República Argentina: 11:51:25am

El mandatario consideró un “símbolo” el hecho de que después de 10 años un avión producido en Fadea vuelva a volar. “Esta fábrica se vuelve a despertar y empieza a caminar como toda la Argentina hacia el futuro”, dijo.

 El presidente provisorio de la Legislatura, Oscar González, fue quien recibió a Macri en la pista de la Escuela de Aviación, pegada a Fadea.

En su mensaje, Macri planteó un futuro optimista sobre la empresa estatal, que ocupa a unos 800 operarios.

“En el año 2015, Fadea perdió 1.400 millones de pesos. Con esos recursos hubiéramos podido construir 10 aviones Pampa. Hoy vivimos el renacimiento de algo que es el orgullo de los cordobeses. Estamos en otra realidad”, aseguró el Presidente. En la platea había directivos y empleados de la fábrica, con unos pocos políticos.

El Presidente también habló de lo que viene para Fadea, que fue un ícono para la industria cordobesa. “Al haber puesto en marcha un esquema de profesionalismo, empezamos a generar confianza. Ahora aparecen otros clientes que quieren venir a trabajar con Fadea. Tenemos la posibilidad de trabajar no sólo para el Estado argentino, sino para el sector privado y, además, para el mundo. Lo que queremos es que para 2023, el 50 por ciento de la producción de la fábrica sea para el Estado y el otro 50 por ciento para el mundo”.

Aunque el presupuesto no está garantizado, Macri dijo que se seguirán fabricando aviones. “No tengo dudas de que vamos a fabricar tres aviones más para el año que viene, y otros tres para el otro año, y que cada vez vamos a incorporar más y seguiremos sumando innovación”, expresó.

Después de ver despegar dos de los tres flamantes Pampa, luego de media hora, el Presidente se retiró de Fadea y se dirigió hacia Villa Carlos Paz, donde se encontró con el gobernador.

 

Más Leídas