República Argentina: 2:40:06am

Los ejemplos dados por los Jefes y oficiales que han llegado hasta ofrendar sus vidas, tuvo la misma repercusión en los suboficiales y soldados que -con su valentía y espíritu de lucha- repelieron la agresión con la colaboración de efectivos de la Armada y Fuerza Aérea”. 

Comienzo este homenaje citando textualmente las palabras del entonces Presidente Constitucional de la República Argentina, General JUAN DOMINGO PERÓN, dirigidas a los Jefes, Oficiales, Suboficiales y Soldados de la guarnición de Azul que heroicamente combatieron toda la noche del sábado 19 de enero de 1974. 

El ataque de Azul, en aquel enero de 1974, fue mucho más que un ataque a una Guarnición Militar; fue un ataque a un gobierno democrático y legítimo, que había asumido el compromiso de buscar "reconciliación y prosperidad" para el país. 

El 19 de enero de 1974, minutos antes de la medianoche, un centenar de miembros del llamado "Ejército Revolucionario del Pueblo" (ERP), llegaron en camiones, camuflados, vestidos con uniformes de combate, asaltaron a traición y comenzaron el ataque a la Guarnición Militar. 


Lograron ocupar la Guardia Central y el Casino de Oficiales. Los objetivos de la acción eran el robo de armas para la futura guerrilla rural que el grupo instalaría en Tucumán y atrapar a un oficial de alto rango, tenerlo de rehén para usarlo como canje, planteando un abierto desafío a las Fuerzas Armadas y 

al presidente constitucional, recientemente elegido, tres meses antes, en Octubre de 1973. 

El ataque fracasó. 

Fracasó porque HÚSARES Y ARTILLEROS combatieron heroicamente. Contando con el apoyo del Grupo de Infantería de Marina del Arsenal Naval AZOPARDO y personal de otras Guarniciones. 

Hoy, 50 años después, es nuestro deber recordar a aquellos heroicos Soldados, Suboficiales y Oficiales. Especialmente, al Coronel CAMILO ARTURO GAY, quien murió en combate defendiendo la Guarnición y a su esposa NILDA IRMA CAZAUX de GAY, asesinada luego de ser retenida como rehén. Al Teniente Coronel JORGE ROBERTO IBARZÁBAL, quien fue secuestrado, mantenido en cautiverio durante 10 meses y, finalmente, cobardemente ejecutado, en lo que puede considerarse un terrible preludio al martirio que luego sufrirían muchos otros secuestrados. Para el Teniente Coronel IBARZÁBAL no existieron los derechos humanos. 

También quiero recordar al Soldado DANIEL GONZÁLEZ, quien cayó cumpliendo valientemente su misión. 

Es ésta la oportunidad de dirigirme a los familiares presentes, cuyo dolor y sacrificio no han pasado ni pasarán jamás desapercibidos. Comprendemos que sus seres queridos no sólo son héroes de la Patria, sino también pilares en sus vidas. A todos ustedes les ofrecemos nuestro respeto y reconocimiento y la promesa de que su legado perdurará en nuestra memoria. Ellos lucharon, sacrificando sus vidas, por la Paz y por la Libertad de la Nación, las que todos merecemos. Por ello, su sacrificio merece un agradecimiento eterno y que jamás se transforme en un recuerdo, sino que perdure en nuestros corazones como una llama que nos guíe hacia un futuro mejor, donde la justicia y la prosperidad sean el legado que dejemos a las generaciones venideras. 

Honramos su valentía y rendimos homenaje a su memoria. 

Hoy, en este 50° (quincuagésimo) aniversario, condenamos a los terroristas que atacaron la Guarnición Militar de Azul que intentaron dañar las instituciones republicanas y 

democráticas. 

Pero miramos al futuro con esperanza y determinación. 

Esa determinación que tuvieron nuestros soldados para defender este cuartel, esa fuerza que los mantuvo de pie ante el ataque enemigo, que nos sirva de ejemplo para nuestras vidas y nos desafie a persistir y comprometernos con lo que tenemos por delante que como el amanecer después de una noche oscura, nos guie hacia el futuro. Ese lazo que una nuestros corazones y nos impulse a soñar con un mañana mejor, con una Patria que renazca. 

Hoy, les digo que es el coraje y la determinación de nuestros hombres y mujeres con lo que construiremos un país más fuerte y próspero. No es el momento de flaquear, sino de unirnos con una resolución inquebrantable. 

Que la memoria de aquellos valientes de la "Defensa de Azul" nos inspire a construir un mañana donde la justicia, la unidad, la paz y la libertad sean pilares e inamovibles de nuestra Nación. 

 

¡Viva los héroes de la Defensa de Azul! ¡Viva la Patria!

 

Más Leídas