República Argentina: 11:00:09pm

Pero también queremos expresar que vemos con Pena  y dolor la campaña que se ha desatado contra la institución Gendarmería,  alentada por miserables intereses que sólo buscan enlodar el prestigio bien ganado de la Fuerza, conseguido a través  de casi 80 años de existencia y evidenciado con entrega, dedicación, nobleza, no exenta del sacrificio de sus hombres y mujeres que a lo largo y  ancho del país, han dado y dan nuestras permanente de vocación de servicio.

Nos duele ver cómo sin fundamentos sólidos, sólo animados por rencores miserables, se ha desatado está vil campaña de desprestigio que no titubea, entre otras argucias, en "usar" a los niños de las escuelas para inyectarles odio, haciéndoles creer que la Gendarmería es la responsable de un hecho cuya autoría no se tiene certeza.

Parafraseando una expresión de alguien más sabio que nosotros podríamos decir que "No nos duele tanto el vocinglerio de los injustos, sino el silencio de los justos".

Venimos sufriendo el ataque artero y la diatriba fácil...., se ha atentado contra instalaciones en diversos puntos del país, se ha cometido el atropello feroz de arriar una bandera argentina de su mástil e incendiarla, la felonía de violar los recordatorios de nuestros héroes de Malvinas y escuchamos a personajes de dudosa honorabilidad dedicarle palabras mendaces a la Gendarmería y a los gendarmes.

El Bolsón, Esquel, Bariloche, y otros lugares, hoy son epicentro de marchas y "escraches" perfectamente organizados y sincronizados contra los elementos que ahí prestan servicio. Pareciera que en esos lugares han desaparecido los lazos de confraternidad entre pueblo y uniformados; más de 60 o 70 años dedicados a prestar servicio y colaborar con la comunidad pretenden ser borrados. Pareciera que no quedan vestigios de la labor del Gendarme médico, enfermero, veterinario, maestro, que rescató pobladores aislados ante inclemencias del tiempo, que les llevó alimento o forraje para su ganado, que acudió ante catástrofes, que albergó a gente de la zona ante necesidades y prestó vehículos para evacuar enfermos, etc....., como hace en cualquier otro lugar donde la Gendarmería tiene asiento.

Pareciera que todo eso quedo olvidado y hoy la crispación ha ganado los ánimos de grupos que no trepidan en llevar adelante esta acción desaforada.

El tiempo dará su veredicto, apasiguara  los ánimos y acallará las expresiones vocingleras. Pero volverá todo a ser igual, volverán los pobladores y los gendarmes a mirarse a los ojos con franqueza y confianza, volverán los ciudadanos de Civil y de uniforme a compartir un mate de vecino a vecino. Aunque hoy la tristeza  nos envuelve como "viejos" gendarmes que hemos transitado por todas las latitudes de nuestro suelo patrio, construyendo y dejando amistades perennes que el tiempo y la distancia no opacan.

Ojalá que esto tenga un final feliz y que todos los que hoy acusan, tengan la hombría de bien de  desagraviar a la Fuerza y su familia con símil enjundia.

 

GENDARMERÍA NACIONAL ARGENTINA CENTINELA DE LA PATRIA                        

 

Más Leídas