República Argentina: 8:54:53am

Seis antiguos aviones cazabombarderos Douglas A4- AR, que tras un homérico trabajo de sus mecánicos estaban listos para volar el viernes pasado desde la base de Villa Reynolds, en San Luis, hasta la ciudad de Natal, ubicada en el norte de Brasil, para participar en el mayor ejercicio militar de Latinoamérica, debieron quedar forzosamente en tierra por un incomprensible error burocrático.
De acuerdo a lo que informó el martes (05 nov 2013) el diario La Nación, una sorpresiva orden implicó un cambio de planes: La Argentina canceló a último hora su participación en el mayor ejercicio Cruzex que organiza el gobierno de Dilma Rousseff.
No hubo informes inmediatos, sobre las razones oficiales de la decisión, que no fue comunicada por el gobierno nacional.  
Según pudo saber LA NACION, el motivo pasó por "temas administrativos y burocráticos": el Congreso no llegó a autorizar la salida de las aeronaves al exterior. En tanto, desde la Fuerza Aérea evitaron dar precisiones y aclararon que las decisiones vinculadas a operativos fuera del país depende del Ministerio de Defensa, que encabeza Agustín Rossi. Además de los seis A4-AR, iba a viajar a Brasil un avión Hércules que realizaría tareas de abastecimiento durante el ensayo. La participación de la Argentina en el Cruzex 2013 estaba prevista desde la gestión en Defensa del ahora ministro de Seguridad, Arturo Puricelli.

Más Leídas