mientras la atención del mundo se centraba en los atentados de París y en temas como Al Qaeda en Yemen o el Estado Islámico, el conflicto armado en Ucrania resurgía en decenas de frentes, en lo que aparenta ser un robustecimiento a la rebelión separatista por parte del Kremlin. Para los analistas, este resurgimiento se encuentra íntimamente vinculado con cuestiones geopolíticas, con cuestiones económicas como las sanciones impuestas a Moscú, la baja en los precios del petróleo o la crisis que atraviesa la economía rusa, hasta incluso cuestiones de política interna como la elevada popularidad de Putin, impulsada en buena medida por retórica relacionada con esta temática. Ahora bien, los factores anteriores se encontraban ya presentes desde hace meses, al menos en cierta medida. La pregunta es entonces ¿qué es lo que lleva a Rusia a reanudar su estrategia de "conflicto de baja intensidad" en Ucrania precisamente ahora? publicó el 4 de febrero el blog.eluniversal.com.mx bajo el título “Ucrania explota de nuevo: el rol de Rusia”.

El citado material cita algunos apuntes al respecto que son los siguientes: 

Con el deceso del Suboficial Principal (r) Rubén René Giménez, de la policía de La Pampa, ascienden a 284 los fallecidos en prisión por causas de la guerra antisubversiva

La Unión de Promociones informó en la noche del miércoles 25 feb 2015 sobre el fallecimiento en prisión, acaecido el domingo 22 de febrero, del Suboficial Principal (R) de la policía de La Pampa, Rubén René Giménez.

Con su deceso, ascienden a 284 el número de muertos en tal condición.

 

 

 

Última actualización en Jueves, 26 Febrero 2015 00:01

Visitas: 37

Temen que la drástica reducción de cascos azules en Haití, sea el prólogo del fin de las misiones de paz

La decisión del gobierno argentino de reducir drásticamente, a unos 70 hombres, el contingente de soldados argentinos en Haití, generó decepción en quienes ya estaban preparándose para integrar una nueva misión, alentados por la perspectiva económica de una remuneración global cercana a los 100.000 dólares por todo el período, pagados por Naciones Unidas, pese a la poda que se aplica aquí donde es el Gobierno el que incauta ese dinero y luego lo liquida a sus beneficiarios en moneda nacional y al valor oficial.

La decisión de replegar el contingente actual fue anunciada por el ministro de Defensa, Agustín Rossi, según lo informó el miércoles (25 feb 2015) el diario La Nación a través de una nota firmada por su corresponsal en temas eclesiásticos y militares, Mariano De Vedia.

La salida al exterior, aún en el marco de la política confiscatoria oficial, es siempre una buena alternativa para quienes intentan mejorar tanto sus ingresos como su formación profesional en momentos en que las fuerzas armadas argentinas se hallan reducidas a una mínima expresión sin capacidad operativa como unidades de combate.

Por norma general el rol de las misiones de paz es eminentemente policial, con armamento limitado de autodefensa, pero igualmente da la oportunidad de adquirir experiencias en el marco de nuevas culturas en distintas latitudes del planeta y junto a otros ejércitos.

El temor es que a partir de la anunciada decisión, que en principio solo contempla dejar en Haití al hospital reubicable de la Fuerza Aérea, se opte por seguir un temperamento similar con otras misiones en preparación.

Última actualización en Miércoles, 25 Febrero 2015 19:51

Visitas: 59

Unión de Promociones informó que asciende a 283 el número de fallecidos en prisión por causas de la guerra antisubversiva

La Unión de Promociones informó que con los decesos del Sargento (R) Pedro Roberto Rojas, de la policìa de Tucumán, ocurrido el 12 de febrero pasado y del Teniente Coronel (R) Joaquín Tomás Guerra (Infantería, Promoción 98) acaecido el viernes 20 de febrero, se eleva a 28 el número de fallecidos en prisión como consecuencia de la guerra antisubversiva de los 70.

El comunicado, que lleva la firma del coronel (R) Guillermo César Viola exhorta una vez a la comunidad a seguir bregando por el establecimiento de justicia tras cuestionar severamente la validez jurídica de los procesos que se llevan adelante

Última actualización en Lunes, 23 Febrero 2015 18:29

Visitas: 60

Ordenan el cierre del Batallón 603 en San Lorenzo y relevan del cargo al Director de Arsenales, tras comprobarse el robo de 26.000 balas 9 mm presuntamente con destino al narcotráfico

El ministro de Defensa, Agustín Rossi , ordenó el viernes (20 feb 2015) el cierre del Batallón de Arsenales 603 "San Lorenzo", donde se produjo un "faltante" de 26.000 balas de calibre 9 milímetros. El Batallón está ubicado en Fray Luis Beltrán, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Rosario, en Santa Fe.

En un comunicado, Rossi informó además el pase a retiro del director de Arsenales del Ejército Argentino, coronel Hugo Víctor Meola, y "encomendó al jefe del Ejército Argentino, teniente general César Milani, que la totalidad de armas, municiones y otros elementos sean relocalizados en otras unidades militares del país". Y también "instruyó al jefe del Ejército crear una Base de Apoyo Logístico y una UMRE (Unidad Militar de Emergencias) en las instalaciones que hasta el día de hoy ocupaba dicha unidad".

El faltante de municiones fue denunciado a fines del año pasado por el Ejército ante el Juzgado Federal N° 3 de Rosario, a cargo de Carlos Vera Barros, que derivó la investigación al fiscal Mario Gambacorta. La información fue confirmada a LA NACION por fuentes judiciales y de Defensa.

En la denuncia, el Ejército alegó que advirtieron que faltaban 26.000 balas después de hacer un control de municiones acopiadas.

El año pasado también se produjo el faltante del misil TOW 2, que fue denunciado ante el juez federal de La Plata Laureano Durán. Ese misil fue robado sin su lanzador, por lo que "resulta inoperable". Por este hecho, un oficial y cuatro suboficiales fueron "suspendidos" y están siendo investigados.

El diario La Nación, en una nota firmada por su corresponsal en Rosario, señaló en su edición del viernes (20 feb) que días antes de que el Ejército denunciara el robo de un misil TOW 2 del Escuadrón de Caballería Blindado 1 de La Plata, el 12 de enero pasado, se produjo un "faltante" de 26.000 balas de calibre 9 milímetros en el Batallón 603 San Lorenzo, en Fray Luis Beltrán, a unos 15 kilómetros de esta ciudad. 

El supuesto robo de balas, que podrían servir para cargar por completo 2000 pistolas, llevó al Ministerio de Defensa a ordenar la suspensión de dos oficiales y cinco suboficiales que estaban encargados de la custodia del armamento y a prever la mudanza del arsenal para su seguridad, precisó el rotativo en su nota que ocupa una parte de su primera plana y que inmediatamente agregó:.

El faltante de municiones fue denunciado a fines del año pasado por el Ejército ante el Juzgado El Federal N° 3 de Rosario, a cargo de Carlos Vera Barros, que derivó la investigación al fiscal Mario Gambacorta. La información fue confirmada a LA NACION por fuentes judiciales y de Defensa.

En la denuncia, el Ejército alegó que advirtieron que faltaban 26.000 balas después de hacer un control de municiones acopiadas. Fuentes del Ejército cercanas a su jefe, César Milani, decidieron no dar precisiones ni hacer declaraciones sobre lo sucedido al ser consultadas por LA NACION. El robo se mantuvo en secreto.

La cartera que conduce Agustín Rossi ordenó una investigación administrativa del hecho a la par de la pesquisa judicial y decidió el traslado del arsenal de "munición de bajo calibre" a otra dependencia del Ejército, que aún no fue definida.

Llamó la atención en Defensa que esta sustracción se produjera días antes de que se conociera el faltante del misil TOW 2, que fue denunciado ante el juez federal de La Plata Laureano Durán. Ese misil fue robado sin su lanzador, por lo que "resulta inoperable". Por este hecho, un oficial y cuatro suboficiales fueron "suspendidos" y están siendo investigados.

A diferencia del misil, que en teoría no está operativo, aunque tiene capacidad para perforar un blindado, las 26.000 balas que faltan del Batallón 603 pueden ser utilizadas en cualquier pistola de calibre 9 mm. En la mayoría de los homicidios y hechos de inseguridad que se cometen cada día se usan armas de ese calibre. Una caja de 50 unidades en una armería cuesta entre 450 y 500 pesos. Pero en el mercado negro estas municiones pueden venderse al doble de su precio, según explicó un especialista de una fuerza de seguridad.

Ese tipo de balas se producen en la Fábrica de Armas Fray Luis Beltrán, que depende de Fabricaciones Militares, y se encuentra a pocos metros de la sede del Batallón 603, que es conducido por el coronel Guillermo Bonnefous. Este militar fue ascendido el 27 de diciembre de 2012, a través del decreto 2597/12.

 

ANTECEDENTES

 

No es la primera vez que se detecta un faltante de armamento y municiones en el Batallón 603. El 18 de febrero de 2011, el Ejército denunció que en esa unidad militar faltaban 154 fusiles FAL, piezas para el armado de 250 fusiles, una ametralladora MAG (calibre 7,62 mm), piezas de cinco ametralladoras (calibre 12,7 mm) y una pistola 9 milímetros. El 4 de marzo de 2011, el entonces ministro Arturo Puricelli decidió el pase a disponibilidad del general de brigada Alejandro Luis Pucheta, uno de los más altos mandos del Ejército.

Pucheta era comandante de Arsenales y de él dependían todos los batallones del arma, entre ellos el 603. La investigación del robo tuvo un inicio trágico, porque el sargento ayudante Hernán Solís, que se desempeñaba como jefe de la Sección Armamento de la Compañía de Abastecimiento del Batallón, se pegó un tiro con el arma reglamentaria.

Un informe del ex jefe de Gabinete Juan Manuel Abal Medina, a mediados de 2012, reveló que de los batallones de Arsenales 601 y 603 se habían sustraído entre 2010 y 2012 274 correderas, 282 cerrojos, 288 armazones, 512 cajones de mecanismo y 45 cañones de repuesto de fusiles. Y en 2004, tal como publicó en aquel tiempo LA NACION, se supo de la aparición de fusiles FAL del Ejército en manos de narcos de las favelas de Río de Janeiro.

 

Última actualización en Sábado, 21 Febrero 2015 01:02

Visitas: 116