República Argentina: 7:07:53am

La huelga policial que desde hace una semana tiene en vilo a la provincia de Misiones, tuvo en la noche del martes (28-feb-2012) un inesperado agravamiento cuando un grupo de uniformados ocupó las instalaciones de la Jefatura de Policía de Posadas. El gobierno provincial dijo que la protesta excedió el marco del reclamo salarial  y que se busca derrocar a la administración de Maurice Closs. Incluso se la vincula al próximo inicio de un juicio por violaciones a los Derechos Humanos en la década del 70, en el que se hallan acusados varios antiguos policías.
Al respecto, el diario progubernamental MisionesOnline, que  habitualmente refleja puntualmente la postura del gobernador Closs, expresó este miércoles (29 feb) en su sitio web. 


“Un grupo de rebeldes acompañado por infiltrados de otras provincias que buscan nacionalizar la asonada policial tomó por la fuerza la Jefatura de la Policía, provocando un grave ataque a las instituciones de la democracia. Antes habían secuestrado una combi con cadetes que se dirigían a iniciar sus funciones y los retuvieron en contra de su voluntad.
“Durante todo el día la radio del Comando Radioeléctrico emitía mensajes golpistas: “Que nos den los cinco mil o que se vaya el Gobierno”. Anoche se firmó la baja de 40 sediciosos. La Justicia pidió la detención de una veintena de insubordinados que violentaron la Jefatura. El grupo rebelde está comandado por ex policías de Misiones y otras provincias. La revuelta coincide con el inicio por primera vez en la historia de un juicio por delitos de lesa humanidad durante la dictadura, a policías misioneros, ahora retirados. El Gobierno ratificó que hizo la mejor oferta salarial del país y que no negociará bajo extorsión. Los tres obispos y el titular de la DAIA llamaron a la reflexión. Anoche comenzó una vigilia en la plaza 9 de Julio en defensa de las instituciones. El STJ se pronunció en una acordada anoche”.
 


Más Leídas