República Argentina: 5:11:55am

 

Escrito el sábado 21de mayo de 2010

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Julio Alak, sostuvo este sábado (21-05-2010)  que las denuncias de una diputada de Unión-Pro, de sobreprecios en compras para Gendarmería por el Operativo Centinela, son "tramposas y disparatadas". Aclaró que ahí se comparan con otros organismos "rompevientos con gabanes".

 

"La denuncia realizada por Natalia Gambaro, del bloque Unión-PRO, es disparatada y tramposa, porque compara productos completamente diferentes, con características y especificidades absolutamente distintas", sostuvo Julio Alak en declaraciones radiales y a la agencia Télam, insertadas luego en el sitio oficial de la Presidencia de la Nación y del Ministerio de Defensa.

 

 Gambaro denunció en la publicación de hoy del diario Clarín que el Ministerio de Seguridad, a cargo en la actualidad de Nilda Garré, realizó compras con sobreprecios que llegarían al 500%, pero el ministro de Justicia aseguró que, por ejemplo, la parlamentaria "compara un simple rompevientos con gabanes".

 A fines del año pasado, el Gobierno nacional lanzó el programa de seguridad para el conurbano bonaerense denominado Centinela, que preveía el envío de 6.000 gendarmes hacia ese sector de la Provincia de Buenos Aires.

 Para ello, la cartera de Alak -a cargo de Gendarmería hasta mediados de diciembre pasado- decidió la compra de insumos, entre ellos camperas, escritorios para computadores y vehículos.

 Según dijo Gambaro, al comparar esas compras con las hechas por otros organismos públicos encontró sobreprecios que pueden llegar al 500%.

 Alak afirmó que "se han comparado productos según códigos de catálogos cuya descripción es similar, pero no se ha profundizado en las especificaciones técnicas propias de cada uno de los pliegos".

 "En el caso de las camperas, las especificaciones son de características diferentes, la Agencia Nacional de Seguridad Vial compró camperas isotérmicas impermeables 100% poliéster, una prenda convencional, y que los requerimientos para una fuerza como Gendarmería deben adecuarse a las múltiples características climáticas y geográficas", dijo Alak.

 En cuanto a los vehículos utilitarios, el ministro dijo que "se debe diferenciar el precio de una unidad naftera base, sin accesorios de ningún tipo, del valor de los vehículos diesel requeridos por Gendarmería, que incluyen equipamiento técnico especial (equipos de comunicación inteligente, balizamiento, sirena, ploteo integral y otros elementos de seguridad y logística)".

 "Esos procesos incluyeron la publicación de los pliegos de compra tanto en el Boletín Oficial como en medios de comunicación de alcance nacional con el fin de garantizar la máxima transparencia y publicidad de las operaciones", concluyó el ministro, de acuerdo a la información oficial.

 

  


Más Leídas