República Argentina: 1:26:11pm

La decisión de informar la actualización de la Carta Náutica 8 que ordenó el presidente Piñera, habría sido tomada el 23 de agosto, pero pasó inadvertida hasta su publicación en el diario oficial, el 27 de ese mes. Esta prendió las alarmas en la cancillería argentina y lo que siguió fue el pimpón de comunicados entre ambas cancillerías que todos conocen.

En la mente de Piñera, todavía pesaría la "derrota" arbitral contra Perú en el 2014 durante su primer mandato y seguramente quería dejar su segunda presidencia con algún hito un poco más oneroso para sus logros como presidente.

El fallo de la Haya en 2014 le dio la razón a Perú y generó un nuevo limite marítimo en el cual Chile perdió 22.000 km de mar patrimonial como también un área de pesca fina para empresarios chilenos, al tiempo que dejó al puerto de Arica sin un frente de acceso directo a alta mar.

Perú, en cambio, logró aumentar su mar patrimonial a costa del chileno y además una porción de alta mar que favoreció a empresas pesqueras peruanas, entre ellas, Exalmar S.A.

En una nota escrita en 2016 para el diario digital El mostrador los periodistas Santiago Escobar e Ivan Weissman consignaron que en medio de los juicios de Perú contra Chile por los límites marítimos ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, "Piñera realizó una inversión relevante en la Empresa Pesquera Exalmar S.A., una de las más grandes del Perú".

Los periodistas indicaron entonces que dicha empresa "resultó favorecida en sus derechos de pesca por la sentencia emitida el 27 de enero del 2014 por el referido tribunal internacional. Es decir, en términos gruesos, parte de lo que Chile perdió a manos de Perú en ese juicio, lo ganó el ex mandatario con sus inversiones en esa compañía peruana".

Según el medio electrónico, Sebastián Piñera nunca le habría informado al país, ni antes ni durante los juicios. Del lado peruano, solo lo sabrían los dueños de la empresa Exalmar, el grupo Matta Burotto y presumiblemente el núcleo central del gobierno peruano.

Como dato de color, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), el ex mandatario peruano, renunció en diciembre de 2015 al directorio de esa misma empresa, poco antes de asumir como candidato a presidente del Perú, cargo que en definitiva obtendría en una estrecha segunda vuelta con Keiko Fujimori.

EL FIN DE ESTALLIDO

Lentamente el fin del modelo chileno sigue su curso. Se espera una nueva constitución para el primer semestre del próximo año y -entre otros hitos- quizás el paso de las AFP a manos estatales o un sistema mixto de cotización que asegure pensiones mas dignas que los $ 160.000 chilenos (u$s 205) que cobraban en promedio los jubilados a principios de la pandemia. El valor de la canasta básica de alimentos a principios de 2021 fue de unos $ 74.000 chilenos (u$s 98).

Pero de la mano de aquello, también se extingue el fin de la vieja política con sus partidos tradicionales o partidos del orden, la ingenuidad de una población que salió a las calles en octubre de 2019 a manifestarse contra una economía (El Cronista)

Más Leídas