República Argentina: 6:26:13am

La crisis desatada en la Gendarmería y la Prefectura Naval movió a la Presidenta Cristina Kirchner a ordenar el descabezamiento de las planas mayores de las dos instituciones, pero ello no calmó los ánimos y la suboficialidad de ambas fuerzas condicionó la vuelta integral al trabajo al blanqueo de sus haberes y un piso de 7.000 pesos en el sueldo inicial básico. En la madrugada del jueves (04 oct 2012) hubo reuniones de las nuevas cúpulas con delegaciones de los protestantes pero, en principio, hubo rechazos de esperar hasta el martes en la espera de respuestas oficiales.

De acuerdo a la agencia oficial Télam, la ministra de Seguridad Nilda Garré anunció que se determinó "el pase a retiro" de 10 prefectos generales de la Prefectura Naval y 10 comandantes generales de la Gendarmería.

Garré dijo  que a cargo de Gendarmería fue nombrado el comandante general Enrique Zach en reemplazo de Héctor Schenone, y en Prefectura fue designado el prefecto general Luis Alberto Heiler en reemplazo de Oscar Arce

"Con lo cual queda normalizada la situación en las dos fuerzas de seguridad", concluyó Garré en su contacto con los medios desde el edificio Centinela.

El Ministerio de Seguridad designó como nuevo Subjefe de la Gendarmería, en tanto, al comandante general Carlos José Pereyra,  en reemplazo de Juan Obdulio Sainz.

 En la Prefectura Naval, el subjefe de la fuerza hasta la fecha, Enrique Cingolani, será reemplazado por el prefecto general Andrés Manuel Monzón, según se informó a través de un comunicado.

Más Leídas