República Argentina: 1:23:03pm

 

La Corte Suprema de Justicia confirmó la nulidad del juicio que condenó a tres personas por el homicidio Pablo Serafín Franceschi, un ex militar degollado en su departamento del barrio porteño de Almagro a fines de 2004, según lo confirmó el lunes (23 jul 2012) un despacho de la agencia noticiosa Diarios y Noticias (DyN).
   El máximo tribunal ratificó un fallo de la Cámara de Casación que anuló las condenas dictadas por el Tribunal Oral de Menores número 2 contra Carlos Alberto Zinna, a 12 años de cárcel, y contra Juan Alberto Alasia y Luis Antonio Rodríguez, ambos a perpetua.
   Todos, de acuerdo a DyN,  fueron hallados responsables, en distintos grados, de los delitos de "robo con arma en concurso real con homicidio agravado por haber sido cometido para procurar su impunidad".©
   Se los acusaba por los hechos ocurridos el 18 de noviembre de 2004 en el interior del departamento de la calle Don Bosco 3975, de esta Capital. 

 

   Aquella noche el barrio de Almagro estaba muy concurrido, pues en la Federación de Box había un acto político.
   Sin que fueran violentadas puertas y ventanas, el ex mayor del Ejército retirado en 1981 y dedicado a la computación, de 66 años, fue atado de pies y manos y degollado.
   El cadáver fue hallado por su pareja, un hombre de 38 años con el que mantenía una relación de dos décadas.
   El tribunal oral condenó a los tres imputados, quienes fueron
identificados a partir de una investigación que se disparó por los llamados efectuados desde dos teléfonos celulares que fueron sustraídos a la víctima
   Pero la Sala Tercera de la Cámara de Casación detectó fallas en el proceso y aplicó el principio "in dubio pro reo" (el beneficio de la duda a favor del acusado), anuló el juicio y absolvió a los imputados
   El fiscal ante la Casación Pedro Narvaíz apeló la medida y el  procurador general adjunto Eduardo Casal coincidió en criticar el fallo que anuló las condenas.
   Para ello, valoró que existió "el serio indicio de presencia de los encausados en el lugar y horario estimado en que ocurrió la muerte", e incluso que uno de los acusados "reconoció, desde el inicio de la investigación, haber mantenido una relación de amistad y sentimental" con la víctima.
   El procurador adjunto subrayó que "los tres imputados se conocían del barrio, situado coincidentemente en la zona en la que se registraron varias llamadas, luego de cometido el hecho, en los celulares que fueron sustraídos del inmueble de la víctima".  
   Pese a la postura del procurador Casal, los jueces de la Corte Elena Highton de Nolasco, Enrique Petracchi, Raúl Zaffaroni y Juan Carlos Maqueda, ratificaron la nulidad de la condena
   Así, la causa por la muerte de Franceschi quedó virtualmente cerrada, sin condenados, concluyó el informe de DyN

Más Leídas