República Argentina: 12:16:50pm

No hubo conciliación y el Jefe del Ejército, general César Milani deberá recurrir ahora a la Justicia si es que quiere seguir adelante con su pretendida reivindicación a las acusaciones que varios legisladores le hicieron por enriquecimiento ilícito. Milani pretende una indemnización de dos millones de pesos, pero los diputados nacionales Elisa Carrió, Fernando “Pino” Solanas, Manuel Garrido y Graciela Ocaña, insistieron en sus imputaciones y reiteraron su oposición a que el cuestionado militar continúe al frente de la principal fuerza armada del país
La audiencia de mediación, realizada en la tarde del miércoles (23 sept 2013)  se enmarcó en la presentación por "daños y perjuicios" que Milani realizó contra los parlamentarios. Por tratarse de una demanda civil, hubo este paso previo -la mediación privada- pero al ésta fracasar no le queda al militar otra vía, si es que quiere seguir adelante, que el proceso judicial.
Tras la audiencia, la más dura fue Carrió. En un comunicado señaló que "es inadmisible que nos haga perder tiempo un imputado ante la Justicia por enriquecimiento ilícito que ni siquiera puede ascender por hechos aberrantes del pasado y que tenga el tupe de hacer citar a cuatro diputados nacionales". 

 

Agregó que durante la audiencia, la imagen de Milani "era imperturbable y con el mismo cinismo de Emilio Massera".
Solanas  por su parte descalificó el daño moral que alegó Milani,  "Es sorprendente que alguien con esas denuncias y ese pasado, sea candidato del Gobierno para ocupar la Jefatura del Ejército".
También Ocaña planteó que "es inaceptable que el jefe del Ejército intente desconocer los fueros parlamentarios consagrados en la Constitución".

Más Leídas