República Argentina: 1:07:55pm

La fiscalía federal de Tucumán  pidió las detenciones de la ex presidenta María Estela Martínez de Perón y el ex general Jorge Videla,  como también de 34 militares que habrían participado en  "Operativo Independencia" (1975-1976), pero el juzgado sólo ordenó las capturas de los uniformados, entre ellos, el general retirado Mario Benjamín Menéndez, ex gobernador de las islas Malvinas en 1982, según lo informó en la tarde del jueves (18 oct 2012) un despacho de la agencia Diarios y Noticias (DyN).

   Menéndez y otros cinco militares, que nunca estuvieron imputados en causas por la represión ilegal, fueron detenidos el miércoles en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires por efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria y ahora están alojados en la alcaidía del Palacio de Justicia, a la espera de ser traslados, el fin de semana, a San Miguel de Tucumán, dijo DyN.
   La agencia informativa precisó que a Menéndez lo detuvieron en su departamento de la calle Arcos al 1500, en el barrio porteño de Belgrano, y luego fue el turno de los militares retirados Jorge Jerónimo Capitán, Pedro Adolfo López, Juan Bautista Cabrera, y Roberto Monteros, que actuaron en la Quinta Brigada de Infantería del Ejército
   Estas 35 detenciones ordenadas son las primeras concretadas en la megacausa por el "Operativo Independencia", en la cual se investigan 269 casos de secuestros, torturas, desapariciones forzadas y homicidios, entre el 8 de febrero de 1975 y el 23 de marzo de 1976, durante el gobierno de "Isabel" Perón, que desde 1981 vive en España
   Los fiscales 'ad hoc' Pablo Camuña y Patricio Rovira solicitaron las 36 detenciones al juez federal de Tucumán Daniel Bejas, que no hizo lugar a la de "Isabel" pero dispuso las de 35 acusados, entre los cuales 21 nunca estuvieron imputados y los otros 14 ya cumplen condenas -como Videla y Luciano Benjamín Menéndez- o prisión preventiva.
   Los argumentos del juez Bejas para denegar el pedido fiscal de detención de la viuda de Juan Domingo Perón "se conocerán cuando resuelva la situación procesal de todos los detenidos y lo difunda", agregaron las fuentes citadas por DyN.
   Las capturas se produjeron, además de en Buenos Aires, en las ciudades de Rosario y Santa Fe, y en las provincias de La Pampa, Catamarca y San Juan, en el marco de la megacausa caratulada "Operativo Independencia, expediente 1015/2004", que tramita en la secretaria de Derechos Humanos del juzgado federal 1 de Tucumán, que lleva Virginia Duffy.
   En la acusación de la fiscalía se definió al "Operativo Independencia" como una "intervención masiva de las fuerzas armadas y de seguridad en un plan sistemático de exterminio de opositores políticos mediante la utilización del aparato estatal y de control social a través del terror, llevada adelante con la aquiescencia del gobierno civil en la provincia de Tucumán".
   "La intervención fue comandada en primer lugar por (los fallecidos generales) Adel Edgardo Vilas y luego por Antonio Domingo Bussi", reseñó.
   Desde 1974 en Tucumán actuaba un foco guerrillero rural, la "Compañía de Monte Ramón Rosa Jiménez" del Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP, guevarista), en las sierras de Monteros, y a raíz de ello el Gobierno de "Isabel" Perón decretó combatirlo mediante el envío de efectivos del Ejército, Fuerza Aérea y Gendarmería
   Para los acusadores "el eje del sistema represivo en aquel momento estuvo dado por lo que se conoce como el primer centro clandestino de detención del país, "La Escuelita" de Famaillá (una escuela primaria llamada Diego de Rojas), por la cual durante 1975, según admitió Vilas, "habían pasado por allí 1.507 personas acusadas de mantener relación estrecha con el enemigo".
   El entonces coronel Mario Benjamín Menéndez "estuvo a cargo de la tristemente célebre 'Escuelita' de Famaillá (...) en carácter de Jefe de Estado Mayor del llamado Puesto de Comando Táctico que funcionaba en esa localidad", agregó el informe fiscal difundido por DyN.
   Se añadió que "otros centros clandestinos de detención, impuestos por las fuerzas armadas y de seguridad en Tucumán" funcionaron en "el Ingenio La Fronterita, en los ex ingenios Santa Lucía y Lules, en Caspinchango y en Los Sosa, todas localidades del sur de la provincia".
   "El Operativo constituyó una verdadera ocupación militar de la provincia, con todas las implicancias negativas y perversas que impone tal situación (...) primer 'banco de pruebas' represivo, que sirvió para desmontar un sindicalismo azucarero organizado, un movimiento universitario y cultural único en la región", agregó la fiscalía.
   En San Miguel han sido capturados y quedaron detenidos Walter (a) "Capitán" Saborido, "quien fue candidato a vicegobernador de la provincia en las últimas elecciones, en representación del partido "La Línea", que decía nuclear a personas que habían prestado servicio durante el Operativo y es dueño de una empresa de seguridad en la que trabajan más de 200 personas", agregó.
   También "prestó declaración indagatoria Ernesto Nicolás Chávez, quien con el grado de mayor había cumplido servicios en el área G2 (Inteligencia) de la Quinta. Brigada de Infantería de Tucumán y quedó detenido en prisión domiciliaria atento a su estado de salud".
   Además, ha sido detenido el militar retirado José María Menéndez, de 87 años, y familiar de los generales Luciano Benjamín -que ya acumula seis condenas a cadena perpetua- y Mario Benjamín, de 82 años y ex gobernador de las islas Malvinas durante la ocupación del archipiélago y la guerra que Argentina perdió contra Gran Bretaña. 

Más Leídas