República Argentina: 2:00:49am



La vicepresidente de la Nación, Victoria Villarruel, y el ministro de Defensa nacional, Luis Petri, encabezaron el viernes el acto desarrollado en la guarnición militar Azul por el 50° aniversario del asalto perpetrado, el 19 de enero de 1974, por integrantes del ERP al regimiento de esta ciudad.

 

Los funcionarios nacionales arribaron pasadas las 18 a Azul y se trasladaron hasta el cuartel, en el que se desarrolló la ceremonia. Estuvieron presentes los jefes de la unidad militar, familiares de las víctimas del 19 de enero, efectivos que participaron de la defensa durante el ataque guerrillero, el intendente Nelson Sombra, legisladores y otras autoridades e invitados.

 

La vicepresidente de la Nación, Victoria Villarruel, señaló en su discurso que "hace cincuenta años atrás, un sábado a la noche, terroristas del Ejército Revolucionario del Pueblo, decidieron atacar esta unidad militar. Atacar a traición; atacar a familias; a hombres de armas que estaban en situación de descanso y, en pleno gobierno democrático, pretendieron que los argentinos, tuviéramos cambiadas nuestras costumbres, nuestras tradiciones e, incluso, nuestra bandera, siendo cambiada por un trapo rojo".

 

Destacó que "el heroísmo de los hombres que integraron esta guarnición logró que la unidad no pudiera ser copada, pero desgraciadamente sufrimos el asesinato del coronel [Camilo] Gay, de su señora esposa, el asesinato del soldado González, y el secuestro, por diez meses, del teniente coronel [Jorge] Ibarzábal".

 

La vicepresidente también afirmó que, "a lo largo de estos cincuenta años y principalmente en las últimas décadas, no hubo justicia, no hubo verdad, no hubo reparación, no hubo memoria para estos argentinos heroicos".

 

Por ello, confirmó, "hoy es el primer paso de muchos. El primer paso para reconstruir la verdad histórica y para darle a cada cosa su lugar".

 

Al respecto Villarruel aseveró que "hoy la Justicia es para todos. la memoria es para todos. La verdad es para todos. Los derechos humanos son para todos; por eso quiero, en el día de hoy, brindar nuevamente mis condolencias, mi apoyo y mi esfuerzo a los familiares de quienes fueron asesinados el día de hoy [hace cincuenta años] y en otros hechos luctuosos que ocurrieron en la década del '70, en nombre de una revolución que nadie les pidió".

 

Finalmente, la vicepresidente Victoria Villarruel expresó: "Pero que este pasado sirva para que los argentinos defendamos la verdad a ultranza, no nos callemos, y seamos como el agua que cruza entre las piedras y finalmente la parte".

 

Por su parte, el ministro de Defensa de la Nación, Luis Petri saludó especialmente a la doctora Villarruel, "que tanto ha hecho por el recordatorio de esta fecha", al diputado nacional Guillermo Montenegro y al jefe comunal, Nelson Sombra, en el inicio de su alocución. También, "al personal militar, en actividad y en situación de retiro; a nuestros queridos Veteranos de la Guerra de Malvinas" y a los "veteranos de la defensa de la Guarnición del Ejército en Azul", como asimismo a las familias e invitados de la jornada. "Especialmente, a los familiares de las víctimas del atentado", remarcó.

 

Petri sostuvo que "quiero empezar este recordatorio y este acto de reparación, de justicia, nuestro homenaje a los caídos, con una cita del por entonces Presidente de la Nación, Juan Domingo Perón, cuando, un día después del atentado se manifestaba expresamente y decía: 'Quiero llegar directamente ante ustedes para expresarles mis felicitaciones por el heroico y leal comportamiento conque han afrontado el traicionero ataque de la noche del sábado 19 de enero de 1974. Los ejemplos dados por los jefes y oficiales, que han llegado hasta a ofrendar sus vidas, tuvo la misma repercusión en los suboficiales y soldados que, con su valentía y espíritu de lucha, repelieron la agresión, con la colaboración de los efectivos de la Armada y de la Fuerza Aérea'. Comienzo este homenaje citando textualmente las palabras del por entonces Presidente constitucional de la República Argentina, Juan Domingo Perón".

 

El titular de Defensa indicó que "el ataque de Azul, en aquel enero de 1974, fue mucho más que un ataque a una guarnición militar. Fue un ataque a un gobierno democrático, elegido por la voluntad popular, que había asumido el compromiso de buscar la reconciliación y prosperidad para el país".

 

Para Petri, "el 19 de enero de 1974 es importante detenerse en la secuencia. Minutos antes de la medianoche, un centenar de terroristas, de miembros del llamado Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), llegaron en camiones, camuflados, vestidos con uniformes de combate. Asaltaron a traición y comenzaron el ataque a la guarnición militar".

 

Señaló que "lograron ocupar la guardia central y el casino de oficiales. Los objetivos, como bien dijo el jefe del Ejército, eran el robo de las armas, para la futura guerrilla rural que emprenderían en Tucumán. Y atrapar a un oficial de alto rango, tenerlo de rehén para usarlo como canje, planteando un abierto desafío a las Fuerzas Armadas y al Presidente constitucional recientemente elegido, tres meses antes, en octubre de 1973".

 

"El ataque afortunadamente fracasó -indicó luego Luis Petri-. Fracasó porque húsares y artilleros combatieron heroicamente, contando con el apoyo de Infantería de Marina del Arsenal Naval Azopardo, y del personal de otras guarniciones".

 

"Hoy, cincuenta años después, es nuestro deber recordar a aquellos heroicos soldados, suboficiales y oficiales, especialmente al coronel Camilo Arturo Gay, quien murió en combate defendiendo la guarnición; y a su esposa, Hilda Irma Cazaux, asesinada luego de ser retenida como rehén. Al teniente coronel Jorge Roberto Ibarzábal, quien fue secuestrado, mantenido en cautiverio durante diez meses y, finalmente, cobardemente ejecutado", refirió.

 

También aseveró que, "para el teniente coronel Ibarzábal, no existieron los derechos humanos, como para ninguna de las víctimas de este brutal atentado", en tanto sostuvo que "también quiero recordar al soldado Daniel González, quien cayó cumpliendo valientemente su misión, y alertando el ingreso del grupo terrorista cuando le reclamaba 'santo y seña'".

 

"Y es esta la oportunidad en que quiero dirigirme a los familiares presentes, cuyo dolor y sacrificio no han pasado, ni pasarán jamás desapercibidos", afirmó Petri. "Comprendemos que sus seres queridos no sólo son héroes de la Patria, sino también pilares de sus vidas. A todos ustedes, les ofrecemos nuestro respeto y reconocimiento y la promesa de que su legado permanecerá y perdurará en nuestra memoria y en la memoria de la Patria".

 

El ministro de Defensa destacó que "ellos lucharon sacrificando sus vidas, por la paz y por la libertad de la Nación, las que todos los argentinos hoy nos merecemos y gozamos. Por ello, su sacrificio merece un agradecimiento eterno y que jamás se transforme en un recuerdo, sino que perdure en nuestros corazones, como una llama que nos guía hacia un futuro mejor, donde la Justicia y la prosperidad sean el legado que dejemos a las generaciones venideras".

 

En ese marco, dijo Luis Petri, "honramos su valentía y rendimos homenaje a su memoria. Hoy en el 50° aniversario, condenamos a los terroristas que atacaron a la Guarnición Militar de Azul. Pero miramos al futuro con esperanza y con determinación. Esa determinación que tuvieron nuestros soldados para defender este cuartel. Esa fuerza que los mantuvo en pie ante el ataque enemigo, que nos sirva de ejemplo para nuestras vidas", concluyó.

 

Publicado por www.diarioeltiempo.com.ar 

 

Más Leídas