República Argentina: 11:48:41am

El diario Clarín, en una nota firmada por la periodista Natasha Niebiseskikwat, dio cuenta el miércoles (09 abril 2014)  de lo que está llamado a sumar un nuevo eslabón a la cadena de bochornos por el buque almirante Irizar que tampoco podrá atender la campaña antártica 2014-15. Un dato llamativo es que el texto está acompañado de fotografías inéditas que desnudan que el buque, al menos en su sala de máquinas, adolecía, al momento del incendio, graves como negligentes fallas preventivas y de mantenimiento.

 

El artículo es el siguiente:

Mañana (por el jueves 10 de abril de 2014) se cumplen siete años del incendio del rompehielos Almirante Irizar, que destruyó su sistema de energía. El último viernes, diputados de la oposición volvieron a pedirle informes al Poder Ejecutivo sobre la marcha de la dilatada reparación del buque en el astillero Tandanor, la millonaria cantidad de pesos invertidos hasta ahora, mayor transparencia en las decisiones tomadas y si hubo responsables del siniestro que merecieran castigo. Néstor y Cristina Kirchner se habían propuesto hacer las pruebas de mar con el buque ya reparado para el 17 de octubre de 2011. Pero tampoco habrá Irizar para la campaña de 2014-2015 y con suerte podría haberlo para la de 2015/2016. Por otra parte, Clarín tuvo acceso a fotos inéditas del interior del buque emblema de la Armada Argentina, que por casi treinta años realizó la campaña antártica. Estas alarman

 

Por ejemplo, hay una imagen de uno de los motores en la que se ven unas mangueras negras que cubren tuberías de combustible, que deberían haber tenido una “camisa”. Esta “camisa” envuelve las tuberías de inyección para evitar el efecto spray si se pincha un caño de combustible que pueda salpicar superficies calientes y provocar fuego. En las otras fotografías que publica Clarin.com se pueden ver otros espacios del buque, oxidados y descuidados. El informe al PEN presentado el viernes por el diputado radical por La Rioja, Julio Martínez, ex presidente de la Comisión de Defensa de la Cámara Baja –y quien fue acompañado por una docena de legisladores– pide conocer el estado del buque antes del siniestro. Pide también conocer los resultados de las pericias, si es que hubo otras después de las que trascendieron en los primeros días posteriores al incendio. Se habló de una falla eléctrica. En aquel fatídico 10 de abril de 2007 viajaban 296 personas, tripulantes y pasajeros. No hubo que lamentar muertes. Pero de acuerdo a la opinión de los especialistas consultados por este diario y que suministraron las fotografías, el incendio podría haber sido una tragedia humana.

 

El informe de Martínez –quien ha presentado varios pedidos al PEN por el buque siniestrado pero también por la campaña antártica– se presentó un día después del informe de gestión que el jefe de Gabinete Jorge Capitanich dio ante el Congreso. Curiosamente, comentaron en el despacho de Martínez, Capitanich respondió por escrito a los pedidos sobre el Irizar, lo que permitió confirmar la desorbitada suma invertida en reparaciones.

 

Desde el despacho del legislador, Clarín registró que el contrato inicial de arreglo entre Tandanor y la Armada fue de $ 325.950.000, lo que sin explicaciones resultó insuficiente. Se firmó un contrato complementario d $ 137.479.330, más otros adicionales por $70.228.086. En total, $ 533.657.416 asignados a la reparación del buque. Por otro lado, las fuentes sumaron otros U$S 61.854.527 en alquileres de barcos y helicópteros extranjeros desde que falta el Irizar para hacer la campaña antártica. Los críticos dicen que se podría haber comprado un rompehielos nuevo o tres usados.

 

Pero el Gobierno defendió lo actuado a capa y espada. Lo hizo inclusive durante la cuestionada gestión de Arturo Puricelli como ministro de Defensa, y en la que la campaña antártica estuvo denunciada por manejos poco transparentes ellas contrataciones que se hacen desde el incendio para abastecer las bases argentinas en la Antártida. A Puricelli lo reemplazó Agustín Rossi.


Más Leídas