República Argentina: 8:45:44pm

 

Horacio Chighizola está molesto, se siente defraudado y está frustrado con el poder político del gobierno de Mauricio Macri que lo echó del Ministerio de Defensa y lo expresa en forma directa en una cataratas de frases pesadas sobre temas que manejó y conoce a la perfección: "Hoy no tenemos un presupuesto para encarar una reforma militar verdadera"; "la Argentina está muy abajo en relación a la defensa de los países vecinos"; "el operativo militar para la Frontera Norte sin recursos es inviable"; "hay quienes creen en el Gobierno que el de las Fuerzas Armadas no es un tema prioritario para el país" y "una reforma militar sin equipamiento es letra muerta", dispara el ex secretario de Estrategia Militar.

 

Hace exactamente un mes que a Chighizola el Gobierno lo expulsó por decreto de su puesto como segundo del Ministerio de Defensa. El ministro Oscar Aguad no le dio explicación alguna de esa cesantía.

 

Chighizola es un hombre que proviene del radicalismo. Ocupó lugares clave en los gobiernos de Raúl Alfonsín y de Fernando de la Rúa y llegó al gobierno de Mauricio Macri en el 2016. Ahora se siente como ajeno a esta administración.

 

"Hay unos cuantos en el Gobierno que decididamente no ven relevantes a las Fuerzas Armadas y creen que son temas postergables. Lo justifican a su manera, como que no se pueden encarar medidas hasta que no se solucione la situación económica. Es casi como si fuera el huevo o la gallina. Lamentablemente no reparan en que la defensa también tiene implicancias directas, medibles y capacidad de resultados de obtención de recursos para el Tesoro Nacional", expresa Chighizola a Infobae desde el living de su departamento, situado en el barrio de Belgrano. No quiere dar nombres o acusar a nadie en particular.

 

El ex secretario de Planeamiento Militar dialogará por más de una hora y media sobre todos los temas que hacen a las Fuerzas Armadas. A continuación los ejes centrales de esta charla exclusiva con Infobae en la que Chighizola decidió romper el silencio después de su eyección del gobierno.

 

 

La expulsión en Defensa

 

El 27 de febrero pasado se publicó en el Boletín Oficial el decreto 151/2019, por el que el Gobierno dispuso la designación de Paola Di Chiaro como nueva secretaria de Estrategia y Asuntos Militares, tras la cesación de Chighizola.

 

El ex secretario de Defensa no había querido renunciar y obligó al Gobierno a emitir un decreto con la cesantía de su cargo, algo similar a lo que courrió en su momento con el ex ministro de Energía Juan Aranguren.

 

"Si hubiera tenido una respuesta y una explicación de por qué me querían echar hubiera renunciado. Pero eso nunca lo tuve. Nunca me dieron una explicación de por qué me echaban. Si Macri o el jefe de Gabinete me hubieran llamado para explicar, hubiese renunciado. Yo fui funcionario de Macri, no de Aguad. El motivo que se me dio es que se necesitaban hacer ciertos recambios en el Ministerio. Pero de hecho, el único recambio fui yo. Yo fui cesanteado por decreto", dijo Chighizola.

 

-¿A usted lo objetaron por el manejo que hubo en el IOSFA, la obra social de los militares?

 

-El IOSFA no era un tema que estaba en mi órbita. En mi secretaria cubría temas de estrategia, planeamiento y vínculo con el Estado Mayor Conjunto. Pero no tenía relación con el IOSFA, para nada.

 

La reforma militar

 

El año pasado el Gobierno impulsó una reforma militar por decreto para avanzar en un esquema de apoyo militar en lógistica a las fuerzas de seguridad. También esa reforma contempló un nuevo esquema de seguridad nacional en la frontera norte, en la ciberdefensa y en el Atlántico Sur, entre otras cosas.

 

"Respecto de la reforma militar, no se está tomando la decisión de hacerla bien, y se debería hacer bien. Esto tiene que ver con dos temas. Uno es la implicancia en relación a tener Fuerzas Armadas con un esquema moderno, como lo es la seguridad integral. Aquí se tiene temor de hablar de seguridad por vincularlo con lo policial o de seguridad interior cuando no es así. Y el concepto de seguridad integral de la defensa cumple un rol fundamental en todos los países que se lo puede cubrir a través de la Cancillería o por medio de la presencia militar en las Fuerzas Armadas que consideran son necesarias para eso., por medio de las directivas de planeamiento que da el Presidente y las directivas de instrumento militar. No es sólo el sistema de armas y despliegue. Esto tiene una contracara que se llama presupuesto, que no es salarios.

 

-¿Entonces cree que la reforma militar que se anunció no se esta llevando adelante?

 

-No para nada. Porque lo que está en una parte de la estrategia es la posibilidad de ingresos extraordinarios por medio de la venta de activos. Pero eso tiene una velocidad y una dinámica que no es un flujo constante y a partir del cual uno no puede planificar para armar un presupuesto. No se puede tener equipamiento en estas condiciones porque es algo que se diseña y se sale a comprar con determinadas condiciones que llevan un plazo.

 

-¿Y cómo debería llevarse adelante entonces la reforma militar?

 

-Con planeamiento, encuadramiento que debe pasar por ver el posicionamiento que Argentina debe tener en el orden internacional y el Presidente como jefe de las Fuerzas Armadas es el que define. El Ministerio de Defensa y de Relaciones Exteriores es fundamental. Es como encarar un túnel importante que por una cuestión de tiempos se empieza por los dos lados. Lo fundamental es la sincornización de ambos lados. Aqui no tenemos eso. Hoy no tenemos presupuesto para encarar una verdadera reforma militar. La ley de presupuesto vigente no tiene ninguna contraparte del presupuesto donde el Presidente pueda operar ese equipamiento o modernización de las Fuerzas Armadas. Es decir, una reforma militar sin equipamiento es letra muerta.

 

-¿En qué se falla?

 

-El Congreso debería encarar una nueva ley de Defensa para reemplazar la vigente que sin dudas ha quedado vetusta e incompleta para un funcionamiento adecuado del Servicio de Defensa. Para ello se deberá contemplar una consulta previa a todos los estamentos de la sociedad y preparar un debate abierto previo a la elevación de un anteproyecto . pero esto en este año de máxima actividad electoral parecería de difícil ocurrencia.

 

 

Operativo de la Frontera Norte

 

Desde el año pasado el Gobierno llevó adelante el operativo de Frontera Norte, con el traslado de 500 efectivos militares y equipamiento para dar apoyo logístico a las fuerzas de seguridad en la lucha contra el narcotráfico. Pero para Chighizola eso no resulta suficiente. Es más: considera que este operativo es ineficiente en la actualidad.

 

"En el batallón de Boulogne [donde Macri realizó un acto con Aguad] se hizo la presentación de equipamientos para la Frontera Norte. Mejor que los tengamos, pero son elementos livianos. No son obsoletos pero si livianos. El operativo Frontera Norte es un operativo ajustado a normas, es legal y es absolutamente necesario. El comando operacional a cargo de ello esta en buenas manos y tiene mucha autonomía para moverse. Pero no tiene el respaldo económico para hacerlo y cumplirlo bien", dijo Chighizola.

 

Además, el ex secretario de Estrategia Militar destacó que "es tiempo de poner en Diputados el Proyecto de Ley de la Reserva que ya está terminado desde hace meses". Y también planteó la necesidad de contar con una nueva ley para el personal de las Fuerzas Armadas. "Se trabaja en una comisión integrada por activos y retirados en el ámbito del Estado Mayor Conjunto desde Junio del 2018, a la fecha prorrogada su finalización para este primer semestre 2019. Probablemente se opte por un Decreto para que por la vía reglamentaria que actualice por interpretación la ley de Personal vigente, y la reforma de fondo en este aspecto, que debería incluir temas de actualización de planes de estudios y formación de los Institutos Militares y de la UNDEF, también postergue su debate para el 2020".

 

-¿Y usted que haría en términos de planeamiento militar?

 

-En el punto del Planeamiento Militar que deriva de la Directiva Política para la Defensa y que exigiría una directiva secreta sobre el instrumento militar aún pendiente, es insoslayable una decisión y asumir cuáles son los Riesgos y Amenazas que afronta nuestro país, en todos los órdenes: regional, hemisférico y mundial. Estas definiciones se deben tratar indudablemente de consumo con nuestra Cancillería, y debería intervenir también la AFI en los aspectos que la Ley de Inteligencia vigente define.

 

-La pregunta sería. ¿Por qué crees que no se hizo nada de esto?

 

-Es muy difícil expresar una sola causa. La razón general se explica en que en medio de la tragedia del ARA San Juan, la situación salarial de las fuerzas y el retraso en su recomposición o el prometido pero sin poderse cumplir particularmente los tramos del ¨llamado Blanqueo¨ para poner el línea las retribuciones del personal retirado con los salarios de las Activos, y además la situación del retraso también en equipamiento, se pasó el momento de debate interno que fue en el segundo semestre del 2018 y ya en el 2019, con la situación política actual, se ha creído no estar en fuerza para abrir los debates con los sectores políticos necesarios de consensuar previo a cualquier elevación de proyectos al Congreso.

 

-Algunos creen que los temas militares hoy no son temas prioritarios para el gobierno nacional…

 

– Así parece. Respecto de relevancia o no: me queda clarísimo que hay unos cuantos que decididamente no lo ven relevante, y es más, creen que son temas postergables. Lo justifican a su manera, cómo que no se pueden encarar medidas hasta que no se solucione la situación económica, u aparezcan posibilidades de su financiamiento. Es casi como si el huevo o la gallina. Lamentablemente no reparan en que la Defensa también tiene implicancias directas, medibles y capacidad de resultados de obtención de recursos para el Tesoro Nacional. Si el instrumento militar presta mejor y con mayor amplitud sus funciones, siempre dentro de las limitaciones y encuadrados en la normativa legal vigente, en combatir depredaciones de nuestra riqueza ictícola, minera, nuclear. Para ello se necesitan más recursos para aplicar el instrumento militar en el apoyo logístico insoslayable como transporte, comunicaciones, radarización, control del espacio aéreo, entre los principales a las fuerzas de seguridad, y a los entes de control AFIP, Aduana.

 

-Pero hay un tema presupuestario que impide llevar adelante estas ideas…

 

-La política de defensa que se lleva adelante es muy realista con el presupuesto que tenemos, es decir, un presupuesto bajo. Lo que creo que supera al Ministerio de Defensa. El punto es que no se plasmó a nivel legislativo un presupuesto que tenga la plurianualidad que permita instalar la reforma militar que se quiere. La reforma militar sin equipamiento es inviable. Hemos tenido la catástrofe del submarino ARA San Juan y luego no se definió si los dos submarinos que tenemos se pueden terminar de reparar o no. Para esto hay que tener un presupuesto plurianual para comprar bien, con normas de transparencia y recibir con tiempo y forma ese equipamiento. Y a partir de allí capacitar al personal para ese nuevo equipamiento. Esto sirve para todos los niveles: para ciberdefensa, para defensa electrónica, armas tradicionales

 

-¿Entonces no hay voluntad política para realizar una reforma militar verdadera?

 

-No estoy viendo que se estén dando las alertas que hay que darse. Es decir, que se diga que en esta situación en que estamos no es posible llevar adelante una reforma militar que hay que hacer. El presupuesto de 2019 en materia de defensa no es bajo, es bajísimo. Y no hay nada que prevea que esto va a cambiar. Sabes bien que el presupuesto en Defensa hoy tiene una incidencia muy fuerte, de un 90 % en salarios con lo cual el otro 10% del presupuesto queda sujeto a que no te apliquen un techo por debajo de lo que dice el presupuesto.

 

-Reitero, algunos dicen que la defensa no es un tema prioritario…

 

-Creo que la defensa debe ser hoy, mañana y siempre un tema prioritario para cualquier país que quiera ser soberano y quiera tener las mejores relaciones con el entorno regional y al alineamiento mundial que uno quiere tener.

 

-¿Quienes son esos que dicen que la Defensa no es tema prioritario?

 

-No voy a dar nombres. Usted saque sus conclusiones.

 

-¿Cómo se encuentra la Argentina en comparación con la región?

 

-Estamos muy abajo en relación a la defensa de nuestros países vecinos. En realción al PBI argentino estamos muy abajo. Soy consciente de que no se puede dar un salto cuantitativo en el corto plazo. No voy a aplicar el teorema Baglini al revés. Pero si no se puede marcar una tendencia o un horizonte de crecimiento y cual va a ser el flujo para modernizar las Fuarezas Armadas es imposible.

 

El ARA San Juan y la base China

 

Durante su paso por el Ministerio de Defensa a Chighizola le tocó vivir de cerca la catástrofe del hundimiento del ARA San Juan. Hoy cree que ese hecho impidió desarrollar un debate interno en las Fuerzas Armadas.

En el caso de la estación espacial de Neuquén que está manejada por una agencia que depende del Ejército Popular de China, Chighizola planteó ciertos reparos y exigió que el Congreso haga un seguimiento de esto.

 

-¿Qué pasó puertas para adentro durante la tragedia del ARA San Juan?

 

-Fue una catastrofe. Hay distintos anillos para determinar cómo impacto esto. Y en lo que a mi respecta lo trato con mucho respeto. Me impacto y mucho. Todo lo declaré en la Bicameral. Creo que fue un hecho de gran impacto y que uno debe sobreponerse.

 

-¿La forma en que se manejó la crisis del submarino fue la mayor diferencia que tuvo con Aguad?

 

-No sé. Creo que todo el periodo de la catástrofe del ARA San Juan nos quitó de espacios y ambitos para dialogar temas de fondo. Hay algo que es vox populi. Una de las mayores diferencias con Aguad quizás fue la visión que tengo como radical sobre la interpretación de la política de defensa. El sector militar es el único brazo lógico para desarrollar una directiva. Esta directiva la tiene que dar el sector político. El Estado Mayor Conjunto no dicta ni debe dictar la política de defensa. El Estado Mayor Conjunto debe ejecutar la política de defensa que define el Presidente y el Ministro de Defensa.

 

-Llama la atención que sobre la estación espacial de China en Neuquén y su eventual uso militar nunca se dijo nada desde Defensa…

 

-China es un país que tiene presencia de cooperación internacional importante en comunicaciones y en medicina militar se ha capitalizado parte de esa cooperación. No así en sistema de armas. China es un gran exportador de armas y son promotores de sus productos pero las ultimas adquisisciones que hizo Argentina no tiene que ver con China sino con los países europeos o con Estados Unidos.

 

-¿Pero la estación de Neuquén y su posible uso militar no resulta ser inquietante para las Fuerzas Armadas?

 

–Creo que todo el tema de la estación espacial de Neuquén debería estar en revisión. Esto corresponde a las responsabilidad no solo del Poder Ejecutivo sino del Congreso de la Nación ya que esa estación se respaldó en una ley que tuvo casi unanimidad. Una ley que contempla convenios internacionales que estan vigentes.

 

-¿Advirtieron de este tema al Congreso?

 

-Si, nosotros trabajamos reservadamente sobre eso. Y hay un informe reservado sobre ello. Pero no quiero hablar. Me reservo a hablar de ello ahora. El Poder Ejecutivo debe tener un mensaje claro. El mensaje multipolar es muy complicado. En esto se necesita un gran trabajo en conjunto con Cancillería.

 

Más Leídas