República Argentina: 8:39:26pm

El batifondo en la cúpula naval se produjo en medio de las infructuosas tareas de búsqueda del San Juan, en tanto las tripulaciones rusas que operan los robots decidieron tomar un respiro. Y regresaron a tierra firme para reabastecerse y tomar un breve descanso. Otros buques siguen en la zona. Tampoco hubo ruedad de prensa

De acuerdo al diario La Nación, la resolución de Srur provocó una fuerte reacción de cuatro subordinados de López Mazzeo -todos oficiales de alto rango-, quienes en solidaridad pidieron el pase a retiro. Según pudo saber LA NACION, “cerca de López Mazzeo creen que la Armada buscará cargarles la responsabilidad por la tragedia del ARA San Juan. Además, deslizaron que López Mazzeo era uno de los candidatos con posibilidades de suceder a Srur.”

"No es un pase a retiro, se los suspendió como está establecido en el código de disciplina de las Fuerzas Armadas. Siempre dijimos que las prioridades eran buscar el submarino y atender a los familiares. Ahora llegó el tiempo de explicar qué pasó", explicó Aguad.

Aguad, que puso al tanto de todo lo que ocurrió al presidente Mauricio Macri, además mandó un mensaje para las Fuerzas Armadas. "No toleraremos la indisciplina", avisó el ministro. Y agregó: "A los que pidieron el retiro se lo daremos".

Por ahora, Srur seguirá al frente de la Armada, aunque su tiempo tiene fecha de vencimiento. Será en las próximas semanas, anticiparon fuentes oficiales.

En medio de la interna, la Armada suspendió la conferencia de prensa que da todos los días el vocero de la fuerza, Enrique Balbi. "Esto es un quilombo de la Armada", dijeron fuentes oficiales.

Consultadas por Infobae, fuentes calificadas del Ministerio de Defensa señalaron que ambos militares "seguirán perteneciendo a la fuerza" y que "fueron corridos por la investigación hasta tanto se determine su responsabilidad". Esta disposición se suma al pedido del contraalmirante Gerardo González, jefe de la Base Naval en Mar del Plata, quién solicitó su pase a retiro hace dos semanas.

De González dependía la base desde la cual partió el ARA San Juan originalmente, y había sido quien recibió los reclamos -e insultos- de los familiares de los 44 tripulantes del submarino a medida que se fueron conociendo las noticias que señalan que la nave habría sufrido algún tipo de explosión. También estaba siendo investigado por el Ministerio de Defensa.

López Mazzeo había sido cuestionado por la jueza Yáñez, a cargo de la causa, por la reticencia a aportar información sobre las comunicaciones del submarino con la base naval y el reporte de averías en las baterías, además de la logística dispuesta para la aplicación del SAR, por sus siglas en inglés "search and rescue" o "búsqueda y rescate". Su reemplazante será Rafael Prieto, que hasta el momento tenía a su cargo la Flota del Mar.

"Cuando estás sujeto a un sumario te pueden correr del cargo pero seguir cobrando el sueldo; no tenés funciones. Si sos inocente, podés volver; si sos culpable, te pueden dar la baja o el retiro obligatorio, que no es lo mismo que el retiro efectivo", explicaron a este medio desde la Armada.

Otras medidas dispuestas por el Ministerio de Defensa a partir de la desaparición del ARA San Juan tiene que ver con la seguridad en los buques militares. Desde ahora la Prefectura podrá realizar un control de casco, máquina y sistema de seguridad para la vida en el mar. "Es un sistema de aptitud de navegación que Prefectura realiza con barcos comerciales pero que ahora se ampliará a los militares", dijo Infobae.

 

Más Leídas