República Argentina: 9:43:32pm

Antes de comenzar es necesario recordar que a los Hospitales Militares tienen acceso:

El personal militar en actividad y retiro y sus familiares.

El personal de Gendarmería Nacional, Prefectura Naval y sus familiares.

El personal de soldados voluntarios y sus familiares adheridos a IOSFA.

El Personal civil de las FFAA.

Personal de otras obras sociales que acceden a los servicios del HMC por convenios con las Fundaciones de Sanidad Militar y Naval (FUSEA y FUSANA)

Concretamente, se ha conformado una crisis en la ostensible demora que sufre el personal para lograr un turno de atención ambulatoria que supera los 30 días de espera en muchos servicios.

Existe una saturación en las demandas de atención que se ha conformado en los 3 hospitales militares, el Militar Central, el Naval y el Aeronáutico de Cap. Fed. por la confluencia simultánea de varios factores a saber:

La escasez de profesionales médicos en esos nosocomios, agravada por el éxodo reciente de 80 profesionales del Hospital Militar Central. Para tener una acabada noción de las crisis basta con hacer mención al servicio de neumología que cuenta con la exigua planta de 2 profesionales médicos, debiendo imaginarse cuál es la situación que se produce cuando uno de ellos debe hacer uso de licencia. Si se intenta obtener un turno en el sitio de otorgamiento de turnos del HMC se obtendrá en pantalla para casi la totalidad de los médicos la siguiente frase “El profesional seleccionado no dispone de turnos libres. Por favor, intente nuevamente el ....”.

Como conclusión parcial se observa que no se han tomado desde el nivel correspondiente las medidas necesarias para detener esa sangría y preservar los escasos recursos humanos disponibles.

Como consecuencia de esta situación, los afiliados deben sufrir demoras superiores a los 30 días en muchos servicios para obtener un turno de atención, o similar demora para efectuarse una biopsia como efectivamente ha ocurrido. Más aún, los propios profesionales del hospital sufren los mismos inconvenientes para ser atendidos por otros servicios, como es el caso de una médica logro un turno para ser atendida en odontología después de haber transcurrido más de 25 días.

Esta situación se reproduce casi en forma idéntica en los hospitales Naval y Aeronáutico, habiéndose comprobado con fecha 3 de noviembre del cte año que solo un 15% de los profesionales del Hospital Naval tenían turnos disponibles para ser adjudicados.

La atención de otras obras sociales por parte de los hospitales militares contribuye a la saturación de la demanda de atención, siendo estos los únicos de alta complejidad a los que puede recurrir el personal militar y sus familias. Si bien la intención de prestar servicios a otras obras sociales tuvo como objetivo utilizar cierta capacidad ociosa de los Hospitales militares y facturar por dichas prestaciones para compensar el lánguido presupuesto asignado, tales prestaciones no deben contribuir a saturar aún más la atención ambulatoria por parte de quienes solo cuentan con los hospitales militares para su atención.

Esta situación existente en el ámbito militar se ve agravada por lo que ocurre en la Obra Social de dicho personal.....el Instituto de Obra Social de las FFAA.

Dicho Instituto procedió hace algún tiempo a suprimir la contratación de los centros médicos privados de alta complejidad,( como el Sanatorio Bazterrica por mencionar uno ), reduciendo dramáticamente la posibilidad de elección de sus afiliados que actualmente tienen como únicos medios de atención de alta complejidad a los 3 hospitales militares cuya situación fue descripta más arriba.

A esto debe agregarse las restricciones de contratación de profesionales a dicha Obra Social, provocando también una crisis interna asistencial que lejos de contribuir a descomprimir la saturación de los hospitales militares la agrava aún más.

Y ello es así, si se observa por ejemplo que algunas delegaciones asistenciales de la Obra Social carecen de las especialidades esenciales necesarias; a modo de ejemplo, el centro asistencial de Villa del Parque solo brinda atención en 5 especialidades, careciendo de servicios esenciales como cardiología, gastroenterología, oftalmología, entre muchos otros, los que son especialmente requeridos por personas mayores. Y no es todo..... no hay ningún médico de planta, son todos monotributistas al igual que muchos en la Clínica Actis, con las consecuencias que de ello se derivan (entre ellas la falta de sentido de pertenencia).

Es de destacar que dicha Obra Social si bien es organismo autárquico, depende directamente del Ministerio de Defensa, el cual es responsable de lograr su normal funcionamiento, el que también lo es respecto de la situación de los 3 hospitales militares.

Para mayor claridad, los Jefes de Estado Mayores Generales de las FFAA no tienen atribuciones para adoptar medidas dentro del IOSFA por NO integrar la orgánica de ninguna de las 3 Fuerzas.

El ajuste es tan severo que por ejemplo, en el Hospital Militar Central han reemplazado personal civil de planta por soldados voluntarios, como ocurre en recepción de Guardia de Emergencia, los cuales carecen de experiencia y formación adecuada, a punto tal que el personal de ATE IOSFA presento un reclamo al Ministerio de Defensa por colocar voluntarios en reemplazo de agentes civiles, tal como lo informo en un boletín del 8 de noviembre del 2022. Otro aspecto que demuestra hasta donde llega el ajuste es que Iosfa ha suprimido el servicio nocturno de la Farmacia propia Matienzo , imponiendo a familiares de pacientes internados en el HMC a tener que desplazarse durante la noche hasta Juramento y Cabildo para adquirir medicamentos que  eventualmente requieren los médicos del Hospital

Podrá afirmarse que en el medio civil existen también demoras de atención, pero la diferencia está dada en que el personal militar en actividad es cautivo de IOSFA no teniendo posibilidad de elección de otra obra social, y el retirado tiene serias restricciones para migrar debido a su avanzada edad, en tanto en el ámbito civil si existe la posibilidad de migrar a otras obras sociales de mejores prestaciones.

En cuanto a los costos de afiliación mensuales resulta conveniente resaltar que un Coronel debe abonar 10000$ más que cualquier persona de 70 años de edad adherida a un plan intermedio de una Medicina Pre Paga (Sancor Salud por mencionar una).

Es de esperar que los directivos de IOSFA y las autoridades que corresponde al ámbito militar subsanen a la mayor brevedad posible la falencia de disponibilidad de profesionales para asegurar que se brinde la calidad de atención que el personal afiliado merece y a la que tiene derecho.

 

Marcelo Quintas

DNI 7737601

 

Más Leídas