República Argentina: 1:46:45am

El  informe precisó que en las últimas horas se confirmaron los ocho primeros casos entre integrantes de las Fuerzas Armadas. Seis pertenecen a la Marina y dos a Ejército. Los últimos ya fueron dados de alta y se trata de suboficiales que habían llegado del exterior. Son de las provincias de Jujuy y Buenos Aires y los casos de los marinos son más preocupantes si bien están aislados y fuera de peligro. Son efectivos que estaban distribuyendo alimentos a la población en Ushuaia y Río Grande a través del despliegue que esa fuerza militar desarrolla en Tierra del Fuego.

Los enfermos son cinco mujeres y un hombre. En el parte difundido por el Ministerio de Salud se puntualizaba que de los 98 nuevos casos de coronavirus positivo, ocho pertenecían a Tierra del Fuego. Infobae pudo saber de manera exclusiva que de esa cantidad, seis son militares. Hasta el momento, en la provincia más austral del país se registran 117 casos positivos de los 2.669 que se confirmaron en la Argentina.

En la cifra de Tierra del Fuego, y tal como se destaca en el “reporte” difundido por la cartera a cargo de Ginés González García, “se incluyen 11 casos existentes en las Islas Malvinas según información de prensa (debido a la ocupación ilegal del Reino Unido, Gran Bretaña e Irlanda del Norte no es posible contar con información propia sobre el impacto del COVID-19 en esa parte del territorio argentino)”.

Así como las últimas semanas el Ejército desplegó su capacidad logística en Quilmes y La Matanza, para colaborar en la distribución entre los barrios más carenciados de esos distritos del conurbano bonaerense, la Armada Argentina –además de hacer lo propio en Zárate, Luján y Exaltación de la Cruz– realiza un amplio despliegue en las zonas más humildes de Río Grande y Ushuaia. Se trata de los integrantes de la denominada “Zona de Emergencia Tierra del Fuego”.

En la capital provincial ya se entregaron más de 2.500 bolsones con distintas mercaderías a las familias en sus domicilios. El reparto lo hace personal de la Base Naval Ushuaia y del Batallón de Infantería de Marina Número 4. El circuito de distribución se realiza con vehículos de la Armada y de diversos organismos estatales.

En tanto que en Río Grande se procedió a la entrega de alimentos desde escuelas que se convirtieron en puntos de distribución. Allí interviene el personal del Batallón de Infantería de Marina Número 5.

El personal aislado y enfermo por coronavirus son justamente a oficiales y suboficiales de la Base Naval Ushuaia.

Seis integrantes de la Marina desplegados en Tierra del Fuero enfermaron de coronavirus. En Ushuaia y Río Grande, distribuyen alimentos entre la población más carenciada. Fuerzas Armadas

Infobae pudo establecer también de fuentes oficiales que hay 22 integrantes de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) con resultado positivo de coronavirus. Todos están fuera de peligro y aislados. La mayoría estaban destinados a Bariloche y Ushuaia. Los otros 102 efectivos que estaban aislados en la ciudad capital de Río Negro retomaron sus tareas en las últimas horas ya que terminaron su cuarentena y los resultados del test fueron negativos. Todos ellos cumplían tareas esenciales.

 

Entre otras fuerzas de seguridad, como Prefectura y Gendarmería, no se registraron casos. Aunque varios integrantes de esta última fuerza permanecen aislados en Bariloche por presentar síntomas leves y a la espera de los resultados.

El  jueves  por la tarde se conoció un número que impacta y que también pega de lleno en la trinchera de la lucha contra ese enemigo invisible que es el COVID-19: al menos 53 trabajadores de dos clínicas privadas porteñas contrajeron la enfermedad. Treinta y cuatro de ellos son médicos, camilleros, enfermeros y personal de administración del Sanatorio de La Providencia. Los otros 19 son profesionales del Hospital Italiano.

A esos enfermos del sector de la salud se suman otros cinco médicos y diez enfermeras del Hospital General Manuel Belgrano, ubicado en el municipio bonaerense de San Martín. Días antes de conocerse la novedad, el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, había visitado el establecimiento. Por ese motivo se realizó un estudio de coronavirus que resulto negativo.

Que se enferme personal de la salud es un verdadero incordio ya que disminuye la capacidad de atención. Por ejemplo, por 14 días, casi el 35% de los trabajadores del Hospital Belgrano permanecen en cuarentena obligatoria ya que tuvieron contacto directo con los enfermos.

Los casos positivos entre las fuerzas de seguridad y de las Fuerzas Armadas que dieron positivo pueden aumentar en los próximos días ya que hay varios con síntomas y que están aislados. Desde el Ministerio de Defensa de la Nación, a cargo de Agustín Rossi, se hizo saber a Infobae que una de las condiciones que existen para que las tres fuerzas armadas desplieguen sus tareas logísticas en las 14 zonas del país en las que están colaborando es la de contar con el material imprescindible para la protección de cada uno de los integrantes, desde barbijos y alcohol en gel, hasta trajes especiales para aquellos que trabajan en sanidad y pueden estar en contacto directo con los enfermos por coronavirus.

Lo mismo ocurre con los agentes de la PSA, que también están en la primera línea de trabajo, como por ejemplo, trasladando a los pasajeros que llegan de países donde la pandemia azota con intensidad. “Obvio que va a haber contagiados entre los integrantes de las fuerzas de seguridad de la nación y de las Fuerzas Armadas, que colaboran en la guerra contra el COVID-19, pero son víctimas del trabajo que realizan todos los días, las 24 horas, y no chivos expiatorios como algunos quieren hacer ver”, razona ante Infobae uno de los responsables de la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

 

Más Leídas