República Argentina: 3:58:38am

El comienzo de la operación rusa en Siria fue una sorpresa para muchos especialistas y la comunidad internacional. Los ataques a los objetivos de los terroristas de inmediato se convirtieron en el tema de numerosas disputas, que continúan hasta ahora y es poco probable que acabarán en el futuro próximo. Sin embargo todos incluso los expertos extranjeros son obligados a reconocer la eficiencia de los ataques aéreos rusos.

En particular, la edición americana Business Insider ha publicado el artículo "The Russian military has been effective in Syria", en que son examinados los aspectos básicos de las acciones de las fuerzas aéreas-espaciales rusas. El autor de esta publicación es Garrett Kempbell, el piloto de las Fuerzas Navales de los EE.UU. y el especialista del Instituto de Brooklyn que se ocupa de las preguntas de la seguridad nacional. La opinión de tal especialista que comprende bien las preguntas de las operaciones militares aéreas, representa el interés especial. 

Según su apreciación, en últimas semanas Rusia ha demostrado que dispone de las posibilidades y las capacidades  necesarias, también está lista para aplicarlos, para lograr los objetivos políticos. Los aviones rusos de combate realizan un gran número de vuelos y los golpes dados a los objetivos terrestres de los terroristas, son con notables éxitos. En la actualidad cada 24 horas se realiza de 48 a 96 vuelos. Este es un número impresionante y para su descripción, el autor del artículo recuerda la reciente publicación en el periódico New York Times. Sus autores notaban que los aviones rusos en un día cumplen la misma cantidad de las misiones de combates, como sus colegas de la coalición encabezada por los EE.UU. durante el mes del trabajo. G.Kempbell, analizando los éxitos de la aviación rusa, hace una pregunta importante: ¿si pueden mantener la intensidad de los vuelos y la actividad de combate las fuerzas aéreas-espaciales de Rusia? La respuesta a esta pregunta, más bien, es positiva. El ex piloto fue obligado a reconocer que nadie de los países que integran la OTAN puede alcanzar los éxitos comparables con rusos. 

La situación actual es una desagradable lección para la Alianza, especialmente en el contexto de las campañas en Kosovo o Libia. Las fuerzas aéreas-espaciales de Rusia durante la operación en Siria han demostrado a todo el mundo las nuevas posibilidades militares, aplicada para la lucha contra los terroristas, los distintos tipos de los petrechos. Según ha informado la publicación estadounidense Defense News, la Fuerza Aérea rusa en Siria, utiliza "una amplia gama de armas", incluyendo bombas guiadas por un sistema satelital y con sistema electro-óptico de puntería. La eficiencia de la operación de las Fuerzas Aéreas-Espaciales de Rusia en Siria ha dispersado todas las dudas a propósito de lo ruso «fuerzas aéreas pueden aplicar sòlo los municiones obsoletas». Los aviones rusos, usando las bombas de la caída libre de medio (250 kg) y de gran calibre (500 kg), deciden la tarea de la derrota de los objetivos-punteados bien protegidos (incluso subterráneo) con aplicación de las fuerzas pequeñas – uno o dos aviones-.

Y esto en las condiciones actuales, cuando los combatientes del «Estado Islámico» ya hace mucho tiempo se encuentran golpeados por la aviación de los EE.UU. y la OTAN y han conseguido tomar medidas para minimizar su pérdidas, uno de los cuales es colocar sus instalaciones entre los objetos de la infraestructura y dentro de los límites de la construcción habitable para cubrirse de la población civil.

Mientras tanto sobre pérdidas notables entre la población civil por los golpes de la aviación rusa, hasta la fecha no se han reportado. Los expertos militares lo explican que los aviones rusos, dirigidos a Siria, son equipados con modernas miras. El uso de estas miras proporciona la desviación de la bomba del objetivo cerca de cuatro a siete metros. Esto es suficiente  para realizar la derrota de alta precisión y segura de los objetivos, con cantidad pequeña de  petrechos. Para un objetivo de pequeña dimensión y fuertemente protegido es suficiente aplicar tres a cuatro bombas, y será destruido seguramente. Además, la zona de las destrucciones cercano al objetivo destruido no superará algunas decenas de metros, que puede ser comparado a la distancia entre los edificios en la ciudad. Por lo tanto, con 12 a 16 bombas de mediano y gran calibre, el avión Su-24M, equipado por el nuevo sistema de avistamiento, es capaz de destruir hasta dos objetos de la infraestructura de los islamistas en un  vuelo.

Los aviones rusos en Siria utilizan activamente  armas de alta precisión. Durante las operaciones militares se dispararon varias veces los cohetes "aire-tierra" Х-29 y Х-25, con un sistema de mira tipo láser. Su distancia del tiro es de 10 a 15 kilómetros. Estas municiones garantizan el impacto directo en el objetivo de pequeña dimensión (dos a tres metros) con la probabilidad de 80 y más por ciento.

La parte potente de combate y la velocidad del vuelo del cohete en la zona de los objetivos, cerca de 350ª 400 metros por segundo prácticamente garantizan la destrucción total, incluso si está protegido por un metro y medio de losa de hormigón. Además la zona de las destrucciones cercano a los objetivos no supera de 10 a 15 metros.  En Siria, tales cohetes se usan para la destrucción de los objetivos especialmente protegidos e instalados en los barrios de construcción densa de la ciudad, para evitar víctimas entre la población y no dañar  construcciones y los objetos civiles. Las Fuerzas Aéreas-Espaciales de Rusia en Siria usan bombas dirigidas potentes. La precisión del impacto en el objetivo es de cuatro a nueve metros, con un nivel de los mejores modelos mundiales. La probabilidad de la derrota  los objetos bien protegidos por una tal bomba compone más de 85 por ciento. La parte potente de combate aumenta la probabilidad de la destrucción del objetivo, pero sin embargo impone las restricciones de la aplicación de tal arma en los barrios de densa construcción. Por eso, en Siria, las bombas de alta potencia sólo se utilizaron a veces,  para la derrota de los objetivos situados lejos de edificios de viviendas.

Los ataques por medio de cohete y bombardeo de la aviación de Rusia a las posiciones EI en Siria, han demostrado una alta eficiencia del arma rusa y además, según la estimación  de la edición alemana Handelsblatt, causaron daños al ego del Pentágono. En Handelsblatt han declarado que en comparación con casi cuatro años de inactividad y de las acciones de demostración contra Estado Islamico ineficientes desde el punto de vista militar, el potente ataque aéreo de la Fuerza Aérea de Rusia mostró que el Kremlin es capaz de cumplir sus promesas y tiene firme intención de resolver el problema sirio. También en la edición han notado que acción decisiva de Rusia una vez más destacó la incapacidad de Occidente para resolver cualquiera de los conflictos, que él mismo ha desatado –  esto se puede observar en Irak, Libia y Afganistán-. En los años de presencia militar en estos países la situación sólo se empeora, y los terroristas controlan los territorios siempre más grandes, que a principios del conflicto. Según Handelsblatt, los EE. UU. son responsables no sólo por la guerra civil en Siria, pue ellos han apoyado la oposición, sino también por lo que ahora la parte del país se encuentra bajo del control del «Estado Islámico». «Estados Unidos tenían la posibilidad de parar esta guerra en su inicio, pero en cambio el Pentágono se ha limitado por los ataques aéreos singulares y poco eficaces» - subrayaron los reporteros. 

 

 


Más Leídas