República Argentina: 2:15:04pm

La ceremonia se realizó de en la Base Naval de Puerto Belgrano y es la primera, por su importancia, que se realiza tras el hallazgo del submarino ARA San Juan, el pasado 16 de noviembre.

La desaparición y búsqueda del navío marcó los últimos trece meses gestión de la Armada y dejó huellas dentro de la fuerza. "Avisoro aguas más tranquilas de las que he tenido", dijo en su discurso de despedida el contralmirante Vernazza. 

No obstante, de acuerdo al relato de un enviado del diario Clarín. no le planteó un escenario fácil de afrontar a su sucesor, el contralmirante D´Angelo. "La tarea que le espera no es menor. Hay mucho para hacer y poco con qué hacerlo", le advirtió el jefe saliente.

"Responsabilidad trascendente tendrá por delante. La Defensa y la salvaguarda de la vida en el mar y la custodia de los recursos naturales, entre otros. Y no tendrá los medios suficientes para llevarlos a cabo", lanzó Vernazza, quien de todos modos no dudó de la gestión de su reemplazante.

"Es un excelente profesional y el equilibrio de sus acciones, marcará sin dudas su éxito", agregó en referencia a D´Angelo, quien hasta abril pasado estuvo al frente de la base naval ubicada a 30 kilómetros de Bahía Blanca y donde se asienta la Flota de Mar.

Vernazza habló frente al vicealmirante José Luis Villán, jefe del Estado Mayor de la Armada, quien en marzo pasado lo designó al mando del COAA y propuso su ascenso, desde la dirección de Comunicaciones e Informática. Fue tras la apertura de un sumario interno y el pase a disponibilidad del contralmirante Luis López Mazzeo, a cargo del COAA cuando se perdió el submarino.

López Mazzeo es protagonista de una fuerte interna con el anterior jefe de la Armada, almirante Marcelo Srur, evidenciada en sus testimonios confrontados ante la bicameral del Congreso que investiga la desaparición del ARA San Juan.

 

Más Leídas