República Argentina: 8:09:13pm

Policia

Una situación de extrema tensión se produjo el jueves (30 oct 2014) en el ámbito de la policía de Santa Cruz, como consecuencia del autoacuartelamiento parcial de sus efectivos, tanto en Rio Gallegos como en Caleta Olivia,  en demanda de mejoras salariales, según lo informó la agencia noticiosa independiente OPI Santa Cruz. La situación no se modificó el fin de semana y permanecía sin variantes en la noche del lunes (03 nov)

El gobierno de la provincia, a través del Ministro de Gobierno, Gustavo Martínez, presente en la localidad de Caleta Olivia –eje original del conflicto-  hizo declaraciones acerca de la situación de reclamo por la que atraviesan un grupo de efectivos policiales “lo que nosotros hemos hecho, de hace un tiempo a esta parte, es generar una medida federal e institucional para discutir las cuestiones que tienen que ver con el salario y las condiciones laborales de la Policía, que es el Consejo del Salario propiamente dicho. En ese Consejo del Salario aparte del Poder Ejecutivo y de la Jefatura de Policía, está el sector pasivo y activo representado, este con la característica que tiene, es decir, estar representado por delegados que tienen que ser elegidos en todos los ámbitos de la provincia. En función de esta representatividad se está dando este proceso de diferencias entre distintos sectores internos, que en realidad corre por cuenta de la organización que tienen que tener para poder sentarse en este ámbito de negociación”, dijo el funcionario.

 

La gravísima crisis desatada por el reclamo en cadena de las principales policías provinciales a lo largo y ancho del país, en demanda de mejoras salariales, lo cual obligó a los gobiernos jurisdiccionales a acordar mejoras de urgencia en los sueldos de bolsillo, tendrá un efecto poco conocido en el plazo mediato: salvo eventuales excepciones, estas subas no se traducirán en los haberes de los retirados y si no se instrumentan los cursos legales correspondientes, tampoco tendrán efecto en los haberes previsionales cuando quienes hoy están en el servicio activo dejen esta condición.

Hasta la mañana del martes 10 de diciembre, la ola de conflictos se había generalizado en 17 provincias con un saldo provisorio de por lo menos siete muertos (los medios de prensa elevan la cifra a 9 computando casos colaterales de dias anteriores), uno de ellos un subcomisario en el Chaco,  y más de un centenar de heridos, muchos de ellos de bala.

En tanto se temían efectos de contagio en las propias fuerzas de seguridad  (Gendarmería y Prefectura) encargadas de ayudar a reestablecer y en algunos casos reencauzar el orden. Sucede que en algunos casos las mejoras de los policías autoacuartelados, al menos las anunciadas por los gobiernos provinciales a medida que se lograban precarios acuerdos, llegan a superar holgadamente los haberes de los uniformados federales encargados, eventualmente, de contenerlos

Leer más...

Más Leídas