República Argentina: 1:12:35pm

El comisario general Héctor Marcos De Vargas, tercero en la jerarquía de la Policía Federal y virtual jefe directo de todas las comisarías porteñas, fue desplazado de su cargo por decisión del secretario de Seguridad, Sergio Berni. Según se informó, la medida se tomó tras la sugerencia del propio jefe de la Policía Federal, Ramón Di Santo, precisó el miércoles (07 agosto 2013) el diario Clarín. Hecho casual o sugestivo, el relevo se produjo el mismo día de un allanamiento judicial a la sede de la fuerza por sospechas de vinculación de efectivos con  barras bravas de Boca Juniors.

El cargo del comisario desplazado será ocupado por el comisario mayor Ricardo Torre.

La información fue confirmada a Clarín por altas fuentes policiales. “De Vargas estaba en un lugar que tiene mucho protagonismo, ya que siempre hay mucho rebote y repercusión de las actividades que desarrollan las áreas a su cargo; eso hizo que fuera muy desgastante para él”, dijeron esas fuentes, citadas por el rotativo.

El jefe desplazado tenía un contacto permanente tanto con Berni como con el comisario general Ramón Di Santo. Y, al parecer, no terminaba de cubrir la expectativa que habían puesto en él para ese cargo.

 


“Tanto el secretario como el jefe tienen un ritmo de trabajo muy fuerte, porque arrancan a primera hora del día y terminan cerca de la medianoche y eso es muy desgastante para cualquiera. Entonces fue el propio Di Santo quien sugirió el relevo”, dijeron las fuentes consultadas.

Sin embargo, resultó llamativo que la medida se conociera casi simultáneamente con la decisión judicial de allanar oficinas de la Federal por las sospechas de complicidad de policías con la barra brava de Boca, tras los incidentes en que terminaron muertos dos hinchas antes de un partido con San Lorenzo.

De Vargas había asumido su cargo en diciembre último, reemplazando a Héctor Tebes, quien en ese momento quedó como subjefe de la fuerza. Ahora, ya está previsto que quien quede a cargo de la Superintendencia de Seguridad Metropolitana, que tiene a su cargo todas las comisarías, sea el comisario mayor Ricardo Torre.

Torre estaba al frente de la Superintendencia de Transporte, área que ahora tendrá como jefe al comisario mayor José Luis Rodríguez.

“Antes la evaluación se hacía al fin de cada año, pero ahora la gestión se evalúa día a día y si la persona no rinde lo que se espera, se realiza el cambio. Para De Vargas el desafío fue muy exigente y eso motivó su desplazamiento”, dijeron las fuentes consultadas como una forma de justificar el por qué del sorpresivo cambio.

El área de la Superintendencia Metropolitana es un sector clave dentro de la Policía Federal porque se encarga, en la práctica, de supervisar todo lo que ocurre en la calle. Entre esas actividades se encuentra la seguridad vinculada con los partidos de fútbol que se realizan cada semana en Capital.
 


Más Leídas