República Argentina: 8:54:39am

En un confuso episodio, inicialmente calificado como accidental, un suboficial de la Fuerza Aérea dio muerte a un compañero cuando manipulaba un revólver calibre 32 en el casino de suboficiales de la antigua Primera Brigada de Morón, ahora convertida en Base Aérea.
Un capitán de la fuerza, que actuó como portavoz, reiteró que el episodio fue fortuito y que el personal de la fuerza se halla convenientemente adiestrado en el manejo de su armamento.
Pero el revólver 32 no es de uso militar y todo parece indicar que, frente a la ola de inseguridad, el autor del hecho, estaba mostrando a sus compañeros el arma, para aplicar en su uso personal como defensa, cuando se produjo el inexplicable episodio ya que un revólver no se dispara a menos que se accione el percutor.
Según un informe preliminar del diario La Nación. el hecho ocurrió en la noche del lunes (3 junio 2013), alrededor de las 21.30, en el casino del predio que funciona en la base, donde se encontraban los protagonistas de esta historia.

 

Enterado de la trágica noticia, personal de la policía y de Gendarmería acudieron de inmediato al lugar, ubicado en la calle Eva Perón 2200, de esa localidad del oeste del conurbano bonaerense.
De acuerdo con la investigación, todo comenzó cuando tres miembros de la Fuerza Aérea conversaban en el casino y uno de ellos manipulaba un revólver calibre 32.
Al parecer, de manera accidental, se le escapó un tiro que impactó en la cabeza de uno de sus compañeros que se hallaba enfrente suyo.
Si bien el herido fue trasladado de inmediato al centro asistencial del predio militar, fuentes policiales dijeron que murió antes de que pudiera ser atendido.
Al lugar, donde funciona el INAC (Instituto Nacional de Aviación Civil), llegó rápidamente la policía de la Jefatura Departamental de Morón, que procedió a demorar al responsable del hecho, quien quedó a disposición de un fiscal de Morón.
 


Más Leídas