República Argentina: 7:19:04pm

Una carta de última hora, enviada por el presidente del Centro de Estudios Legales y Sociales (CELS) Horacio Verbistsky, provocó en la mañana del lunes (22 jul 2013) un terremoto en la Comisión de Acuerdo del Senado al cambiar en 180 grados su postura y recomendar al Gobierno la salida del Ejército del nuevo jefe del Ejército, general César Milani.

La Comisión de Acuerdos tenía prácticamente resuelta -por mayoría e incluso tomando como base de sus argumentos un primer dictamen del CELS- el ascenso de Milani a Teniente General y de hecho convalidar su jefatura, pero tras la llegada de la carta de Verbistsky los miembros del oficialismo quedaron estupefactos.

 

Verbistky argumentó en su nota que el CELS había recolectado nuevos elementos de prueba que ahora hacían desaconsejable la asunción de Milani.

En un procedimiento también inusual el CELS envió copia de su carta los principales medios de difusión del país que de inmediato la incluyeron en sus ediciones digitales.

"Hemos continuado la investigación más allá de nuestros recursos propios. Así hemos podido reunir información que vincula a Milani con hechos que se investigan en el marco de causas judiciales por crímenes de lesa humanidad", señala el nuevo texto.

El comunicado también justifica al Gobierno por el impulso a la carrera militar de Milani: "Esta información obraba en expedientes judiciales y en actuaciones administrativas provinciales y nacionales de las que el Ministerio de Defensa nunca fue informado, por lo cual en tres oportunidades anteriores solicitó el ascenso de Milani a distintos grados como oficial superior".

Las nuevas fuentes que cita el CELS para impugnar el ascenso del jefe del Ejército son "un sumario por deserción instruido contra el soldado Alberto Agapito Ledo -quien se encuentra desaparecido- en la provincia de Tucumán" (del que da extensa cuenta), y el "acta del testimonio brindado el 21 de agosto de 1984 por Ramón Alfredo Olivera ante la Comisión de Derechos Humanos de la provincia de La Rioja", en la que se denuncia que Milani "participó en un 'allanamiento' que derivó en la detención de su padre, quien fue torturado en el Batallón de Ingenieros 141" y que el militar "estuvo presente y lo 'hostilizó' durante un interrogatorio judicial en el que el testigo intentaba infructuosamente denunciar que había sido torturado".


Más Leídas