República Argentina: 9:41:41am


Explicación  de la Secretaría de Derechos Humanos:
Con la firma del titular de esa repartición, Humberto Rava, dicha Secretaría informó que:
“El hecho de que el doctor Facundo Maggio, que pertenecía a la planta de profesionales del Poder Ejecutivo, haya tomado la decisión personal de asumir la defensa de personajes imputados en graves crímenes de Lesa Humanidad, es de su entera responsabilidad y, por lo tanto, no puede seguir perteneciendo a un gobierno comprometido con la defensa de los derechos humanos”
Inmediatamente la Fiscalía de Estado le habría solicitado la renuncia, cosa que Maggio hizo de inmediato ante la sorpresa de quienes sostienen que todo ciudadano tiene derecho a ser defendido, dijo el texto de Periodismo de Verdad.
 Inmediatamente la publicación agregó
 La noticia del alejamiento de Maggio de su cargo por defender a algunos de los imputados en las causas citadas  ha generado vergüenza e indignación.
El hecho ya se hizo público en otras provincias desde donde están llegado a “Periodismo de Verdad”  llamados de solidaridad y alerta. Esto es una vergüenza y una falta total de madurez, dicen.

Es realmente paradójico que quienes hablan de “dictadura”, de “violación a los derechos humanos”, de “falta de garantías para los que piensan diferente”, “de persecución ideológica”, entren en el juego de querer dirigir cada uno de los actos de sus funcionarios, castigando a quienes tan solo por ejercer su profesión a imputados en juicios de este tipo, deben renunciar al cargo.

Desde “Periodismo de Verdad”, enviamos nuestros saludos al doctor Maggio y nos solidarizamos con él. Pedimos a los funcionarios de la provincia un poco más de cordura y de tolerancia, recordándoles que lejos de sembrar más rencor, tienen que gobernar para todos, respetando a unos y a otros, garantizando a cada ciudadano que podrá pensar, expresarse y actuar libremente, aunque sea funcionario del Estado.

Demasiado vapuleado está el Gobierno de la provincia en los medios nacionales como para echar más leña al fuego. Es llamativo que el Gobernador permita que sus subalternos tomen estas decisiones que en nada contribuyen a la grandeza ni a la paz de la provincia, y por ende de la Nación. Démosle a José Jorge Alperovich el beneficio de la duda y esperemos una vez enterado de lo sucedido reaccione como corresponde para remediar tan grave error.”

 


 

Luz García Hamilton

Más Leídas