República Argentina: 12:06:48pm

Internacional

(texto cortesía diario La Tercera, Santiago, domingo 17 agos 2014)

A poco más de tres meses del trigésimo aniversario de la firma del Tratado de Paz y Amistad en el Vaticano entre Chile y Argentina, el ministro de Defensa Nacional, Jorge Burgos, se refirió a la colaboración que prestó Chile al Reino Unido, en medio de la Guerra de las Malvinas.

“La inmensa mayoría de los chilenos no estamos orgullosos de la actitud de la dictadura durante la Guerra de las Malvinas”, expresó el secretario de Estado en entrevista con La Tercera. 

No obstante el matiz planteado por Burgos, en orden a que la conflagración “ocurrió en un mundo distinto”, sus dichos provocaron  ayer un intenso debate entre los usuarios de redes sociales. 

Con todo, personeros políticos salieron al paso de las declaraciones del ministro. “No hay que disculparse con Argentina en (el tema de) la Guerra de las Malvinas. Ellos desencadenaron la guerra, invadieron. Chile no hizo uso de la fuerza y apoyó a Argentina en todos los organismos internacionales”, sostuvo el ex canciller Hernán Felipe Errázuriz. 

“Si hubiera tenido éxito las Malvinas, el próximo objetivo de Argentina, dicho por Leopoldo Galtieri en el balcón de la Casa Rosada, era nuestro territorio de Picton, Nueva y Lennox. Creo que la actitud que tuvo la dictadura chilena , en este tema en particular, fue necesaria”, agregó Francisco Vidal, profesor de historia y ex ministro de Defensa. 

Coincidió sobre el punto el secretario general de RN, Mario Desbordes. “Frei Montalva o Allende se habrían visto obligados a actuar igual”, a lo que el senador UDI Víctor Pérez añadió que “estamos orgullosos de lo que se hizo en esa época, que es mantener la paz”. 

Cabe recordar que en 1977 Argentina declaró “insalvablemente nulo” el laudo arbitral por el conflicto del Beagle que mantuvo con Chile, haciendo inminente un conflicto armado. Junto a ello, figuras como el ex comandante en jefe de la Fach Fernando Matthei y la ex mandataria de Gran Bretaña Margaret Thatcher reconocieron públicamente la ayuda prestada por Chile hacia el Reino Unido durante la Guerra de las Malvinas.

 

    El Boeing de la Malaysia Airlines que se estrelló en Ucrania con 295 personas a bordo, todos muertos, fue probablemente abatido mientras volaba a 10.000 metros de altura por misiles S-300 o Buk, según un despacho de la agencia noticiosa italiana ANSA, que basó su testimonio, desde Moscú,  en una fuente rusa autorizada citada por la agencia informativa rusa Interfax. La misma agencia sostuvo que el blanco, bien pudieran haber sido en realidad el avión del presidente ruso Wladimir Putín, el cual supuestamente se cruzo con el 777 malayo cuando regresaba trayendo al mandatario desde Brasil. Pero 24 horas después, en la tarde del viernes 18 jul 2014, se difundieron grabaciones de separatistas pro rusos señalando que habían sido ellos los que abatieron al avión, que consideraban hostil u espía y preguntándose, al comprobar que habían abatido civiles, porqué la aeronave habría ingresado a un espacio aéreo donde "hay una guerra en curso"

    Para los especialistas militares rusos, citados por Interfax, a esa altura un avión sólo puede ser alcanzado por ese tipo de misil, originario de la familia del SAM, que tuvo una perfomance considerable en la guerra del Kippur en 1973.

    De acuerdo con un reporte del Washington Post, los Buk, conocidos también como SA-11, son una clase de misiles tierra-aire de medio alcance lanzados por una plataforma móvil que puede golpear objetivos que van a alturas superiores a aquellas del vuelo MH17 y según algunas estimaciones, hasta un máximo de casi 25-30 kilómetros.

    Los Buk fueron desarrollados porla Unión Soviética -que los puso en pleno funcionamiento en 1980- y luego porla Federación Rusa con el objetivo de abatir a cualquier tipo de objetivo volador. 

Leer más...

La próxima visita del presidente ruso Wladimir Putín a la Argentina, que añade un nuevo eslabón, especialmente en materia de cooperación militar, al progresivo estrechamiento de los entendimientos entre Buenos Aires y Moscú, permite a los observadores profundizar sus conclusiones en el marco de una coincidente impresión: Los países BRICS (Brasil, Rusia, India, China, la República Sudafricana) empiezan a dar pasos seguros en la arena mundial. Juegan el papel cada vez más ponderable e importante en las relaciones  internacionales modernas. Su voz  suena más fuertemente en la interpretación del contenido político de la idea del orden multipolar mundial, en el asunto de la reforma de la regulación internacional financiera.

Si antes BRIC y, a continuación BRICS, fue calificado en los círculos políticos de los principales países occidentales como exclusivamente un club de discusión, ahora poco a poco, se cambia este concepto por el de respeto y, posiblemente, de la ansiedad.

El bloque que representa más a 40 por ciento de la población del planeta, el cuarto de su territorio, casi un tercio de las tierras cultivables, la quinta parte de la economía mundial, 15 por ciento del comercio internacional y más de mitad de todos los capitales, atraídos en la economía mundial, es un desafío al orden mundial existente.

Algunos analistas sostienen que no es posible no considerar la opinión de esta organizacion. BRICS llama a reflexionar para que los intereses y la voz  de parte del mundo, fueran escuchados y tenidos en cuenta. Se convierte en un corte  del mundo versátil, incluidos los grandes y pequeños países,  con heterogenia creencias religiosas, de variadas economías y conformación social.  Algunos Estados prefieren seguir mirando al   mundo  multipolar y multidimensional desde un sólo  ángulo; eso debería considerase como una posición vetusta. Por lo tanto, el BRICS debería entenderse como un factor de consolidación de los países en desarrollo en el nuevo fundamento de las realidades del siglo XXI.  Es el modelo que posibilita comenzar tener amistad através de los océanos, a través de los continentes, teniendo las divisas e intereses diferentes. Cuando algunos países en desarrollo crean una asociacion, hacen reflexionar a Estados "desarrollados" que prefieren mirar para otro lado.

Cada nueva cumbre de BRICS, indica que los países están dispuestos a colaborar más estrechamente. En 2011, los países han aceptado en sus filas a SUDÁFRICA. En el año 2012 han pasado en los cálculos entre sí, en las monedas nacionales, y en el 2013 en la cumbre de Durban se creó el Consejo de los Países del BRICS, conformado por 25 representantes del negocio  y el Consorcio de Expertos de los Centros, en serio han comenzado a discutir la posibilidad de la creación de la Secretaría de la alianza y el cargo de secretario general de BRICS. Además, en presencia de los líderes de los países de BRICS se han firmado acuerdos de cooperación en el ámbito de la "economía verde", cofinanciamiento de proyectos de infraestructura en África. Se tratan de ideas de la labor del banco de pagos internacionales de los países BRICS.  

Leer más...

El juez especializado en crimen organizado Néstor Valetti procesó con prisión, a pedido del fiscal Juan Gómez, a cuatro marinos en actividad por el faltante de seis millones de pesos uruguayos (unos 300.000 dólares) en el Servicio de Hacienda y Contabilidad (Secon) de esa fuerza, informó (vier 16 may 2014) el diario El País de Montevideo. Pero los detenidos “prendieron el ventilador” e implicaron en las irregularidades a otros altos mandos navales en lo que amenaza derivar en un escándalo de proporciones.

El poder Judicial informó que se investigó un faltante de seis millones de pesos y las trasposiciones de fondos realizadas en forma indebida, agregando que tres de los procesados admitieron haberse beneficiado personalmente con esos dineros.

El País dijo que, según el comunicado de la Justicia, puede haber otras derivaciones del caso. El mismo indica que se formó una pieza presumarial (de carácter reservado) para indagar a otros presuntos implicados por montos que podrían ser mayores. 

Leer más...

 “Rusia ya no va a retroceder.  El retiro de posiciones conquistadas por la sangre,   las lágrimas,  el dolor y el sudor durante la Segunda Guerra Mundial, que se produjo desde el momento de la desintegración de la Unión Soviética en los últimos veinte años, ha  terminado”.

Esa es, en esencia – a juicio de los analistas occidentales- la impronta que el presidente de Rusia Vladimir Putin fijó ante sus ciudadanos y que le valió, en el marco de la crisis del Mar Negro, y de los feroces combates que se libran entre pro rusos y el gobierno ucraniano, un alto grado de adhesión popular, particularmente en el ámbito de las fuerzas armadas de ese país que ven ahora la oportunidad de resurgir del ostracismo. Para estos observadores, refuerza esta posición la potencial amenaza de un cinturón antimisilístico SM-3 Block IB de procedencia estadounidense,  y de tropas convencionales, que la OTAN se propone desplegar, especialmente,  en territorios que anteriormente –como Ucrania- pertenecieron a la desaparecida URSS. En las últimas horas del miércoles (28 may 2014) Moscú obtuvo un expreso apoyo de la Argentina a través de un documento en el que expresó su rechazo a los "dobles stándares" que, a juicio de la Cancilleria y en consonancia con un documento interno (ver más abajo) esgrimen Estados Unidos y Unión Europea en torno a la crisis. Esa postura es similar a la adoptada por Argentina en torno a la cuestión de Malvinas.

Para estos observadores, Putin, hábilmente, y utilizando en sentido inverso las mismas estrategias propagandísticas que sus adversarios de Occidente, comenzó una paciente tarea didáctica en sus discursos haciendo notar, en reiteradas oportunidades, que “a pesar de todos los esfuerzos” de Rusia de los últimos más de veinte años para organizar una cooperación de beneficio mutuo y equitativo con Occidente, Estados Unidos y otros países occidentales prefieren guiarse en su política internacional, exclusivamente en base al “derecho de la fuerza” e ignorando las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU. 

Señalaron que Putin puso énfasis en que así ocurrió durante la incursión de la OTAN a Yugoslavia a finales de los 90, como, desde su punto de vista, las acciones bélicas libradas en  Afganistán, Iraq y Libia.  Hizo notar que un calco se perfilaba en Ucrania al fin de 2013.pero que allí la tecnología clásica de "las revoluciones de color" fue actualizada mediante el esquema de conexiones de las protestas  "de paz" en las calles, por un lado  y las acciones de los grupos armados, por el otro. 

Leer más...

Más Leídas