República Argentina: 5:47:20am

Si bien la atención de las potencias está centrada en las últimas horas en la crisis terrorista de Francia, la decisión reciente de la Compañía Shell apoyada por la administración de Obama, de enviar a los Mares de Beaufort y de  Chukotka dos plataformas para el sondeo de cinco pozos de petróleo - que incluso generó acciones de protesta tanto dentro como fuera de los Estados Unidos- es vista con preocupación de acuerdo a un informe de analistas internacionales especializados en geoestrategia  que circula en medios militares.

Como contrapartida, el trabajo es laudatorio con el programa ruso de trabajo en la región, lo que augura un recalentamiento de las posturas encontradas en torno al tema. 

Su texto es el siguiente (n de la r: se respetan fallas de sintaxis y adecuación en tiempos de verbo y la traducción);

 

 

Los planes de la petrolera Shell aumentan considerablemente el riesgo del desastre ecológico global, que por su escala puede eclipsar lo ocurrido  en el Golfo de México. “A propósito, la probabilidad de un desastre ecológico semejante pueda pasar en el Ártico en caso comenzar allí operaciones petroleras, es estimada hasta en la Dirección de la Oficina de la Energía del Océano de los EE.UU, a nivel de un 75%.”

Se sostiene que para la asimilación de Alaska, Shell ha empleado ya dos barcos perforadores y aproximadamente 25 barcos de apoyo. El barco Noble Discoverer trabajará en el Mar de Chukotka, mientras que la barcaza perforadora Kulluk saldrá al Mar de Beaufort. En importante remarcar que el Noble Discoverer es el buque de carga seca, rehecho en el barco perforador y construido en 1966, y con su participación  provocó un reciente averìa cerca de las costas de Nueva Zelandia.

La Compañía Shell ya trabaja en la meseta polar americana. La primera plataforma de agujero de sondeo fue establecido sobre Alaska (Isla de Cook) en 1964, pero los resultados de las investigaciones de los agujeros de sondeo se encontraban mal y en 1967 los trabajos fueron parados. En 2010 y 2011, Shell iba a comenzar el sondeo en el Mar de Beaufort y en el Mar de Chukotka, pero el accidente en el Golfo de México y como consecuencia la renuncia de la Agencia de la Defensa del Medio Ambiente de los EE.UU. de conceder a Shell el permiso para la realización de los trabajos, ha impedido que estos planes se realicen. Con todo eso, Shell ha vuelto a Alaska en 2012 para la elaboración de la plataforma Torpedo y Sivulliq, en el Mar de Beaufort y la plataforma Buger en el Mar de Chukotka. Como informaba el ex jefe Shell de Peter Voze, la compañía invertía en estos trabajos en Alaska, casi 5 mil millones de dólares.

Sin embargo, el programa de investigación de Shell se ha derrumbado en 2013 y casi ha acabado por el  accidente con la pérdida de la instalación de la perforadora Kulluk abandonada por la tripulación de manera urgente y dejando varada a la misma, cerca de las islas en el Sur de Alaska. Después los poderes americanos han prohibido continuar los trabajos antes del arreglo de los problemas de la seguridad.

El informe vuelve a la carga contra Shell,  señalando que ya figuraba varias veces en el centro de los grandes escándalos vinculados con la causalidad del daño al medio ambiente y la salud de las personas en distintas regiones del mundo. Así en 2001 el Tribunal de Nicaragua ha reconocido que la compañía , en toda la segunda mitad del Siglo XX produjo material tóxico para el ser humano, culpable de la causalidad del daño sufrido en la salud de las personas. Pero la multa, cercana a los 490 de millones de dólares, que iba en beneficio de los ciudadanos, no fue pagada por la Compañía.

En 2008, en el Delta del río Niger, hubo un gran derrame de petróleo debido a la ruptura del oleoducto Shell, y según el Informe de la ONU, la limpieza de un enorme territorio, puede llevar hasta 30 años. El gigante Royal Dutch Shell recientemente se ha decidido a pagar 80 millones de dólares a los granjeros nigerinos que viven en el Delta del Río Niger, como compensación del daño de este desastre ecológico. Cabe preguntarse ¿Pueden estos mínimos pagos para la compañía Shell, indemnizar a los habitantes y a la naturaleza de esta región?

Otro derrame de petróleo a causa de Shell ha pasado en el Continente Africano en 2011; en relación a èsto, los miembros de Parlamento de Abujab  han propuesto que la compañía  deba pagar una sanción pecuniaria de 4 mil millones de dólares.

En 2013 el Gobierno Británico ha informado que la compañía es culpable en veinte casos de contaminación en aguas Británicas, solamente en seis meses de ese año. Por esta causa “verdes” británicos declaraban varias veces que la estadísticas de los derrames de petróleo del Departamento de  Energética y el Cambio de Clima, indica la necesidad de prohibir a Shell la extracción de petróleo en las aguas árticas con ecosistema muy especial y frágil.

También hay que recordar, que según la dirección del Departamento  de los Recursos Naturales de los EE.UU., solamente de 2001 a 2010 en las plataformas de mar, se registraron 858  incendios  y  explosiones (como término medio se fijó la escala de un suceso cada cuatro días) que hace la posibilidad del surgimiento del desastre ecológico durante el trabajo de la Compañía Shell en el Àrtico, es más que real. En cuanto a la eficiencia de los trabajos de la liquidación de los derrames de petróleo y las contaminaciones, el Servicio Geográfico de los EE.UU. reconoce que  en el Ártico es posible eliminar sólo hasta el 20%. Fue noticia que después de la avería del Deepwater Horizon, fueron arreglados sólo el 3% del petróleo y en el caso del petróleo Exxon Valdez, esta cifra ha alcanzando el 9%.

Todos estos desperfectos testimonian la calificación baja de la técnica de las compañías petroleras occidentales, que era la causa de los desastres ecológicos. En el caso de discutir de la eficacia de la liquidación de los derrames de petróleo, es imposible olvidar que en el Ártico, estos trabajos se complican por razones de los fenómenos naturales: las nieblas, la larga noche polar, las bajas temperaturas, el hielo que limitar el acceso y baja la eficiencia de los buques especializados, el congelamiento de barcos y maquinarias,  la viscosidad subida del petróleo, la disminución de la eficiencia del trabajo de la maquinaria en condiciones críticas del extremo norte, la demora de los procesos de la descomposición  de los hidrocarburos y su consumo por los microorganismos del mar. Además, no es  posible olvidar que la liquidación de las consecuencias del derrame del petróleo en esta región será muy dificultoso por los problemas logísticos, en el Ártico: falta el fácil acceso a los puertos, falta de infraestructura para el servicio del mantenimiento de buques y alojamientos para las personas, que se ocuparan de los derrames del petróleo.

La empresa ecológica Pew Evironment Group ha investigado los planes de la eliminación de los derrames de petróleo elaborados para el trabajo en el Ártico y anunció que la industria petrolera no está lista para actividades  en el Ártico. Sus planes no evalúan bien la posibilidad de averías y consecuencias sobre todo en límites de la parte americana de la plataforma del Mar Ártico. Por lo tanto, el deseo de las empresas occidentales de iniciar la asimilación de los yacimientos del Ártico con el fin de obtener grandes beneficios, pero sin desarrollo de medidas de seguridad ecológicos, pone en duda la existencia de todo el sistema ecológico del Ártico.

Por esfuerzos de Rusia por el desarrollo de la plataforma del mar Ártico con el fin de extracción de los recursos naturales están bajo de los ataques de occidente.

En el contenido de los ataques contra Rusia, causa sorpresa aseveraciones de que la Federación de Rusia no tiene suficiente desarrollo técnico como científico y además económico, para el desarrollo de los recursos del Ártico. Los hechos demuestran la insolvencia de esos argumentos.

El estudio de Ártico en Rusia se realiza con base científica fundamentalmente. En este caso las investigaciones polares se centran en el desarrollo y la creación de los métodos de diagnósticos y pronósticos del estado de los sistema de naturaleza del Ártico, tecnologías de vigilancia, análisis del cambio climático y el estado del sistema ecològico, seguridad y la eficacia de la explotación de los barcos, plataformas de perforación y otras construcciones en el Ártico Continental.

Con muchos años de exitosa experiencia en la realización de los trabajos en el Ártico, científicos rusos son capaces de resolver cualquier tarea de investigación de áreas polares y las necesidades de todos los sectores de la economía y de defensa de Rusia.

No se corresponde con la realidad las aseveraciones de que para el desarrollo de los recursos del Ártico, Rusia no tiene maquinarias ni el equipo necesario, ya en los años 80, Rusia es la primera a nivel mundial que perforó pozos de más de 12 kilómetros de profundidad. Uno de los más famosos éxitos de los rusos, es el pozo del Lago Subterráneo en la Antártida, que se encuentra a una profundidad de más de cuatro kilómetros bajo el hielo de millones de años. En agosto de 2007, la expedición de la Federación de Rusia alcanzó el Polo Norte y bajó a la profundidad de más de 4 kilómetros y después instaló la bandera rusa como confirmación de las posibilidades rusas en el Ártico y demostración al mundo de que Rusia es una gran potencia polar.

Rusia tiene tecnologías únicas de construcción de la flota de rompehielos. En 1899 construyó el primer rompehielos “Ermak” que durante años fue uno de los más poderosos del mundo. Hoy el complejo industrial naval ruso es capaz de construir la técnica para la realización de los proyectos de extracción de petróleo y gas, de todas las escalas, en el continente Ártico. En este año planean terminar la construcción de 4 rompehielos, uno universal atómico y tres diesel. Ya funciona  la única plataforma, que es capaz de trabajar en condiciones de hielo y tiene un desplazamiento de más de 10 toneladas. Se encuentran en construcción algunos parecidos por requerimiento hechos por algunos países. Para el desarrollo del Ártico, en Rusia elaboraron el programa de vigilancia espacial en el Ártico. En la base del programa espacial  este sistema de vigilancia incluye cinco satélites con la tarea de control de tiempo en la región del Ártico; alertas tempranas de desastres naturales y la exploración de minerales.

Al mismo tiempo continúa el desarrollo del sistema de vigilancia ambiental en base a aparatos espaciales, creación y modernización de los puntos de control de la red de vigilancia, centros de información del estado del medio ambiente. Está en estudio la creación de la base de datos de la ecología en toda la zona del Ártico. En general el trabajo de la parte rusa para resguardar en el Ártico el medio ambiente se realiza con la aplicación de modernas tecnologías y Rusia tiene todo lo necesario para realizar estos proyectos.

Los recursos  del Ártico son enormes y debe servir a toda la humanidad. Pero para eso el Ártico debe permanecer en el territorio de la paz, en colaboración con la explotación de los recursos naturales, organización de la seguridad de la navegación, conservación del medio ambiente para todos los estados interesados, en lugar de ser una zona de confrontación.


Más Leídas