República Argentina: 4:32:32pm

 

Los severos ajustes en la economía española alcanzaron también a las Fuerzas Armadas. Pero un comunicado de la AUME, la organización cuasi sindical que agrupa a los militares ibéricos advirtió que “no se quedarán con los brazos cruzados” si los convierten en “cabeza de turco” (o pato de la boda) a la hora de que paguen en mayor proporción los platos rotos por el desbarranque financiero del país.

 La Asociación Unificada de Militares Españoles (AUME) rechaza de plano los recortes de las retribuciones a los miembros de las Fuerzas Armadas. Su presidente, Jorge Bravo, plantea la reducción de otros gastos y no tocar así los salarios.

«Si se trata de dar ejemplo, se puede dar ejemplo con la reducción de otros gastos para no recortar de nuevo los salarios», ha dicho Bravo en ABC Punto Radio, entrevistado por Juan Fernández Miranda en «Cada mañana sale el sol». La AUME propone poner el foco de los ajustes en en otros aspectos como «festejos, aniversarios, actos con la población civil o juras de bandera».

 

 «Hay un sinfín de actividades que vamos a proponer en un listado», ha indicado Bravo, quien piensa que «se puede dar ejemplo con la reducción de otros gastos».

 La AUME pone de relieve con estas declaraciones su malestar por las últimas medidas del Gobierno, después de advertir la semana pasada en un comunicado que su aguante tiene un «límite».

 La asociación considera que ya han sufrido varios recortes que se suman a las «carencias» que en derechos y en capacidades de reivindicación vienen padeciendo y que están intentando «paliar».

 Los militares, que «no se van a quedar de brazos cruzados» mientras se les trata como a unos «cabezas de turco», apoyarán las movilizaciones que se convoquen desde las plataformas ciudadanas o de funcionarios para dejar claro que no admitirán más recortes, según la AUME.


Más Leídas