República Argentina: 2:36:27am

También que: «Esto no es un libro. Es un grito sublevado; un llamado de atención; una apelación a parar la pelota enloquecida en que se ha convertido la Argentina de hoy. Tenemos en la mano un panfleto; o una moderna apelación a esa pretérita forma de escrito político que siempre vuelve; que aparece cuando la actualidad lo reclama; cuando las ideas arden; cuando es necesario; en el camino al infierno; ser claro; breve y categórico». Marcos Aguinis recurre al lamento final de Belgrano para poner el estetoscopio sobre el corazón de esta pobre patria y reportar sin anestesia un diagnóstico angustioso: fuimos ricos; cultos; educados y decentes; en unas cuantas décadas nos convertimos en pobres; mal educados y corruptos. La crónica periodística recoge día a día datos que no son nuevos; males que sin embargo van tomando formas cada vez más difíciles de revertir. La pobreza en la educación da lugar a una falta de valores básicos; que a su vez abre camino a la corrupción; que forja siempre una matriz perversa que desemboca en el absolutismo; y así siguiendo. ¿Qué hacer cuando no se soporta más; cuando en la atmósfera quema la arenilla de una cólera que no se sabe de dónde viene ni adónde lleva? No quedarse callado; levantar la voz; decir a los gritos eso que duele; eso que lastima; como una forma única de empezar a sanar. ... 

 Sr.  Director,  no estoy haciendo una propaganda para que se compre el libro, ni mucho menos, sólo me hago eco y extraigo un concepto que sólo un escritor de la calidad intelectual  del autor puede resumir en tan pocas palabras y que lamentablemente tienen una vigencia contundente. A mi modesto entender, lo que está pasando en los campos de  la familia. Etchevehere, en la Provincia de Entre Ríos, es el resultado de lo que vaticinó, Manuel Belgrano quien si fue un prócer, y que, sólo ese hombre como tantos que se jugaron dando lo más preciado de un ser humano, desinteresadamente e hicieron la verdadera y próspera Patria Argentina, no aquellos que hoy quieren poner en el bronce, en calles, monumentos  y cuanto lugar público se le ocurre a personas sin principios éticos, no obstante su largo y abundante carga de sospechas de corrupción. Por más monumentos y recordatorios que les hagan nunca los ciudadanos de bien olvidaremos sus antecedentes aunque la justicia falle lo contrario en todos esos juicios en danza e inescrupulosos. En estos días vimos por los medios el más crudo reflejo de la alteración del orden y las violaciones a la Constitución, leyes y reglamentos.  La Policía de Entre Ríos utilizada ilegalmente tanto por el primer responsable que es el Gobernador Bordet, su ministro y el Jefe de policía, acarreando mercaderías como changarines para los usurpadores y en su caso, delincuentes.  Escenas indignantes al más bajo nivel para una fuerza policial como tantas de nuestro país bajo la ideología de los gobernantes. 

Una funcionaria actual del Gobierno a cargo de un organismo de dudosa actividad y  seguro provocador de más carga presupuestaria inútil en la actual situación económica del país, quien es MIRIAM LILIANA LEWIN, durante una conferencia llevada a cabo en la Sociedad Italiana de Victoria Entre Ríos hace unos años, delante de muchos asistentes en que yo estuve, denostó a la policía de esa provincia “como la más coimera y corrupta”...(sería importante que algunos asistentes y la comisión de esa Sociedad aporten más datos de fecha, hora y expositores), seguramente hoy no opinaría lo mismo al haber esa fuerza policial, dejado actuar y circular libremente a la banda de Grabois y funcionarios públicos ajenos a la provincia. Sería muy importante que la policía y el juez Florez de La Paz y el o los fiscales de turno publiquen urgente la lista de los usurpadores, sus antecedentes, origen y que actuaciones se labró de oficio como corresponde ante las innumerables violaciones cometidas por los mismos.

 

Carlos María Frati

DNI 7.860.329

 

Más Leídas