República Argentina: 11:29:04pm

Base china: sinfonía de una entrega. Claros y oscuros de una capitulación. 6ta parte

N. de la R.: Este artículo fue originalmente publicado en la edición impresa de TIEMPO MILITAR Nro 305 de fecha 3 de marzo de 2016 que ahora se reproduce por haber cobrado actualidad.

Una asignatura pendiente para las nuevas autoridades constitucionales

Por Sebastián Norberto Tepedino. Especialista en Defensa Nacional

ANEXO II

PROYECCIONES GEOPOLÍTICAS DE CHINA

Habida cuenta de la realidad topográfica del coloso asiático, su preeminencia en el concierto de naciones, su coherencia política y calidad dirigencial aunados por su creciente poderío militar, pretender explicar la coyuntura actual sin esbozar escenarios críticos y grados de probabilidad de virulencia del conflicto, o probabilidad de ocurrencia  conflictual entre potencias sería lisa y llanamente adolecer de un espíritu crítico y realista. Las culturas orientales, notablemente la china, que ostenta 6.000 años de historia, rebosan de robustas raíces culturales, acendradas creencias y sociedades con ideas realmente acrisoladas, mientras que el occidente descreído, a la deriva y sin brújula, notablemente la República Argentina, inserta en esa cosmovisión, adolece de la llamada «corrección política», donde nadie se atreve a decir lo que realmente piensa so pena de precipitarse en lo políticamente incorrecto, esta corrección política implica abandonar valores en un post-relativismo en donde todo vale y se tiene que aceptar sin cuestionamientos, fogoneado y azuzado por los medios de comunicación masiva, donde la cultura se desliza hacia un peligroso sincretismo, ocasionan anomia e individualismo. Esa corrección política es palpable en dirigentes «porta-galones», sin convicciones, sin previsión, que siempre llegan tarde a todos los problemas y ostentan la «carabina de ambrosio», porque como bien rezan los acólitos del I Ching: «...Quienes no planifican se llevan por delante todas las desgracias...». El emplazamiento espacial chino en la República Argentina es un fiel ejemplo del cuantioso daño que una dirigencia venal, sin liderazgo ni convicciones, sin resortes aceitados, sin inteligencia, ignorando y desconociendo las cosmovisiones de otras culturas, las categorías cronológicas y paradigmas con los que ellas se manejan, puede prender en el cuerpo social de la república.

En la eventualidad de la culminación de la obra en Neuquen y su funcionamiento en el 2016/2017, conviene destacar el acicateo prospectivo y dinámico que prende en las mentes y corazones del PLA en sus academias de guerra.

Una serie de ejercitaciones virtuales dan cuenta de una serie de proyecciones militares allende sus litorales. La Geopolítica de China no es una quincallería, debe tomarse muy en serio, y nosotros aquende nuestras tierras, no podemos soslayar estas cuestiones. Recientemente el PLA ha publicado un video recreativo en donde se estipula el asalto de las FFAA chinas contra estados insulares.

El conglomerado de medios chinos Tecent, con motivo del festejo del 70° Aniversario de la Victoria en la Segunda Guerra Mundial (IIGM) ha publicado un video recreado en plataformas virtuales intitulado: «Batalla para tomar una isla». Esto sumado a la construcción de nuevas unidades navales da la pauta que las FFAA chinas se plantean la posibilidad de proyectar sus fuerzas en otras latitudes y fuera de su cuadrante geopolítico. El video de simulación de asalto anfibio sobre ambientes georgáficos insulares se da en un momento en que la capacidad naval de los chinos se encuentra en un progresivo e ininterrumpido incremento, en un contexto geoestratégico de tensión con sus vecinos por las aguas meridionales, de las riquezas sin hollar que yacen en el subsuelo marítimo, las disputas con sus Filipinas, Vietnam, Japón, Taiwan por el gas natural, la disputa por las Islas Dyaou/Senkakku que aguijonearon los ánimos con el Japón, y los intereses de potencias como Estados Unidos que tiene afectada a la VII Flota en Okinawa. Al encartar geopolíticamente el espacio de disputa, recordamos la tesis de Haushofer denominada «El  Océano Político» que aprecia que hasta 1492 el Espacio marítimo más importante era el Mediterráneo, después de 1492 el meridiano de poder se corrió del Mediterráneo al Atlántico con las navegaciones, hoy el eje se trasladó al Pacífico considerado el «Océano del S.XXI» y en el futuro se correrá hacia el Índico.

La duración del video es de aproximadamente 5 minutos, y según informa el periódico «The National Interest» recrearía un ataque de al aviación del EPL y la invasión de un estado situado en un archipiélago tropical. Los ataques con misiles del Segundo Cuerpo de Artillería (SAC) logran destruir una base aérea y una flota naval, el vídeo incluye cazas de factura norteamericana como el F-22 «Raptor» , acorazados similares al «USS Mahan» y otros, además de un Portaaviones similar al «USS Nimitz». También se ven ataques quirúrgicos contra suministros logísticos de petróleo, arterias de infraestructura del objetivo y la factibilidad de iniciar una operación de desembarco anfibio. La recreación incluye y adita varios momentos destacados, como el lanzamiento de ataques perpetrados por Submarinos Nucleares chinos, algunos del tipo 93, y la entrada en escena de la versión marítima del SU-27 «Flanker», el J-15, Vehículos de Asalto Anfibio (AAV), Lanchas de Desembarco Anfibio con cojines de aire (LCAC) incursión de tropas y comandos estableciendo la cabeza de playa y adentrándose en la profundidad del territorio. Una vez derrotadas las tropas del estado enemigo se ve tremolar la enseña china sobre la ínsula. Este video coincidió con los festejos por el fin de la IIGM donde se realizó una «demostración de músculo» del poderío chino, que al decir del General Beaufre se encaramaría «La Dialéctica de Voluntades» que consiste en enviar un mensaje a la contraparte contingente. La gran parada militar china exhibió toda su fuerza y mostró al mundo su poderío y sus armas nucleares.

Por ello, se recalca insistentemente realizar con la mayor celeridad, no exenta de una dosis de frugalidad, un análisis objetivo por parte de nuestros resortes de inteligencia estratégica, la apreciación del teclado estratégico hoy, pues, La Estación de Investigación del Espacio Lejano debe encararse dentro de la lógica y contexto de guerra chino (Guerra Sin Restricciones). La suma de estos indicios van a configurar el mosaico tendencial. Vale recordar que las culturas orientales se manejan con otras categorías de tiempo muy distintas a las que manejan los occidentales. China está en la Centuria mientras que Occidente está en bienios o trienios. Para nosotros el Largo Plazo son 20 años, para los Chinos el largo plazo es el Siglo que viene. Sopesar los riesgos y amenazas -que entrañan estas decisiones políticas desprovistas de las más elemental virtud cardinal propia de los gobernantes que es la «prudencia»- es decir, la faceta reactiva corresponde a la Inteligencia, que en definitiva es nada más ni nada menos que sentido común. Tampoco se debe preterir u omitir el factor geográfico, pues el viejo espacio condiciona para algunos y determina para otros, conociendo las características geopolíticas de China, se puede entender el porqué de sus intenciones de aposentarse sobre territorios fuera de sus fronteras, pues la realidad geopolítica china es apremiante en virtud de la caresía de espacios de reserva y de recursos estratégicos (alimentos, agua y energía) vitales para abastecer a su descomunal población. La Doctrina de Guerra Irrestricta implica aposentarse en otros territorios, disputar poder, recortar y restringirle litorales marítimos a sus enemigos, al abrigo de una superioridad de masa y tecnología de punta (Shashoujian).

Más Leídas