República Argentina: 10:54:44pm

Nacional

La entidad, en una comunicación firmada por su presidente, Coronel ® Francisco Ricardo Verna; su vicepresidente, Capitán de Navío ® VGM, Horacio Gimenez  y el secretario, Suboficial Mayor ® FAA, José Avelino Gerez  dio a conocer el pasado 25 de marzo un pronunciamiento fijando cristalinamente cómo, con el correr de los años, el sueldo del personal retirado se fue degradando abismalmente por incumplimiento de la ley, anomalía que ordena ahora corregir el alto tribunal. Su texto se transcribe a continuación.


La Corte Supremade Justicia de la Nación se pronunció con fecha 15 de marzo del corriente año sobre las asignaciones particulares y no remunerativas otorgadas por el PEN al Personal Militar en actividad en forma reiterada desde el año 2005 y en perjuicio manifiesto del personal retirado y pensionista de las FFAA.

Así lo ha hecho en el Fallo S.301. XLIV Causa Salas Pedro Ángel y otros c/Estado Nacional Ministerio de Defensa s/amparo, por el cual considera que esas asignaciones no son de carácter particular como lo señalan los decretos, sino que queda demostrado que lo son de carácter general y remunerativo correspondiendo su inclusión en el concepto sueldo.

De esta manera y luego de largos años de espera de un pronunciamiento firme y definitivo del más alto tribunal, queda absolutamente claro que la Corte Suprema ha considerado vulnerado el derecho que la Ley confiere al Personal Militar y pensionista de las FFAA.

Desde el 2005 hasta el 2010, en forma sistemática, el PEN otorgó al personal en actividad falsos suplementos particulares con carácter no remunerativo por los Dtos PEN Nro(s) 1104/05, 1095/06, 1994/06, 1163/07, 753/09, 2048/09 y 894/10, marginando ilegalmente al personal retirado y pensionista al que otorgó compensaciones (inexistentes en la normativa legal) de montos muy inferiores a las asignaciones otorgadas a los activos, generando diferencias abismales en las asignaciones y rompiendo en forma absoluta la proporcionalidad de las remuneraciones entre activos y retirados.

Este Fallo sienta jurisprudencia, y las demandas pendientes o  a iniciarse por este motivo habrán de recibir inexorablemente idéntico fallo con el consiguiente perjuicio para el erario del Estado si esta situación no es normalizada a la brevedad  para la totalidad del personal.

 Con ese fin, la Unión del Personal Militar Asociación Civil se dirigirá por escrito a la Presidenta de la Nación y Comandante en Jefe de las FFAA y al Honorable Congreso de la Nación, a los fines de poner en su conocimiento el fallo mencionado, solicitándoles que se dicte la norma legal para aplicar lo resuelto por la Corte a la totalidad del Personal Militar y pensionista de las FFAA.

Sin perjuicio de lo expresado, resulta necesario destacar la imposibilidad del cumplimiento de la Misión Principal de las Fuerzas Armadas (Ley 23.554) por el éxodo de numeroso y calificado personal hacia horizontes oficiales o privados más rentables y la desmoralización del que queda en actividad, gravísima carencia de respaldo para la política de relaciones exteriores de la Patria, en la defensa de sus valores esenciales.

Esperamos que el buen criterio predomine en los poderes Ejecutivo y Legislativo nacionales, a fin de evitar mayores males a los ya ocasionados por este motivo al sector militar y al erario de la Nación. En caso contrario, esta Asociación se reserva el derecho de ejercer las acciones que considere convenientes, tanto en el ámbito nacional como internacional, en defensa de los legítimos intereses de sus representados.

Buenos Aires,25 de marzo 2011

Las dos imágenes son elocuentes. Niños, que ni siquiera todavía han iniciado su formación primaria, escupen con fuerza carteles las figuras de periodistas o personalidades pegadas en afiches denostadores, durante la concentración que organizaciones de izquierda realizaron el pasado 24 de marzo en el marco del feriado oficial por Día de laMemoria.


Era una suerte de “concurso” toda vez que se habían dibujado blancos sobre los rostros. Las criaturas fueron aleccionadas por sus padres que celebraban ruidosamente cada escupitajo. En sus pequeñas, tiernas mentes, quedaba inculcado así el método compulsivo de expresar con la virulencia del salivazo todo aquello que se considera contrario a los deseos de cada uno.

Al aplaudir estas expresiones, difícilmente esos padres puedan luego reprender a sus hijos si éstos, ya en la escuela, en un cumpleaños o donde fuere, repiten esa desagradable metodología frente a sus compañeritos o mayores, para manifestar su enojo o reprobación, tal cual lo hicieron ese día ante sus entusiasmados mayores. La gran pregunta es si este no es el primer paso en la formación equivocada de mentes que luego podrán convertirse en la arcilla fértil para ser moldeadas por mentes enfermas para quienes poco les importa el semejante, si ellos están bien.

Quienes en los 70 quisieron tomar el poder por las armas para vivir luego sus propios privilegios sin importarle demasiado la suerte de sus semejantes, han vuelto a la palestra, pero con otras armas y otras fuerzas, tan letales y peligrosas como aquéllas. En un país que retrocede día a día; con su economía seriamente comprometida, una inflación galopante, la educación y la salud en riesgo, y la seguridad ciudadana cada vez más comprometida, pareciera que sólo importa la ley que conviene a unos pocos, a los que se creen dueños del país y se nutren descaradamente de él.

Solo en ese marco puede entenderse a esa “elite” propia de las estructuras totalitarias, supuestamente intelectualizada, que se permite homenajear académicamente a dictadores que cercenan las libertades públicas, o impedir la difusión de las ideas de quienes piensan distinto, todo lo contrario a la  democracia que se ufanan de representar, en particular cuando, con la óptica intencionada de un solo ojo, una cara de la moneda, exaltan en su propio beneficio la tragedia de los70 y convierten en mitines de desmedidas ambiciones políticas, lo que deberían ser encuentros de contrición y búsqueda de toda la verdad para que nunca más vuelva a pasar lo que pasó.

Más Leídas