República Argentina: 3:22:10pm

N. de la R.: Este artículo fue originalmente publicado en la edición impresa de TIEMPO MILITAR Nro 303 de fecha 7 de enero de 2016 que ahora se reproduce por haber cobrado actualidad

Una asignatura pendiente para las nuevas autoridades constitucionales

Por Sebastián Norberto Tepedino. Especialista en Defensa Nacional

Sin la sombra de una duda, este desarrollo de capacidades espaciales, que incluye el espacio exterior ultraterrestre persigue un cometido que es disputar la hegemonía del espacio extraterrestre, controlar el espectro electromagnético e incluso modificar el estatuto de dominio espacial disuadiendo a los Estados Unidos. Este desarrollo de capacidades (al abrigo de la Guerra Irrestricta) fué lo que generó en Estados Unidos el concepto denominado «La Trampa de Tucídides» (Graham T. Allison, Grl M.Dempsey), es decir el miedo al crecimiento exponencial del coloso chino como contendor estratégico, apuntalado de tal forma, que hiciera inevitable la GUERRA (concepto vinculado al temor Espartano ante el crecimiento Ateniense). El generalato norteamericano está haciendo llamamientos furibundos a no caer en la «Trampa de Tucídides». El Presidente Obama, ha diseñado junto a sus más ínclitos colaboradores y asesores la estrategia destinada para el Asia Central (Recordemos lo que decía el Trilateralista Brzezinski: «... Lo peor que le puede pasar a Estados Unidos es ser expulsado de Eurasia...») y el Asia Sudoriental, conocido como «La Estrategia del Pivote» (Doctrina Obama para Asia) que implica el retiro progresivo de las tropas de Irak y Afganistán y su reposicionamiento en zonas adyacentes al Mar Meridional de la China (Mar Amarillo, Mar del Sur, Mar del Este).

Los chinos con su milenaria tradición guerrera y su filosofía oriental, están dispuestos a recoger el guante al «Tigre de Papel», los chinos tienen una raigambre muy marcada en cuánto a los aspectos folclóricos de su cultura, ellos sostienen que Estados Unidos no es más que un «Simio recio y turbulento en la palma de Hotei el Buda Sonriente, simio que creyó haber recorrido miles de kilómetros y apenas se había movido», atesoran la idea de que el «Dios de la Fortuna» está de su lado. La creencia en Hotei se materializa en su novísimo concepto «Shashoujian» literalmente «La Maza del Asesino» o «Laberinto del Asesino». «Shashoujian» es un concepto eminentemente elusivo, es un ejercicio retórico con profunda mística en los chinos, Shashoujian puede ser una idea, un alumbramiento (algo que jalona el camino a seguir) un sistema de armas, una acción, una tecnología, la configuración de un factor que incida decisivamente en el resultado de una contienda en desmedro del enemigo. No implica necesariamente un arma secreta, una tecnología de punta o una doctrina estratégica oculta, sino que referencia la posibilidad de transformar decisivamente el rumbo de un conflicto a favor de China, puede ser algo abstracto o material, puede ser una acción de «cyberwar». China ya cuenta con una unidad completa de Ciberguerra, compuesta por ciberguerreros todos con grado de Teniente, es la unidad «61398» del EPL (PLA).

La Base China va a ser una amenaza para Estados Unidos desde la óptica de sus analistas de defensa: China con gran desarrollo tecnológico y con «Estrategia de Anti-Acceso» (A2) (Tecnología, Conceptos Operacionales y Fuerzas que impidan que Estados Unidos pueda desembarcar en territorios de interés chinos) y de «Negación de Área» (AD) (Apunta a negar la libertad de traslado de logística de fuerzas a través de los mares, y lo impiden con misiles, submarinos, portaaviones, cyberwar, red satelital de control de movimiento de la Armada y Aviones Norteamericanos en sus zonas de interés) y esto engarza con la base en Neuquén que tiene utilización dual, capacidad de guiado de misiles anti-satélites desarrollados por China, esto es un paso adelante de lo que fué en los ’80 la «Iniciativa de Defensa Estratégica» (IDE) de Reagan o lo que el vulgo llamó «La Guerra de las Galaxias» que fué el período en donde la URSS pasó a «Canillita» y Estados Unidos a «Campeón».

Ahora bien, volviendo a la delicada y sensible sinfonía de capitulación nacional ¿Teniendo en cuenta el impacto y la magnitud del hecho en ciernes (la base), se ha cotejado, mensurado, calibrado cuáles pueden ser las reacciones de otros actores externos con intereses en la región y las consecuencias que ello comportaría?

 Si nos ejercitamos prospecitvamente los escenarios pueden ser variopintos, midiendo cada una de las reacciones de actores contingentes, reales o potenciales.

¿Qué reacción podría generar la efectivización de esta ambigua base por ejemplo en Estados Unidos o en Gran Bretaña?  Desde ya lo primero que se encargó de decir este gobierno era la inexistencia de una finalidad militar. Primera cuestión, existe la sospecha razonable en pensar que los técnicos chinos pueden ser militares, no sería la primera vez en la historia que gente vestida de paisanos después terminan siendo militares, existe la sospecha razonable (aunque ellos la solapen) de que casi la totalidad del personal que inspecciona las obras hable español (recordemos los ejércitos de lingüistas, y el ítem de guerra dialéctica como un vaso comunicante en el concepto chino «Guerra Irrestricta»). Lo concreto es que las sopechas razonables van tomando el cariz de realidad cuando se comprueba que la empresa espacial depende de las FFAA Chinas. La gavilla de «tuiteros» y funcionarios adictos al gobierno K, se afanan para convencer a la opinión pública que se trata de una base meramente civil con fines pacíficos de exploración del «espacio profundo» y refuerzan la añagaza retórica ejemplificando otro convenio espacial «similar» que se firmó con la «Agencia Espacial Europea» en Malargüe, Mendoza, sin embargo son dos situaciones completamente distintas, pues la «Agencia Espacial Europea» no depende de ningún Gobierno, depende de la Comunidad Económica Europea, La Base China en cambio, depende directamente del Ejército Popular de Liberación (PLA).

¿Esto nos puede ocasionar un conflicto con EE.UU?. En principio, supongamos que es cierto que el programa espacial es nada más que para la observación astronómica, lo que también es cierto es que orgánicamente es un elemento que depende del Ejército Popular Chino, no hay posibilidad de negar esto, uno va a la orgánica y eso está colgado del Estado Mayor del Ejército Popular de Liberación, la base con la agencia CLTC dependen de la División o Departamento General de Armamentos y están al mando de un Militar en actividad, el General Zhang Youxia, jefe del Departamento General de Armamentos (GAD) no hay manera de ocultar ello. Si lo sabemos nosotros, también lo saben los Norteamericanos. Si tiene un posible uso militar esto a los ojos de Norteamérica podría verse como una lesión a sus intereses vitales, con esto uno no pretende subordinarse ni espiritual, ni mental, ni profesionalmente a otro país, pero se aprecia que la geografía de alguna manera influencia, no solamente los intereses vitales, nacionales, sino los objetivos de la política, ¿por qué? Porque a nosotros lógicamente nos debe de preocupar y mucho que China tenga bases en la Argentina, pero más nos debe preocupar que los preocupados sean otros, especialmente porque esos paises no van a hacer un descargo diplomático o una nota de protesta para hacer que se vayan estas bases, y esto ha sido así desde la noche de los tiempos y se demuestra de forma palmaria en la actualidad, lo que van a hacer es provocar hechos para que estas instalaciones no se afiancen, recordemos en los Balcanes lo que aconteció, en Kosovo donde el «Ejército de Liberación Kosovar» era una Formación Especial de la CIA, el caso de ISIS en Irak y el Levante, en el Magreb, y el caso de Ucrania, los combates encarnizados que se dan entre pobladores prorrusos y el Ejército Regular Ucraniano, que de «Ucraniano» sólo tiene la autoproclamación, también hay que agregar la aparición de otra milicia de extrema derecha, «Pravy Sektor». El abanico de opciones puede ser muy amplio, las añagazas también, no necesariamente por una situación de disconformidad o que les afecte los «Intereses Vitales» (que están bien delineados en sus plataformas políticas: Impedir que cualquier país ajeno al club nuclear tenga desarrollo nuclear propio, asegurarse que ningún país le niegue el aprovisionamiento de insumos vitales, impedir que potencias enemigas se coloquen en «zonas de retaguardia») o que consideren lesivo para su seguridad nacional va a provocar que nos invadan militarmente, que manden a los marines, pero si pueden disponer de ingenios de inteligencia para desestabilizarnos, pueden ejecutar operaciones de Inteligencia que incluyen el Espionaje, el Sabotaje y la Subversión (bien podrían espolear o azuzar los ánimos de los Mapuches para trasladar el foco de tensión a  la base en Bajada del Agrio). Interpretando los intereses vitales de este Imperio Norteamericano, no se descarta con baja probabilidad de ocurrencia o que nos generen un Conflicto Interestatal con China, o bien que nos generen una crisis interna o Conflicto Intraestatal.

Cabe destacar que el General Zhang Youxia no sólo es jefe del Departamento General de Armamento del PLA (GAD) sino que además es el director del CLTC (Lanzamiento, Seguimiento y Control General de Satélites) es también uno de los 11 miembros del Comité Militar Central del Partido Comunista Chino y para mayor inri es uno de los 5 miembros que goza de sobrada confianza del Presidente Xi Jinping, Secretario General del Partido Comunista (PC). Esta agencia no es integrante de la NASA china, es una agencia que abreva en cuestiones militares vinculada a la dirección general de armamento chino y que persigue como finalidad el control vectorial de misiles, buques, etc etc. La función dual está implícita, pues no sólo la exploración lunar, astronómica es el desiderátum, sino que los instrumentos, la antena de Telemetría (35mts/10mts altura) podría tener un uso dualístico, el turbamiento o la interferencia de las comunicaciones, redes electrónicas, sistemas electromagnéticos, detección de misiles a través del guiado, detentar la capacidad de obtener información sobre el lanzamiento de vectores balísticos, movimiento de Drones y Bombarderos Estratégicos, tiene capacidad de recolectar información de cierta sensibilidad en la eventualidad de una compulsa mundial de magnitud estratégica. Colocar una base china en lo que los Estados Unidos desde la «Doctrina Monroe» denomina su «patio trasero» es»mojarle la oreja». La vieja «Iniciativa de Defensa Estratégica» de Reagan está relacionada con esta base que se está instalando en Neuquén, estas 200 hectáreas regaladas a China la coloca como una futura base de «Iniciativa de Defensa Estratégica» al estilo chino, una base de control espacial inexorablemente controla el espacio electromagnético y eso es una actividad militar sin dudas. Posteriormente restará ver si Estados Unidos va a permitir que se consolide tal emprendimiento. La Base además de gozar del beneficio de exención impositiva por 50 años (un privilegio demasiado grande) gozará del Status de Extraterritorialidad, la base se regirá por leyes chinas y el acuerdo estipula que la argentina permanecerá indemne en caso de conflicto con un tercer actor estratégico, siendo que el espacio donde se emplazará la estación pasará a ser jurisdicción de la República Popular China. ¿Quién nos garantiza que en caso de conflicto, la base no se configure como blanco de guerra en un hipotético conflicto de envergadura? ¿Quién nos garantiza que la Estación se aboque sólo al uso pacífico de sus prestaciones y potencialidad? Puesto que en el año 2007 el Ejército Popular Chino realizó un lanzamiento de un misil con capacidad ASAT para destruir un satélite metereológico desde la base espacial de Xichang que depende de la División General de Armamento a cargo del Grl Youxia (GAD). La Base de Xichang al igual que las otras 3 que están emplazadas en territorio chino, todas dependen del ejército y tienen función dual (además tomando en cuenta que el 70% de los vectores satelitales tiene finalidad prebélica).

Lo más grave de todo, y a riesgo de repetirme «Ad Nauseam» son las tendencias al «suicidio estratégico» de nuestra casta política. La falta de análisis meduloso tensa capilarias y nubla juicios, pues a nadie en sus cabales se le puede ocurrir la jubilosa idea de otorgar un arriendo por 50 años de un territorio apetecible, sin haber pasado por los condignos resortes del poder, esta «entrega» a cambio de «inversiones millonarias e innovaciones científicas» es una cara de Jano. Los actuales dirigentes se la pasan lanzando proclamas de «lucha contra el imperialismo» a destajo, sin embargo esto es cuando menos falaz, y revela el «doble rasero», pues, hablenme de anti-imperialismo en tanto y en cuánto no pacten con claúsulas secretas, sino no son creíbles, no pueden hablar de anti-imperialismo, ni de nada, ¿Dónde está el concepto de Solercia para negociar con los poderosos?. Esa Solercia propia de las Ciencias Políticas de la que deberían estar impregnados los dirigentes políticos? Lo que se evidencia claro es una real sumisión pedisecua, y si es por billetes, mucho mejor.

Muchos Analistas, Militares de Carrera, Diplomáticos y Políticos se han expedido sobre este asunto, veamos algunos comentarios.

El Coronel (R) Enrique Jesús Tonazzi Dieterich remarcó lo siguiente: «...¿Cuáles van a ser las ventajas? Desde ya ninguna, ellos tienen poder y nosotros no, además juegan al Golf al mismo nivel de lo que negocian, y claramente lo hacen mejor que nosotros...».

Y añade: «...Hay que ver cómo reacciona Gran Bretaña, porque éste no es el «patio trasero» de Estados Unidos, es el «patio trasero» de Gran Bretaña. En toda la historia ha tenido mayor injerencia el MI6 que la CIA...».

El Senador Juan Carlos Marino al referirse a la Estación China en desarrollo, sostuvo: «...Este proyecto constituirá una verdadera cesión de soberanía de territorio Argentino a China...».

El Ex-Vicecanciller y Diplomático Roberto García Moritán señala: «...La base puede tener eventualmente una función dual en lo que refiere a su antena, podrá tener capacidad de escaneo de comunicaciones, interferencia de comunicaciones, de rastreo, detección, control y seguimiento de misiles...».

El Intendente de Neuquén Horacio Quiroga también manifestó inquietud e incertitud acerca de los fines que tendrá la base: «...Este acuerdo es raro y sofisticado, tiene claúsulas secretas, la pregunta del millón es por qué eligieron Quintuco y no Tanzania, Alaska o Groenlandia...».

En resumen, son más tinieblas que luces, más incertidumbre y preocupaciones que certezas lo que arroja este «entente», pero aún así en este maremágnum de confusión, entre rendijas, se filtra un elemento claro, y es que Argentina con este convenio termina canjeando soberanía por remesaje crematístico. Resulta pues, muy díficil sopesar o colegir los beneficios que nos granjeará esta cesión sin reluctancias (10% de su utilidad real detentaremos), pero a contramano de ello, no resulta díficil imaginar las consecuencias funestas que nos colocarán en un mapa de hipotéticos riesgos, ni tampoco predecir el comportamiento típico del decisor argentino de «Tomar las de Villadiego» a la hora de blindar nuestros intereses vitales, estratégicos y nacionales.

CARACTERÍSTICAS DE LA BASE:

* Año que entrará en vigencia: 2016

* Duración: 2056

* Locaciones: Pampa del Pilmatué a 30Km de Bajada del Agrio, Provincia de Neuquén, a 1380Km de Bs.As.

* Desiderátum: Monitoreo de los viajes espaciales chinos, consolidación del programa lunar chino, además de contar con utilidades de detección o guiado de misiles, cohetes, misiles con capacidad nuclear hacia múltiples objetivos del Hemisferio Sur.

* Reconocimiento: Los estudios, relevamientos y tareas de reconocimiento en el lugar comenzó en 2012.

* Extraterritorialidad: Regirán las leyes chinas (como en una Embajada)

* Exenciones: Concesión de tierras, libre de impuestos durante 50 años.

* Potencialidad: La Base una vez afirmada otorgará cobertura y visibilidad casi completa de la Tierra, sería a su vez un centro potencial de escaneo de comunicaciones, rastreo y detección de satélites, control de lanzamientos a escala global, misiles, drones, y otras actividades militares semejantes.

* Inversión Estimada: Se desembolsarán alrededor de 300 millones de pesos.

 

 

Más Leídas