República Argentina: 6:27:47pm

La Mesa de la Camaradería Naval, integrada por oficiales retirados de la Armada Argentina de diversas promociones, cuerpos y escalafones que alcanzaron 50 años desde su alta como tales, manifiesta públicamente su gran pesar y consternación por la pérdida del submarino ARA San Juan y sus 44 tripulantes durante una tarea de control de nuestro mar. Prima hacia ellos el sentimiento de camaradería y profundo respeto por el deber cumplido, siempre presente, pero que brota en plenitud en circunstancias adversas como esta. Como miembros de la familia naval, acompañamos en sus sentimientos a los seres queridos de la tripulación. Expresamos también nuestra solidaridad con el personal de la Armada de todas las jerarquías, por la profesionalidad y el empeño puestos de manifiesto en todas las operaciones y tareas que se implementaron a raíz de la pérdida de contacto con el San Juan. Sabemos que lo hacen cumpliendo su deber e inspirados en una tradicional ley del honor naval, que en el manual del cadete embarcado de nuestra Escuela Naval dice: "Ningún hombre de mar abandona a otro hombre de mar en peligro". La aprendimos siendo muy jóvenes, nos inculcaron ser fieles a su cumplimiento y por eso la transmitimos a quienes fueron nuestros subordinados. Deseamos también agradecer la cooperación de las unidades de bandera nacional no pertenecientes a la Armada y a las de marinas e instituciones de diversas partes del mundo que se sumaron con presteza al esfuerzo de búsqueda en nuestro mar, que sabemos es bravío y que normalmente no da tregua. Finalmente, pedimos a Nuestra Señora Stella Maris, patrona de nuestra Armada, que proteja con su manto a los 44 tripulantes y sus familias y guíe de la mano a quienes continúan empeñados en la búsqueda del submarino.

Miguel Carlos A. Pita

Capitán de navío IM VGM (RE)

Secretario de la Mesa de la Camaradería Naval

 

Más Leídas