República Argentina: 11:43:28pm

El ministro de Defensa, Agustín Rossi, dijo el miércoles último en la base aérea de Comodoro Rivadavia que “los diez aviones B200 serán de mucha utilidad para generar rutas dentro de LADE (Líneas Aéreas del Estado), como enlace entre las distintas brigadas y para mejorar las capacidades de vigilancia y control de nuestro litoral marítimo”. El anuncio citando misiones de vigilancia marítima reveló que existe una ampliación de la negociación que llevará el lote de 10 originales a 12 o 14 aparatos.

os agregados se destinarán a la Aviación Naval, pionera en la operación de ese tipo de avión, Beechcraft B-200 Super King Air, en la "Escuadrilla Aeronaval de Vigilancia Marítima" y los emplea también en otras configuraciones; transporte sanitario, carga liviana y aerofotografía. La adquisición comenzó a tramitarse en el anterior gobierno, la Fuerza Aérea seleccionó los mejores aviones de un conjunto de TC-12B retirados del servicio de la marina estadounidense. La inspección y mantenimiento para dejarlos en condiciones de vuelo para el tránsito al país se lleva a cabo en los Estados Unidos.

 

El contrato por los aviones más un simulador asciende a casi 17 millones de dólares, incluye el adiestramiento de las tripulaciones, la compra se encuadró en el programa FMS; (sigla inglesa de Foreign Military Sales, ventas militares a extranjeros, programa del gobierno estadounidense) con una cancelación total de los pagos en 2026. La operación tendrá un adicional por el agregado de dos o cuatro aparatos para los aviadores navales. Todo parece indicar que los fondos saldrán del Fondef (ley del Fondo Nacional de la Defensa, iniciativa que impulsó el entonces diputado Agustín Rossi). La Fuerza Aérea y la Armada acordaron vuelos con tripulaciones mixtas para el traslado de las aeronaves a la Argentina. Se capitaliza la experiencia de los pilotos navales que llevan cuatro décadas operando el avión aunque con sistemas y aviónica antigua.

La obsolescencia del equipamiento de los B-200 Super King Air de la Armada es un tema a resolver. La Fábrica Argentina de Aviones (FAdeA) puede dar soluciones, una inspección mayor y modernización tal como la que se emprendió con máquinas de mayor complejidad, el Hércules C-130. También en tareas de pintura, FAdeA pintó con esquema retro de los años 80 un Boeing 737-700 matrícula LV-GOO de Aerolíneas Argentinas en setiembre del año pasado y se programaron 6 aviones más para el mismo diseño, sin embargo no se tuvo en cuenta para el Boeing 737 que compró recientemente la fuerza, llegó pintado desde los Estados Unidos con el color gris típico de los aviones de guerra.

La fábrica cordobesa tiene infraestructura, procesos técnicos y certificaciones específicas para esas tareas. Tener el mismo tipo de aeronave en uso en dos fuerzas facilita la cadena de soporte logístico y economiza costos de mantenimiento y operación, centralizar el ciclo de inspecciones mayores y modernizaciones en un taller como el de FAdeA completaría la ecuación. La planta motriz de estos bimotores es un turbohélice Pratt & Whitney PTA-6, de uso generalizado en diferentes aeronaves tanto civiles como militares. PyMes nacionales del sector tienen capacidad tecnológica comprobada para atender las novedades de motores y sistemas electrónicos de cabina.

El ministro Rossi durante la ceremonia de egreso de diez pilotos del Curso de Estandarización de Procedimientos para Aviadores de Transporte (CEPAT), hizo un recuento de todos los trabajos e inversiones realizadas para recuperar la capacidad de transporte de la Fuerza Aérea. El curso CEPAT prepara pilotos - recibidos de la Escuela de Aviación Militar- en la especialidad de transporte aéreo. El Huron adquirido a los Estados Unidos cumplirá el rol de entrenador multimotor y también de enlace entre las distintas brigadas de la fuerza. Mencionó el “enorme esfuerzo” para modernizar dos Fokker 28 y un Fokker 27 “que habían sido desprogramados y pueden seguir operando”, explicó. También hizo hincapié en la incorporación de un Boeing 737, “el sistema de transporte de pasajeros más popularizado en el mundo y que nuestros pilotos no volaban desde 2005”, y la pronta adquisición de un nuevo SAAB 340 para ampliar las capacidades de LADE.

 

Más Leídas