República Argentina: 7:49:25am

La jefa de la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica Militar del Ministerio de Defensa, Lourdes Puente Olivera, renunció a su cargo. Su caída, atribuida a la crisis de la Fragata Libertad, es la primera que alcanza a un civil, en el marco de otras tres bajas militares, el ex jefe de la Armada y dos miembros de su plana mayor.
En efecto, la salida de Puente Olivera se suma a la baja del titular de la Armada, almirante Carlos Alberto Paz, que se fue luego de que pasaran a disponibiildad al secretario general de la fuerza, almirante Luis María González Day, y al ex director general de Organización y Doctrina, comodoro de marina Alfredo Blanco.
La Fragata Libertad está retenida en el puerto de Ghana, desde hace más de dos semanas, por una decisión judicial del país africano, que hizo lugar a un reclamo de los fondos buitre. El Gobierno argentino se niega a pagar una fianza fijada en 20 millones de dólares y empezó una apurada gestión con el envío del vicecanciller Eduardo Zuain y el viceministro de Defensa, Alfredo Forti. Sus jefes están inmersos en una durísima interna para echarse culpas ante el bochorno internacional. De acuerdo al diario Clarín, hasta ahora, “Puricelli pagó más platos rotos que Héctor Timerman”
 

El área que quedó ahora bajo la lupa, la DINEM, tiene como tarea producir inteligencia estratégica para el área castrense en forma permanente, relacionada con las amenazas del marco externo. Puente Olivera era la primera mujer que había llegado a conducir un organismo
 

Más Leídas