República Argentina: 3:33:56pm

 

En las últimas horas, los mandos superiores de la Prefectura y la Gendarmería recibieron directivas verbales de la ministra Garré para estudiar el establecimiento de nuevos objetivos para ambas fuerzas, para lo cual, incluso podrían contar con efectivos transferidos de la Policía Federal.

El proyecto de la ministra Garré contempla el establecimiento de un nuevo cordón de seguridad en el ámbito de la Capital Federal con potencial extensión al primer cordón del conurbano metropolitano.  La Prefectura Naval reforzaría posiciones en la zona sur  proyectándose por el Riachuelo mientras que la Gendarmería pasaría a cubrir objetivos en el area nor-noroeste de la ciudad.

 En tanto, el diario Clarín, al comentar la situación sostiene este miércoles que, el nuevo mapa sería el siguiente: Prefectura iría a las seccionales 24a. (La Boca), 32a. (Pompeya/ Barracas /Parque Patricios) y 34a. (Parque Chacabuco/ Boedo), mientras que Gendarmería se ocuparía de la 26a. (Constitución/Barracas), la 28a. (Barracas/Parque Patricios), 36a. (Villa Soldati/ Bajo Flores), 30a. (Barracas) y 52a. (Villa Lugano).

 

Para el rotativo, las zonas elegidas por el recambio son clave, tanto a nivel político como a nivel operativo, ya que muchas de ellas son consideradas muy conflictivas. En jurisdicción de la 36a. y la 34a. está, por ejemplo, la Villa 1.11.14, donde desde hace ya más de una década se instaló un polo del narcotráfico. Una problemática similar tiene la Villa Zavaleta (jurisdicción de la seccional 32a.). En estas áreas se implementaría, además, puestos fijos , experiencia que ya dio buenos resultados.

 

Los conflictos son diversos. Recurrentemente, las comisarías 24a. y 26a., de la Boca, se ven involucradas en casos de corrupción ligados a la hinchada de Boca: manejo de los estacionamientos los días de partido y reventa de entradas, puntualizó Clarín.

Más Leídas