República Argentina: 4:45:38pm

Desde hace tiempo que las Fuerzas Armadas piden equiparar sus ingresos con los de las Gendarmería Nacional, la Prefectura Naval, la Policía Federal y la Policía de Seguridad Aeroportuaria y, aunque hubo una promesa de parte del Ministerio de Defensa de hacerlo, las resoluciones en donde el Ejecutivo fija la escala de haberes hasta marzo del 2023 muestra que en esta ocasión la brecha se mantendrá.

 

Según las últimas actualizaciones salariales publicadas en el Boletín Oficial, las fuerzas que dependen del Ministerio de Defensa están en clara desventaja desde lo económico respecto de las que lo hacen del Ministerio de Seguridad, con una diferencia salarial que llega hasta casi el 90% entre unos y otros. Y, aunque se va “achicando” hasta marzo hasta llegar a un 70%, la brecha es amplia.

Según las actualizaciones salariales publicadas en la Resolución Conjunta 5/2022 del Ministerio de Defensa y de Economía, el rango más alto dentro de la estructura de las Fuerzas Armadas -Teniente General, Almirante y Brigadier General- tiene un sueldo bruto desde julio de $307.449, que escala en octubre, enero de 2023 y marzo del año siguiente en incrementos de 24.000 pesos hasta llegar en marzo del año que viene a 384.311 pesos.

Si esto se lo toma en la escala inferior, Voluntario de 2°, Marinero de 2° y Aspirante, desde julio cobran 66.799 pesos y en marzo del año que vienen llegarán a 83.499 pesos.

 

Pero así como actualizaron las escalas salariales de las Fuerzas Armadas, lo mismo sucedió para las fuerzas de seguridad nacionales a través de la Resolución 420/2022 del Ministerio de Seguridad.

Así, el Comandante General de Gendarmería Nacional cobra desde julio $407.657 y en marzo del año que viene alcanzará los 494.198 pesos. En el escalafón más bajo, Gendarme II, el salario hoy es de $ 110.131,12 y llegará a $ 133.492,27 el próximo marzo.

Pero a estos sueldos se le suman adicionales por “funciones de Prevención Barrial”, por lo que en el caso del comandante hoy son otros $170.127 y en marzo serán $ 206.215, lo que hace que el salario llegue a 577.784 en julio y a 700.413 pesos en marzo. Para el Gendarme II el plus en julio es de $53.134 y en marzo del 2023 de 64.405 pesos.

En el caso de un Prefecto General, hoy cobra $407.657,14 y en marzo del 2023 llegará a los $494.129,87, mientras que el rango más bajo, Marinero, hoy tiene ingresos brutos por $121.144,23 y al termino de la escala de aumentos alcanzará los 146.841,50 pesos.

En el caso de la Policía Federal, la persona con mayor rango, Comisario General, el sueldo de julio quedó establecido en $448.248, mientras que en marzo alcanzará los 543.331,06 pesos. En cambio, un agente de la fuerza cobra $135.839,79 y llegará a 164.654,30 pesos.

La fuerza más nueva que se creó, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, en su cargo más alto, el Comisionado General, tiene ingresos por $217.885,71 con un suplemento de $62.163 por tarea jerárquica y ajustará hasta 264.103,90 pesos con un suplemento de 75.349 pesos en marzo del 2023. Mientras que un Oficial Principal desde julio de este año cobra 95.037,53 pesos y llegará a 115.197,01 en el primer trimestre del 2023.

 

Pero, aunque la diferencia entre los salarios brutos entre los cargos más altos de las Fuerzas Armadas y las de las fuerzas de seguridad puedan alcanzar casi el 46%, la brecha se amplia cuando se comienzan a sumar los adicionales, algo que en el Ejercito, la Marina y la Fuerza Aérea no existe. No sólo se amplía la brecha entre una y otra fuerza, sino que como los adicionales son remunerativos, esa diferencia también se mantiene cuando se retiran y se jubilan.

En el caso de las autoridades máximas de las fuerzas de seguridad, se les suma un “complemento por Responsabilidad Jerárquica” para el Director Nacional de la Gendarmería, el Prefecto Nacional Naval y el Jefe de la PFA de $58.078, que ascenderá a $70.397 en marzo del año con viene.

En esta ecuación, la diferencia entre los ingresos de la autoridad máxima de las FFAA y de Gendarmería Nacional es de un 88 por ciento.

Pero, además, la jerarquía más alta de Gendarmería es comparable al de General de Brigada en las Fuerzas Armadas que hoy tiene un sueldo de 249.802 pesos y para marzo será de $312.253, por lo que la diferencia supera al 100% si se suman todos los adicionales que tienen los gendarmes.

Un problema que esto genera no solo tiene que ver con la brecha salarial, sino con la capacidad de poder atraer y contener al capital humano de las Fuerzas Armadas frente a las posibilidades de las otras fuerzas.

En el entorno del ministro Taiana señalan que buscarán mejorar la situación de las Fuerzas Armadas para achicar la diferencia salarial que existe.

Así lo explicaron fuentes del Ministerio de Defensa a Infobae: “Siguen abiertas las conversaciones para la recomposición salarial de las Fuerzas Armadas. Estamos en proceso de diálogo con el ministerio de economía para definir la modalidad de implementación de la misma. Tal como lo dijo el ministro Taiana, el aumento será de forma amplia y gradual”.

 

Más Leídas