República Argentina: 4:18:07am

En un episodio que no guarda precedentes conocidos en los últimos años, un pesquero chino fue hundido a balazos de ametralladora por un guardacostas de Prefectura Naval, pocos días después de otro incidente similar en donde otro navío de la misma nacionalidad, logró escapar a aguas internacionales tras pescar ilegalmente en el mar territorial argentino. De acuerdo a Prefectura, se respetaron todos lo procedimientos de advertencia antes de abrir el fuego y se rescató a parte de la tripulación del navío, entre ellos al capitán. El resto fue evacuado por otras embarcaciones

Mario Farinon, jefe del Servicio de Guardacostas,  citado por el diario Infobae, relató como se desarrlló el operativo que terminó con el hundimiento de un barco pesquero chino en Chubut. Primero, cuando se detecta a un buque pescando ilegalmente en lo que se llama límite de la zona económica exclusiva se inicia un ploteo para ver la aproximación y ubicación. Luego, se lo empieza a llamar en distintos idiomas por radio, que en este caso fueron inglés y castellano. También se utilizan señales auditivas, reflectores y operaciones durante la noche.

Al respecto de este procedimiento, Farinon expresó: "No es común tantas horas de seguimiento (desde el domingo) para detenerse con un guardacostas llamándolo".

También detalló qué sucede cuando Prefectura Naval Argentina está cerca del navío: "Una vez que el guardacostas se acerca a corta distancia, el buque apaga sus luces de pesca y arranca navegación con rumbo general este, iniciando el guardacostas una persecución. El buque va a salir a aguas internacionales y nuestros protocolos de actuación mandan tenerlo identificado y seguirlo permanentemente".

Sobre los disparos que se efectuaron para hundirlo, Farinon explicó: "Debemos preservar la vida de los tripulantes que no saben que son infractores. Para llegar al límite de disparar se tienen que dar determinados pasos, en distintas secuencias para llegar a impactar sobre el casco. Uno de estos pasos es advertir por todas las formas posibles que los tripulantes abandonen el sector del buque donde se abrirá fuego".

"La tripulación se aloja en sectores que están identificados. Se dispara adelante y atrás del buque primero. Luego al sector de antenas para impedirle la navegación. Se cumplieron todos los pasos. Se tiró con calibre policial a las antenas para impedir las comunicaciones, radares y posicionamiento. Luego, después de horas y el conocimiento de la Justicia federal, se pasa a la acción sobre el casco, en este caso al sector de bodega y siempre reiterando llamados y señales no logranado el cometido de detener el accionar del buque. Inclusive tratando el capitán de colisionar en reiteradas ocasiones con el guardacostas", agregó.

Al ser consultado por la posibilidad de atacar el buque con un helicóptero, Farinon dijo que estos barcos tienen "una parrilla a la que sería imposible acceder por vía área" y sostuvo que habría un "riesgo casi total para el hombre que descendiera de un helicóptero".

Asimismo, advirtió que el responsable jurídico del asunto es el capitán de barco pesquero ya que él es quien tiene el poder de entregarse o hacer la maniobra que quiera. Y consideró que habrá una sanción económica a la compañía china.

 


Más Leídas