República Argentina: 12:44:24pm

Por Natasha Niebieskikwiat publicado en www.clarin.com

El emblemático buque escuela de la Armada Argentina requiere la reparación de dos motores.

El 4 de diciembre se cotizó un gasto mucho más elevado del que ahora la misma empresa cotizó.

Polémica por el arreglo de la Fragata Libertad: la misma empresa cotizó a la gestión de Milei un millón de dolares menos que al gobierno de Alberto Fernández

Semanas atrás los marinos argentinos se inquietaron por la noticia de que la Fragata ARA Libertad iba a demorar en zarpar, en referencia a su emblemático viaje anual de instrucción de los cadetes que egresan de la Armada Argentina. Tras ello hubo una conversación entre Luis Petri y el contralmirante Carlos Allievi.

En esa reunión, el ministro buscó llevar tranquilidad al jefe de la Armada, mientras en el equipo de Defensa se repasaban los números y las posibilidades frente a las dificultades económicas que enfrenta el país y la situación que encontraron al ocupar el Edificio del Libertador, en diciembre pasado. Aunque efectivamente "no hay plata" se busca que la Fragata haga un viaje con los cadetes a Baltimore, Estados Unidos, en el segundo semestre del año. Podría también haber algunos viajes a puertos locales.

En ese replanteo, la situación que encontraron era por completo “irregular”, afirman fuentes castrenses, en el contexto de que la Fragata precisaba ya desde el año pasado un urgente mantenimiento, y sobre todo la reparación de los motores principales de la embarcación.

Entonces, lo que llamó la atención fue el compromiso adquirido por el ministerio de Defensa del gobierno de Alberto Fernández -que entonces comandaba Jorge Taiana- con la apertura de un contrato para la adquisición de repuestos de motores para la Fragata con fecha 4 de diciembre de 2023, y por un valor de 1.379.146, 24 euros (más de 1.500.000 dólares) con la firma Marine Logistics.

Lo grave es que ahora, la misma empresa, señalan las fuentes consultadas, le cotizó al Ministerio de Defensa el arreglo de los dos motores por 313.000 euros (340.000 dólares), esto es un millón de diferencia.

Esto es lo que se está investigando como parte de las auditorías que se vienen haciendo porque se presupone, que esas diferencias pueden existir en otras cotizaciones.

La inmovilidad de la ARA Libertad generó inquietud en la comunidad de uniformados porque en abril no se la vio zarpar como en otras oportunidades a algunas actividades internacionales de velas en las que suele participar. La salida al mundo de los cadetes de las últimas promociones también significa menor capacitación para los mismos.

La Fragata es conocida por sus viajes por todos los continentes, con el único intervalo de su maltrato de 77 días en Ghana. Fondos de inversión, conocidos como "fondos buitres", lograron retenerla por 77 días a fines de 2012 con el propósito de embargarla para el pago de la deuda argentina.

Tras un largo trámite internacional de expertos argentinos contratados por Cancillería, la Organización Marítima Internacional (OMI) certificó que la Fragata Liberad era buque militar y por lo tanto es inembargable, y el Tribunal Internacional del Derecho del Mar ordenó al país africano su liberación. Luego entró en reparación y volvió a navegar por el mundo entero, pero por razones presupuestarias también sus viajes iniciales de siete meses se fueron reduciendo. De hecho, con el gobierno de Alberto Fernández ni siquiera cruzó el Atlántico.

La Fragata participará del desfile militar que organiza el Gobierno para el próximo 9 de Julio, Día de la Independencia. Tendrá lugar en Buenos Aires, según los planes del gobierno libertario. La última vez que se la vio fue la semana pasada, el 17 de mayo en el Día de la Armada. Fue en Puerto Belgrano, durante una ceremonia en la que participaron Petri, el brigadier general Xavier Isaac, jefe del Estado Mayor Conjunto y el jefe de la Marina, contralmirante Carlos Allievi.


Más Leídas