República Argentina: 3:46:55pm

Gustavo era correntino, hasta principio de año vivió en Roldán y trabajó en la Gendarmería de Rosario. Tras separarse de su expareja pidió el traslado a Buenos Aires. El 10 de julio tomó licencia por vacaciones y viajó a Roldán para visitar a sus hijos. Esa noche llamó a su actual pareja y le contó que estaba bien y contento porque se había reunido con los chicos, una nena de 11 años y un varón de 17.

Después de esa llamada, nadie más pudo contactarlo. Su hermana Sthella vive en Monte Caseros, Corrientes, junto a su padre. Fue ella la que emprendió la primera búsqueda e incluso viajó a Buenos Aires donde se encuentra ahora esperando noticias. La mujer contó a La Capital detalles de la desesperante situación que están padeciendo.

Sthella relató que, ante los intentos negativos por ubicarlo, se acercó a la Gendarmería de Monte Caseros donde le dijeron que su teléfono aparecía con última señal en la zona mesopotámica por lo que pensó que quizás había continuado sus vacaciones hacia algún lugar donde no había cobertura telefónica.

Pero cuando este 25 de julio Gustavo no se presentó en su destacamento de Capital Federal, la Gendarmería la llamó para preguntarle si sabía algo de él, e incluso fueron hasta la casa de su papá a buscarlo. También estuvieron en su departamento de Buenos Aires y en la casa de Roldán. Como no lo encontraron, procedieron a hacer la denuncia.

La investigación está a cargo del fiscal Gastón Avila, de la Unidad de Homicidios Dolosos, que al ser consultado dijo que están haciendo varias investigaciones pero que “está todo bajo secreto”. Y agregó que por el momento “se sigue con la búsqueda, hay una persona desaparecida, no sabemos si fue víctima de delito y no queremos frustrar pruebas al divulgar información mediática”.

Fue la exmujer de Gustavo, quien le contó que su hijo tuvo un accidente camino al cementerio de Roldán con ese auto. La ex agregó que Gustavo había dejado el Bora en Roldán luego de su viaje anterior el pasado 12 de junio, día del cumpleaños de su hija, “pero eso es mentira porque mi hermano volvió a Buenos Aires con su auto”, resaltó.

El 12 de julio, la policía de Roldán asistió a un siniestro ocurrido en el camino al cementerio donde encontró el Bora gris volcado sobre la cuneta sin ocupantes. En el interior del coche había sangre. Luego de averiguaciones, fueron a la casa de la madre del chico y la mujer dijo que su esposo tiene un auto similar que estaba a su cuidado porque él se encentraba en la provincia de Buenos Aires.

La mujer agregó que no se había dado cuenta de la faltante del vehículo y que su hijo no sabía manejar y que el mismo tiene problemas psiquiátricos y depresivos. Más tarde el joven fue llevado al Samco local y luego derivado al Hospital Centenario por un fuerte golpe en la cabeza, que le impedía recordar lo sucedido. También apareció otro joven de 18 años lesionado, que iba en el mismo auto donde había una tercera persona de la cual no se tienen datos.

Un allegado a Sthella habló con la ex de Gustavo, que es de origen paraguayo. “Le pidió información del seguro del auto y de vida, le habló de temas bancarios y dijo conocer que mi hermano tenía un seguro en dólares hecho en Paraguay; parecía más interesada en el dinero que en que apareciera”, afirmó.

“Lo único que quiero es que mi hermano aparezca vivo, es una persona muy buena e intachable, tiene el cargo de segundo comandante y estaba haciendo cursos para un ascenso y estudiando en la universidad una licenciatura relacionada con su trabajo, es muy profesional”, explicó.

“La última vez que nos mensajeamos fue el 7 de julio. El 13 de julio quise comunicarme para avisarle que mi papá estaba mal y quería que viniera a acompañarlo, pero no hubo forma. El 17 cuando fallece la mujer de mi padre, me llegué a Gendarmería de Montes Caseros donde me tranquilizaron diciendo que cuando vuelva a tener señal seguramente se iba a comunicar.

Tengo todos los motivos para sospechar que algo raro pasó, él no puede desaparecer porque sí y tantos días”, opinó Sthella. “Queremos que se difunda en todo el país, soy la representante de la familia porque mi papá es un hombre mayor enfermo que está en estado de shock por la situación.

Yo estoy segura de que mi sobrino algo sabe y que vio muchas cosas. Ojalá aparezca vivo, es el único hermano que tengo, es una persona buena. Pido que se investigue, que no quede en la nada”, cerró Sthella.

 

 

Más Leídas