República Argentina: 4:20:02am

El juez federal Sebastian Casanello,  dictó el procesamiento de 26 efectivos de la Prefectura Naval argentina por encontrarlos, responsables , con su inacción de haber favorecido , un ámbito "propicio para la comercialización" de estupefacientes durante la trágica fiesta Time Warp, donde murieron cinco jóvenes después de consumir drogas sintéticas, de acuerdo a un informe del Centro de Información Judicial, compilado por el diario La Nación.

 

Así lo sostuvo el magistrado en una resolución donde procesó sin prisión preventiva a 26 integrantes de la fuerza federal de seguridad como partícipes necesarios del delito de comercio de estupefacientes, agravado, y coautores de los delitos de abandono de persona seguido de lesiones y muerte, de incumplimiento de los deberes de funcionario público y de dejar de promover la persecución y represión del delito.

Otros 28 uniformados fueron sobreseídos por Casanello. Se trata del personal que hizo las tareas de policía adicional y estuvo fuera del predio de Costa Salguero durante la trágica fiesta que comenzó la noche del 15 de abril pasado y terminó en horas de la madrugada siguiente.

En los imputados sobreseídos está la cabo segunda de la Prefectura Naval Ivana Gómez, de 23 años y madre de un bebe de 22 meses. Se trata de la suboficial que en la madrugada de la tragedia recibió una bolsa tipo consorcio de parte del prefecto Alberto Pandiani con la orden de que la "ponga a resguardo". Por hacer horas adicionales durante la fiesta iba a cobrar 630 pesos.

Pocas horas después se supo que en esa bolsa tipo consorcio había droga que era descartada por los asistentes en el ingreso de Time Warp. Para Casanello, Gómez siguió las instrucciones de sus superiores en poner en poner resguardo la bolsa sin saber su contenido. Para el juez no fue un acto doloso.

"El aporte efectuado a partir de la participación del personal del Departamento de Narcotráfico de la Prefectura Naval consistió en asegurar mediante su inacción -un ámbito propicio para la comercialización. Su concurrencia, sólo formal, constituyó el ropaje adecuado que permitió simular la presencia de la seguridad estatal, cuando era inexistente", sostuvo Casanello en su resolución que fue publicada por el Centro de Información Judicial (CIJ).

Los procesamientos de los prefectos se suman a los de los organizadores de la Time Warp y a los de los inspectores y funcionarios porteños.

"Siendo los encargados por ley de prevenir la comisión de delitos y contravenciones y de intervenir en todos los casos en que se verificara la comisión de ilícitos, era su deber adoptar aquellas medidas que resultaran adecuadas para neutralizar los peligros que ante sus ojos se desarrollaban. Por tanto, es posible sostener que los funcionarios eran garantes de la evitación de resultados típicos como los producidos en el espectáculo, al menos en sentido formal, ya que era la ley misma la que establecía su deber de control", explicó Casanello.

Y agregó: "Así, drogas sintéticas y hacinamiento, más un tercer ingrediente -la escasez de agua- crearon un clima propicio para desencadenar el resultado trágico. Los imputados observaron y toleraron la creación de éstas circunstancias, respetando una suerte de pacto de silencio y abandonando de esta forma al público a su suerte, cuando su deber era cuidarlos".

 

 


Más Leídas