República Argentina: 12:09:26pm

La junta de accidentes está integrada por tres ex comandantes del submarino San Juan: contralmirante (RE) Adolfo Gustavo Trama, contraalmirante (RE) Alejandro Kenny, y capitán de navío (RE) Jorge Bergallo, padre del segundo comandante de la nave desaparecida Jorge Ignacio Bergallo, uno de los 44 tripulantes del submarino.

Según la decisión de Aguad, la junta será independiente de la Armada y tendrá presupuesto propio. Con este plata tendrá la posibilidad de contratar, si así lo decide, especialistas extranjeros para “garantizar la máxima transparencia” a la investigación, explicó Clarín.

Esta junta asesorará al jefe de Asuntos Legales del ministerio de Defensa que quedará a cargo del sumario, Juan Manuel Mocoroa. Actualmente, el sumario lo instruye el jefe de la armada, almirante Marcelo Srur pero en los próximos días pasará a Mocoroa, un hombre de confianza de Aguad. En la resolución que Aguad sacará en las próximas horas se especificará la facultad de la junta que incluirá recibir todo tipo de documentos y testimonios, entre otras. El gran obstáculo es que si no se localiza al San Juan y por lo menos se lo fotografía será difícil saber qué pasó con la nave.

La jueza de Caleta Olivia, Marta Yañez, espera el sumario para direccionar la investigación penal del accidente.

Las fuentes precisaron que la suspensión provisoria pesa sobre el comandante de Adiestramiento y Alistamiento Naval, contralmirante Luis López Mazzeo y el jefe de la base de submarinos, capitán de navío Claudio Villamide.

“Es una medida provisoria para que no entorpezcan la investigación”, comentaron las fuentes.

Hasta las últimas horas la mañana, Aguad no había recibido formalmente los pedidos de pase a retiro de cuatro altos oficiales navales, una forma de poner paños fríos en la interna de la Armada. Clarín había revelado ayer en exclusiva que en solidaridad con López Mazzeo "pidieron el pase a retiro los comandantes de la Aviación Naval, contralmirante Gustavo Vignale; de la Infantería de Marina, contraalmirante Bernardo Noziglia y de la Flota, contraalmirante Rafael Pietro; además del Jefe de Mantenimiento". Estos comandantes consideraron “injusto” que López Mazzeo tenga que hacerse responsable por la crisis del San Juan. La suspensión de López Mazzeo, uno de los candidatos a reemplazar al actual jefe del arma, almirante Marcelo Srur, había ocurrido el viernes pasado, pero recién se conoció ayer.

Se trata de un formalidad clave porque Aguad tenía decidido aceptar los pedidos de pase a retiro que se le presentaran. Según las fuentes “los pedidos tampoco habían llegado ayer a Srur”. Esta medida descomprime la crisis inédita de la Armada creada por el pedido de pase a retiro de contralmirantes que seguramente iban a constituir la nueva cúpula naval.

Sin embargo, Aguad tiene decidido “pasar a retiro a todo aquel que se oponga a la investigación que será totalmente transparente”.

Para las fuentes la suspensión de López Mazzeo “es transitoria y su destino depende el resultado de la investigación interna”.

El sumario investiga dos grandes ejes. Uno es el retraso en informar al Gobierno de que el miércoles 15 la Armada había perdido contacto radial con el submarino San Juan. Y el otro eje es el mantenimiento y los últimos chequeos que se le hicieron al submarino antes de partir a su misión en Mar del Plata y en Ushuaia. Este último punto incluye la cuestión del cambio de las 960 baterías que pesan media tonelada cada una. Ayer se supo que no se le pusieron nuevas en el mantenimiento de media vida sino que solo se las replacado.

Esta investigación interna retrasa los pases a retiro y ascensos de los altos oficiales de la Armada, que generalmente se realizan a fin de año, para hasta después que termine esta investigación.

 

 

 

 

 

Más Leídas