República Argentina: 9:43:05pm

Un ómnibus repleto de gendarmes se desabarranco en la madrugada del lunes (14 dic 2015) en la ruta 34 a la altura de la población salteña de Balboa, dejando un saldo provisorio de no menos de 43 muertos y por los menos otros 10 heridos varios de ellos de extrema gravedad. Aparentemente el reventón de un neumático, según testimonios recogidos por el diario El Tribuno, de Salta, habría sido el causante de la tragedia. La ministro de Seguridad, Patricia Bullrich se trasladó a la zona desde Buenos Aires, junto al jefe de la Fuerza. El presidente Mauricio Macri expresó su consternación por lo ocurrido y envió su solidaridad a los familiares de las víctimas, además de declarar 24 horas de duelo nacional.

 Los gendarmes fallecidos en la Ruta Nacional Nº 34 a pocos kilómetros de Rosario de la Frontera se dirigían a San Salvador de Jujuy para evitar un posible estallido social liderado por Milagro Sala.

Esta versión se había instalado apenas se conoció el accidente vial y luego fue confirmado por el ministro de Seguridad de Salta, Alejandro Cornejo D'Andrea, quien le dijo a El Tribuno: "Los gendarmes eran trasladados a Jujuy a pedido del Gobernador de esa provincia, Gerardo Morales, para evitar un posible conflicto social".

El mandatario jujeño tenía información que la agrupación liderada por Milagro Sala, la Tupac Amarú, tenía pensado comenzar a cortar las diferentes rutas de esa provincia y realizar distintas protestas en el propio San Salvador. También habría planificado, según versiones provenientes de Jujuy, saqueos a diferentes supermercados para iniciar un estallido social.

Según informó la policía local el accidente se produjo cuando el omnibus intentó esquivar un profundo pozo de la ruta bastante deteriorada en esa zona, lo que hizo al conductor perder el control del vehículo y precipitarse a un barranco. La oscuridad de la noche y lo apartado del lugar demoró las tareas de ayuda durante bastante tiempo. 

"El panorama era desolador, había cuerpos por todos lados y el colectivo estaba literalmente destruido. La imagen era dantesca. Es una verdadera tragedia", le dijo a El Tribuno uno de los primeros recatistas que llegaron al lugar donde se desbarrancó el ómnibus que llevaba 50 gendarmes hacia San Salvador de Jujuy y que había partido desde Santiago del Estero.

"Nosotros sacamos cuatro gendarmes con vida, uno de ellos está en grave estado y sufrió un paro cardíaco antes de llegar al hospital de Rosario de la Frontera. Antes había salido con vida otros tres en mejor estado. En total serán 9 o 10 los sobrevivientes. No vamos a poder saber la cantidad de muertos hasta que el colectivo que terminó con sus gomas para arriba sea levantado por las dos grúas".

Reventó un neumático

El recatista también le confirmó a ese matutino que "la tragedia se ocasionó a raíz que al colectivo se le reventó el neumático derecho de la parte de adelante justo en el momento que cruzaban el puente. Esto hizo que el chofer pierda el control y rompa la seguridad y se desbarranque. Si esto sucedía 10 metros antes, el colectivo terminaba en la banquina y nada de esto hubiese sucedido".

Los colectivos que trasladaban a los gendarmes hacia San Salvador de Jujuy eran tres. El primero de ellos es el que desbarrancó. Los otros dos no sufrieron ningún tipo de problemas.

Dos helicópteros de Defensa Civil están fueron desplazados  hacia Rosario de la Frontera para trasladar a los heridos más graves hacia el Hospital San Bernardo. Hasta el momento uno sólo gendarme está en estado crítico, mientras que los otros estarían fuera de peligro, según el recatista. "Yo no me animaría a decir la cantidad de gendarmes que fallecieron en esta tragedia, pero si hablamos que nosotros rescatamos hasta el momento 10 con vida, entonces las cifras oficial de 30 fallecidos se podría estirar a 42", finalzó.

 

Más Leídas