República Argentina: 8:57:48am

 

Con retrasos y un pedido de 278 millones de pesos de refuerzo presupuestario "muy urgente" comenzó la campaña antártica de verano 2015-2016. Se trata de una carrera contra el reloj para abastecer a todas las bases argentinas y relevar al personal- porque cuando comienza el cierre de los hielos no se puede seguir operando. Y este año tendrá la peculiaridad que la campaña la comienza un gobierno y la heredará el que asuma el 10 de diciembre.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, general Luis María Carena, advirtió la semana pasada al ministro de Defensa, Agustín Rossi, en una nota interna a la que accedió Clarín que si no se giraban esos 278 millones peligran 5 misiones de la campaña. Carena puntualizó que no podrá zarpar los oceanográfico Puerto Deseado, de transporte Canal de Beagle e incluso el rompehielos ruso Vasily Golovnin. Tampoco podrían salir los vuelos para el relevo de la dotación de la base Belgrano II, y el aerolanzamiento de carga para el abastecimiento de esa misma instalación (Ver facsímil).

Carena se hizo eco de los pedidos del Comando Operacional que da apoyo logístico a las actividades científicas en la Antártida.

En otro informe interno, se puntualiza que un primer refuerzo presupuestario de octubre se usó para pagar el rompehielos ruso (154 millones), repuestos de aviones (69 millones), vestuario (18 millones) y víveres (17 millones).

El informe subraya que, en cambio, se encuentra sin financiamiento hasta ahora el transporte de personal y carga de la base Belgrano II (63 millones), más víveres (139 millones), más repuestos de aviones (8 millones), otros insumos (13), mantenimiento y reparaciones (10) y otros servicios (20).

Desde el 2012, las campañas antárticas se retrasaron, incumplieron y estuvieron cruzadas por denuncias de corrupción. Por ejemplo, por esos desmanejos la empresa Transporte & Services y Assine inició un reclamo administrativo de 22 millones de dólares por la falta de pago de los servicios del buque polar Timca de Holanda que se usó en la campaña de ese año. Si se le suman los intereses, la deuda puede llegar a 30 millones de dólares. Desde que se incendió el rompehielos argentinos Almirante Irizar en el 2007, la Argentina tiene que alquilar ese tipo de buques en el exterior.

Tradicionalmente, la campaña comenzaba el 10 de octubre pero sucesivamente se viene retrasando su inicio. Un experto dijo que empezó "con un mes de retraso". Sin embargo, un vocero del Ministerio de Defensa consultado por Clarín negó que haya retrasos y destacó que la salida del buque ruso desde Buenos Aires es "el 13 de enero, la misma fecha que el año pasado". Por otra parte, el vocero afirmó que el contrato del rompehielos ruso "se paga por adelantado y no en tres cuotas porque se hizo un descuento de 600 mil dólares. Además, se firmó un seguro para cubrir cualquier deficiencia en el servicio". Además, la Fuerza Aérea cuenta con solo dos aviones Hércules C-130 en condiciones de volar y si uno falla, se retrasaría la campaña. Cristina Kirchner había prometido que el Irizar estaría este año en funciones. Sin embargo, con el costo de su reparación, más los alquileres de buques extranjeros se podría haber comprado un rompehielos de última generación a Finlandia o Canadá

 

 

Más Leídas