República Argentina: 6:11:30am

En cuanto al reactor carguero británico, se trató de la primera aeronave militar que toca suelo argentino desde 1982 cuando estalló la guerra de Malvinas. Su tripulación fue recibida con una mezcla de agradecimiento por la ayuda y cordialidad, sin poder disimular la contrariedad por la falta de noticias del navío perdido.

La búsqueda del submarino ARA San Juan ingresó en una etapa desesperante. Es que este miércoles se cumplieron  siete días desde la última vez que el buque mantuvo contacto con la base naval y si no pudo emerger en este tiempo, la disponibilidad de oxígeno estaría en su límite. Tampoco lanzo la boya de comunicaciones como otros elementos de ubicación por lo que se presume que algo gravísimo debió haber ocurrido a bordo para impedir que su tripulación diera esos pasos elementales

Las novedades que se esperaban con gran expectativa en el primer parte oficial del día, a cargo del capitán Enrique Balbi, fueron todas negativas. Si bien surgieron varios "indicios" en las últimas 24 horas, ninguno de ellos permitió conocer el paradero el buque argentino.

La más importante se produjo ayer, recordó el diario Infobae,cerca de las 19, cuando un buque británico observó tres bengalas de emergencia: una de color naranja y dos blancas. A partir de ese momento se desplegaron distintos mecanismos para encontrar la zona desde donde habrían partido las señales lumínicas, pero todos fallaron. "Al momento no tenemos ningún rastro del submarino", resaltó el portavoz. 

Se realizó un patrullado marítimo con sonares (un destructor y dos corbetas argentinas) durante la madrugada, se envió a la aeronave de exploración P8 de EEUU y se dispuso un vuelo bajo de un avión brasileño. "De esos tres medios, que es la forma de corroborar un contacto, en esa zona no hay nada que suponga que esté el submarino San Juan", precisó. 

"No sabemos de dónde vinieron las bengalas. Fueron vistas al este de la Península Valdés, en el área que el buque debería haber tomado para trasladarse a Mar del Plata. A las 200 millas está el caladero más importante del Atlántico Sur y es una zona que está repleta de pesqueros", desarrolló Balbi de acuerdo a Infobae

 

 

Más Leídas